Fecha actual 25 Jun 2019 9:52

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 11 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tribó)
NotaPublicado: 26 Mar 2019 14:01 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 05 Ago 2007 22:51
Mensajes: 4933
Como es una persona entrañable y posiblemente, bastantes de los aquí Foreros lo conoceís ( yo he tenido el placer de compartir numerosas vivencias y hasta encuentros ), además de haber sido Tertuliano aquí y en otros foros de ópera bajo un nick ya conocido, copio y pego el reportaje/homenaje que hoy le dedica, la Vanguardia. ( ya que los enlaces , no funcionan).
Entrañable y plenísimo de anécdotas el Maestro Tribó, al que felicito desde aquí y felicitaré in person

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------






















La memoria viva del Gran Teatre

Jaume Tribó, el susurrador de los cantantes, lo cuenta todo


Una figura clave, maestro apuntador del Liceu desde 1975



Jaume Tribó, el susurrador de los cantantes, lo cuenta todo
El Cercle del Liceu le dedicó uno de sus almuerzos coloquio a Jaume Tribó. en el centro conversando con Francisco Gaudier, presidente del club (Xavier Cerve




Lleva una corbata muy musical, regalo de alguno de los innumerables cantantes a los que ha asistido desde su escondite a lo largo de cuatro décadas. Porque si de algo puede vanagloriarse Jaume Tribó, maestro apuntador del Liceu desde 1975 –el único que ejerce en la península Ibérica–, es de la amistad que le une a los grandes divos. Les ha recordado el texto del libreto, fijado el tempo, definido la dicción y asegurado el flujo de la obra.

Pavarotti le prometió que iría a su boda (al final no pudo ser); Plácido Domingo le llamó para inaugurar el renovado Teatro Real de Madrid, con Divinas palabras de García Abril, y Montserrat Caballé lo reclamó de todas partes. Desde Niza le llamó un día: “Coge un taxi, tengo función de esta noche”.







“Villazón gastaba bromas: decía que iba al baño justo cuando debía salir a cantar ‘Una furtiva lagrima’”

¡No sin mi apuntador!

“De los grandes todos sabemos las virtudes. Yo no voy a decir que sepa los defectos pero sí que les he tratado más de cerca. He escogido una profesión que consiste en ayudar. A mí me satisface”, declara Tribó en el transcurso de una comida coloquio que le dedica el Cercle del Liceu. “Soy amigo tanto de los divos como de los coristas”, añade.

La suya promete ser una charla amena e hilarante, pues explica sus experiencias con artistas –Rolando Villazón le gastaba bromas, como anunciarle que tenía que ir al baño justo cuando debía salir a cantar Una furtiva lágrima– y además repasa los anales del Liceu, con anécdotas, accidentes, nacimientos, fallecimientos y perros que caen del 4.º piso durante la representación. Eso en el siglo XIX.




“La señora Caballé me llamó un día: ‘Coge un taxi y ven para la función de esta noche’. Era en Niza”

¿Cómo se convierte uno en apuntador del Liceu?, le preguntamos.

Fue en época del empresario
Joan Antoni Pàmias. Se estrenaba una ópera en catalán del compositor de sardanas Jaume Ventura Tort. Y Tribó debió hacerlo bien porque lo siguiente fueron títulos en alemán, polaco, húngaro, ruso, checo... e italiano, claro, hasta hubo una ópera con acento veneciano.

“Yo estudié lengua y literatura italiana, pero el lenguaje de las óperas no es el de la calle. En checo sé decir muerte, asesinato, sangre, crimen... la diferencia entre puñal y espada. En húngaro no sé dar los buenos días pero te hago Bartók”.




Su técnica italiana , esto es, decir las frases al ritmo de la música, la aprendió de Joan Dornemann, discípula a su vez de Vasco Naldini, “el Toscanini de los apuntadores, pues estaba en la Scala en tiempos de Callas, Tebaldi, Del Monaco, Di Stefano, Corelli, Bastianini –enumera–. Era un señor de vida escondida que hizo fama al exigir Callas que viajara a Dallas para una Medea, en 1957”.

Hoy, la figura del apuntador de ópera cae en desuso en algunos teatros, aunque el Metropolitan de Nueva York tiene siete. “Yo en cambio estoy solo”, dice Tribó. La concha de zinc que tenía el Liceu, cuyo material proyectaba tan bien la voz, ya desapareció. Ahora el escondite se asimila a veces en la escenografía.




En checo, ruso o húngaro, no sé dar los buenos días pero sé decir ‘muerte’, ‘sangre’, ‘crimen’, ‘puñal’”

“Se puede esconder de muchas formas mi lugar; en la próxima Gioconda hay una tumba o una piedra, o una estatua. No soy ni muy gordo ni muy alto, quepo en muchos sitios. Y además ahora mi asiento es como de aviador. Y si no, me sitúan a un lado del escenario, cosa que no sirve de mucho porque los artistas no cantan de perfil”.




¿La vivencia más emocionante en su cubículo? “La filatura de Caballé en la Stuarda del 78: cuando todo el mundo creía que la voz se le acababa, hacía un crescendo”.

Cuando en otros tiempos, la temporada de ópera del Liceu comenzaba en noviembre y acababa en enero –y en febrero arrancaba el ballet–, Tribó era reclamado por otros teatros: hacía la temporada de Valencia, la de Zaragoza, le pedían en Bilbao, Oviedo... Incluso al impecable Alfredo Kraus ayudó en el primer ensayo de Rigoletto: “La donna è mobile” y “È sempre misero” son las entradas que tararea.




“De niño ya quería ser apuntador. Y me inquietaba en el 5.º piso del Liceu si un cantante se saltaba una frase”

“Lo más lejos que he ido ha sido a Cincinnati, para una versión íntegra de Don Carlo –comenta–. Me llamaban los directores de orquesta que antes habían sido pianistas repetidores en el Liceu. Pappano me llamaba de La Monnaie de Bruselas o de Mannheim. Comparado con aquello, mi actual horario de ensayos, de 11 a 2 y de 4 a 8, es como ir al Banco de Bilbao”, bromea.

Pero la memoria de Tribó va más allá de los 44 años que ha trabajado en el teatro de la Rambla: en el 2005 publicó los primeros anales que van de 1847 a 1897, el primer medio siglo de vida.“A mí me interesa el pasado del Liceu. Es la cosa que más quiero”, dice. “Y me alarmó que gente de EE.UU. me preguntara si Caruso había cantado en el Liceu. ‘Me parece que sí’, decía. ‘¿Y cuándo?’ ‘Creo que a principios del siglo XX’. ‘¿Qué cantó y con quién?’ ‘Pues no lo sé’”.




Respuestas indignas de un hombre que siendo un niño, y sentado en las butacas del quinto piso, sentía desasosiego cuando veía que un cantante se saltaba una frase. Le sucedió a la soprano turca Leyla Gencer en su primera Norma. “Sí, yo me sabía el texto de la Norma”, afirma entre resignado y divertido. Ya quería ser apuntador.

¿Y cuándo fue que Caruso cantó?

“Voy a parecer pedante, pero lo sé: fueron dos días, 20 y 25 de febrero del 1904. Y cantó aquí y no cantó en el Real a pesar de que allí le pagaban mejor”.

Tribó es un archivo viviente. Ha pasado años en la Biblioteca de Catalunya leyendo el Diario de Barcelona para documentar esos anales. Y ahora quiere sacar los de 1897-1947. “En el Liceu cada día pasaban cosas. ¿Quieren que saque la lista?”

Y así es como Tribó hace las delicias de los comensales que han acudido a este ágape organizado por los socios del Cercle con la intención de conocer y reconocer “esta actividad casi imperceptible de rumores y susurros, pero de capital importancia”, como apunta el vicepresidente del club, Pepe García Reyes, al introducir al maestro.




“Mi técnica italiana de decir las frases al ritmo de la música viene de Vasco Naldini, al que Callas hizo famoso”




“Los primeros 40 años se hacía un programa mixto con teatro de prosa, tenorios, rondeñas y un ‘divertido sainete’. Con títulos como Fabio el novicio, La monja sangrienta, El bandido incógnito en las ruinas de los templarios... o Los funestos efectos de los odios demasiado inveterados en el seno de las familias”.

Y señala que sorprende que ni por tradición oral haya llegado que hubiesen caídos dos perros del cuarto piso. Pues en el Liceu entraban perros acompañados de sus dueños, incluso gatos.

“Hay el caso de un enorme perrazo que cae desde el 4.º piso al anfiteatro y muere de la caída. Y se abre una investigación del ayuntamiento que nos confirma que ‘cayó solo, que no hubo intencionalidad criminal’ (risas). El pobre cayó de la emoción que le causó el acto segundo de Guillermo Tell”.

Que entraban y salían perros del teatro lo supo Tribó porque en una inauguración se puso fin a esa práctica: “Prohibida la entrada de perros, ni siquiera acompañados de sus dueños”, rezaba la norma. “Se prohíbe tararear aquellas melodías que hayan sido memorizadas” y “llevar el compás con los abanicos”.

Las risas en el comedor del Cercle van in crescendo. Más aún cuando Tribó cuenta el episodio del gato que cae del 5.º piso sobre la barandilla de la orquesta, rebota contra una butaca vacía y sale maullando. O el suceso de una mujer de Cádiz que dio a luz en el Liceu y decidió ponerle Eliceo a la criatura.




“Hoy no pasan cosas tan divertidas, aunque yo me he reído mucho... Una vez me tuve que esconder de la risa. Fue en un Trovador con la soprano Ángeles Gulín en el que salía el tenor corriendo. El hombre tropezó, se colgó del collar de ella... y yo recogiendo las bolitas que me iban llegando”. Y asoman lágrimas en los ojos.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cito la fuente : La Vanguardia ( M. Chavarría )


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tr
NotaPublicado: 26 Mar 2019 14:28 
Desconectado
Concertino
Concertino

Registrado: 12 Ene 2016 4:29
Mensajes: 856
Mis parabienes al maestro Tribó, que encarecidamente te ruego estimado amigo se los hagás llegar cuando las felicitaciones sean en persona.

Saludos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tr
NotaPublicado: 26 Mar 2019 15:27 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 05 Ago 2007 22:51
Mensajes: 4933
Rubini escribió:
> Mis parabienes al maestro Tribó, que encarecidamente te ruego estimado
> amigo se los hagás llegar cuando las felicitaciones sean en persona.
>
> Saludos.

Encantado de tu parte, probablemente próxima semana al final o durante las GIOCONDA

Supongo que Jaume T. estará apuntando a Alagna durante sus Canio / Turiddu del próx.dic. y si coincides por Barcelona, lo podrás saludar ( incluso con posible cena si puede organizarse )

Muy divertidas todas las anëcdotas que Tribó cuenta y conoce y no cuenta , je...je...


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tr
NotaPublicado: 26 Mar 2019 17:11 
Desconectado
Administrador
Administrador
Avatar de Usuario

Registrado: 16 Sep 2013 14:21
Mensajes: 654
Ubicación: San Francisco
Interesante artículo. Gracias por compartir.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tr
NotaPublicado: 26 Mar 2019 19:21 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 05 Ago 2007 22:51
Mensajes: 4933
Esa anécdota que cuenta J. Tribó del TROVATORE con la Gulín, o bien es una mala transcripción de la periodista o bien no sucedió en el Liceo ( Angeles Gulín nunca cantó la Leonora de TROVATORE en el Liceo; en otro teatro, podría ser )


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tr
NotaPublicado: 26 Mar 2019 22:50 
Desconectado
Segundo atril
Segundo atril

Registrado: 26 Ene 2008 1:54
Mensajes: 89
tucker escribió:
> Esa anécdota que cuenta J. Tribó del TROVATORE con la Gulín, o bien es una
> mala transcripción de la periodista o bien no sucedió en el Liceo (
> Angeles Gulín nunca cantó la Leonora de TROVATORE en el Liceo; en otro
> teatro, podría ser )

Esa anécdota ocurrió en Oviedo en Septiembre de 1.980, cantábamos con los mismos solistas de Bilbao, exceptuando al tenor Bonisolli que no fué a Oviedo, le sustituyó un tal Bruno Ruffo. Esta anécdota ya la conté en el anterior foro y fue en la escena segunda del segundo acto, cerca de Castellor, en la corbata la Gulín y muy cerca su sirviente Inés, en el momento que sonaba un órgano interno y cantaban las "monjas", se oyó un redoble monstruoso, nos volvimos hacia el ruido y vimos a la Gulín volviéndose de espaldas al publico tratando, desesperadamente, de sujetar las bolas de madera de un voluminoso collar que llevaba, con impotencia bajó los brazos y todas las bolicas fueron rodando hasta el foso de la orquesta porque el Campoamor no tiene candilejas.
Luego si, en la siguiente escena, estábamos los que acompañamos al trovador encima de un practicable, cuando hace éste su entrada apartándonos con suficiencia, bajó un peldaño, se pisó la capa y bajó los restantes peldaños a saltos cayendo de rodillas ante la Gulín así como...ya estoy aquí.
Saludos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tr
NotaPublicado: 26 Mar 2019 22:56 
Desconectado
Segundo atril
Segundo atril

Registrado: 26 Ene 2008 1:54
Mensajes: 89
En cuanto a Jaume Tribó, para nosotros fue primordial, lo tuvimos muchos años en nuestros festivales del viejo Coliseo Albia, le queríamos mucho, era encantador y si tuvimos alguna actuación memorable fue gracias a él, ya que los directores suelen preocuparse por otras cosas como para dar las entradas al coro, pero era Jaume el que nos las daba y nos dirigía. En cuanto estés con él, dale un abrazo enorme, como el que le dimos en la cena tras una Madama Butterfly en el Liceo con nuestra amiga Cristina Gallardo Domás.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tr
NotaPublicado: 26 Mar 2019 23:18 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 05 Ago 2007 22:51
Mensajes: 4933
No recordaba esa anécdota en Oviedo.
Lo que sí puedo decir de lo que cita Tribó respecto a Antonio Pappano, éste a mitades de los 80s fue durante un período de tiempo, el maestro repertorista del Liceo cuando en el Liceo el director musical era Romano Gandolfi ( y Vittorio Sicuri , el del coro ).
Gran época aquella, de esplendor artístico. Pappano fue fichado como titular musical de la Monnaie de Bruselas ( el Liceo lo dejó perder )y durante un tiempo, se llevó a J. Tribó como maestro apuntador a la capital belga


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tr
NotaPublicado: 29 Mar 2019 0:12 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2010 23:50
Mensajes: 3302
Ubicación: Calle Mossén Femades
Habrá que fijarse en las tumbas y estatuas de La Gioconda.
Una de las profesiones tradicionales y entrañables que se van perdiendo en la noche de los tiempos.
Añádame a los saludos de Rubini.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tr
NotaPublicado: 29 Mar 2019 13:19 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 06 Mar 2010 2:57
Mensajes: 1444
Y por supuesto a mí.
Yo tuve mucho contacto con él en los tiempos de HispaOpera.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: El Maestro Apuntador del Liceo desde 1.975,en L.V.( J.Tr
NotaPublicado: 29 Mar 2019 13:29 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 05 Ago 2007 22:51
Mensajes: 4933
joseluis escribió:
> Y por supuesto a mí.
> Yo tuve mucho contacto con él en los tiempos de HispaOpera.

en aquella época, Mr. Britten


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 11 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com