Fecha actual 29 Mar 2017 21:06

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 51 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 15:00 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Mar 2011 22:55
Mensajes: 1747
Ubicación: Nibelheim (obviamente)
Jane escribió:
Ooohhh...:love:

Me ha conquistado por completo.

Bueno, es que esos vídeos con el nonagenario (¡¡nonagenario, repito!!) Lo Forese le dejan a uno con la boca abierta como un serón... Lo más sorprendente de todo es la brillantez y limpieza de la voz: es de un cristalino apabullante para la edad del intérprete. Está el lógico temblequeo del sonido --explicable por la edad y la consecuente dificultad para fijarlo--, pero la voz que escuchamos sigue siendo fresca y juvenil. Al oír esos agudos nadie diría que se trata de un viejo de noventa y tantos años...

_________________
"Tornate all'antico e sarà un progresso" (Giuseppe Verdi, compositor y genio).

Esto y otras muchas cosas más en Desde el Nibelheim


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 15:04 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Mar 2011 22:55
Mensajes: 1747
Ubicación: Nibelheim (obviamente)
¿Entonces quedamos en que la técnica es importante en esto del canto...? ¿O Lo Forese es un simple milagro de la Naturaleza...?

_________________
"Tornate all'antico e sarà un progresso" (Giuseppe Verdi, compositor y genio).

Esto y otras muchas cosas más en Desde el Nibelheim


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 15:25 
Desconectado
Solista
Solista
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Jul 2007 12:38
Mensajes: 805
La técnica es lo fundamental para exprimir el material. Leyendo su biografía queda más que claro.

_________________
Táctica es saber qué hacer cuando hay algo que hacer. Estrategia es saber qué hacer cuando no hay nada que hacer. (K.Tartakower)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 20:22 
Desconectado
Solista
Solista
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Jul 2007 12:38
Mensajes: 805
Lo que maravilla de esas interpretaciones a los 90 y pico es la naturalidad y la facilidad con que canta, que a esa edad se hace mucho más evidente, si ni siquiera pierde la expresión de la cariña. Se ve lo que cuenta de no empujar, que una profesora mía llamaba el «rimbalzo della pancia», dejar el movimiento libre del diafragma que subiera solo con la inercia de la respiración.

_________________
Táctica es saber qué hacer cuando hay algo que hacer. Estrategia es saber qué hacer cuando no hay nada que hacer. (K.Tartakower)


Última edición por Jane el 03 Ago 2015 21:32, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 20:26 
Desconectado
Solista
Solista
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Jul 2007 12:38
Mensajes: 805
Es como me contaban de las ultimas interpretaciones de Arrau, el hombre apenas podia moverse para llegar al piano pero una vez allí la música que sacaba de el era increíble porque sólo movía lo que tenia que mover. En canto también, cualquier movimiento inútil va contra el canto.

_________________
Táctica es saber qué hacer cuando hay algo que hacer. Estrategia es saber qué hacer cuando no hay nada que hacer. (K.Tartakower)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 04 Ago 2015 14:22 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2135
Ubicación: Burgos.
BIOGRAFÍA (III): SUPERLOFORESE AL RESCATE.


Imagen

Carmen en Madrid (julio de 1962).


En julio de 1962, Angelo Loforese debuta en Madrid. En la Plaza Mayor de la capital canta Carmen de Bizet (en italiano), con dirección escénica de José Tamayo. Loforese recuerda con cariño aquellas funciones madrileñas:

"De aquella Carmen hicimos 16 o 18 funciones. Alternábamos el papel yo y Pier Miranda Ferraro, un bravo tenor. En la primera función cantó él, no sé cómo fueron las críticas aquella noche; el artículo que tengo en la mano se refiere a la segunda representación, en la que canté. Aquello que escribieron me hizo muy feliz [la crítica señala: «gran cantante, actor increíble»]".

Aquellas funciones, previstas del 6 al 15 de julio, tuvieron tanto éxito que se prorrogaron hasta el día 22. Como anécdota, recordamos que otro gran cantante, Pedro Lavirgen, fue el cover de aquellos dos tenores (finalmente, no tuvo que intervenir).

Ese verano canta Manon Lescaut en San Remo (acompañado de Clara Petrella), también la ofrece en el Gran Casino de Vichy (esta vez, su compañera es Gigliola Frazzoni) y sustituye a Franco Corelli (que tuvo un accidente de moto) en el Andrea Chénier de Enghien-les-Bains. No será la única vez que sustituya a Corelli, quien tuvo bastante aprecio por Loforese. Precisamente, supliendo a Corelli en esta ópera (una función en Génova, dirigida por Molinari-Pradelli), nuestro cantante logró uno de los grandes triunfos de su carrera: ya en la romanza del primer acto, el público pedía bis. Loforese lo concedió en la aria del cuarto acto, "Come un bel dì di maggio". El saludo final de los cantantes duró 20 minutos. A finales de año interpreta Don Carlo en Amberes y Fedora en Treviso (con Anna de Cavalieri en el papel titular).

Al año siguiente regresa a España: en verano canta Carmen en el Teatro del Parque Genovés de Cádiz y en septiembre aparece en el Coliseo Albia de Bilbao (en el marco del 12 Festival de la ABAO), primero como Fausto de Mefistofele (Boito) y, a continuación, como Ismaele de Nabucco (Verdi). Al margen de sus actuaciones españolas, en primavera interviene en Le Mystère de la Nativité (de Frank Martin) en el Teatro Margherita de Génova, a finales de julio canta La Forza del Destino en Rímini (con Piero Cappuccilli), en septiembre graba Il Tabarro (junto al barítono Giulio Fioravanti) para la RAI de Milán y al mes siguiente lo encontramos en La Bohème de Leoncavallo presentada por la misma casa.

En 1964 ocurren dos acontecimientos importantes: por un lado, su gira veraniega en Río de Janeiro, en la que coincide con reconocidos colegas: Piero Cappucilli (Gérard de Andrea Chénier), Giangiacomo Guelfi (Macbeth), Marcella de Osma (Maddalena de Andrea Chénier y Lady Macbeth) y Magda Olivero (Adriana Lecouvreur). Según la revista Opera (octubre de 1964), la función de Adriana Lecouvreur con Loforese tuvo lugar el 2 de julio; otras fuentes más recientes la sitúan el 4 de agosto. Al margen de esta polémica, en Youtube podemos disfrutar del conmovedor final de esta ópera:

Adriana Lecouvreur con Magda Olivero (1964).


Imagen

Sergio Napoli, Victor Prochet, Paulo Fortes, Magda Olivero, Angelo Loforese, Nino Crimi
y Guilhermo Damiano en Adriana Lecouvreur (Teatro Municipal de Río de Janeiro, verano de 1964).


El otro acontecimiento importante de 1964 es su debut en la Deutsche Oper de Berlín, en un Trovatore con grandes nombres: Leontyne Price, Giangiacomo Guelfi, Adriana Lazzarini, Nicola Zaccaria, entre otros, y con la dirección musical y escénica de Herbert von Karajan. Bruno Prevedi era el Manrico previsto, pero al final enfermó. En la revista Opera (enero de 1965), se recoge lo que sucedió:

"Como Prevedi cayó enfermo inmediatamente después de la primera noche [22 de octubre], un sustituto tuvo que ser encontrado rápidamente para las otras tres funciones del 25, 28 y 31 de octubre. El joven tenor de la Scala de Milán Angelo Loforese cantó Manrico con gran éxito. En la última noche Carol Smith fue Azucena".

Karajan felicitó personalmente a Loforese tras las funciones. Lo que pudo convertirse en una fructífera relación profesional, quedó sólo en una colaboración puntual. Algunas diferencias -en referencia al caché que debía cobrar Loforese por esas funciones de Il Trovatore- con el secretario de Karajan, André von Mattoni, quizás tuvieran algo que ver en ello. Karajan tomó partido por Loforese en este asunto y el tenor sospecha que el orgulloso von Mattoni no se lo perdonó.

"Tiempo después, en Milán, me enteré de que en La Scala van a dar Pagliacci y Cavalleria Rusticana, con la dirección de Karajan. No tenían tenor para Pagliacci y encontraban dificultades para llevarla a escena. Sabido esto, me apresuré a escribir una carta a von Karajan, para hacerle saber que estaba disponible para cantar la ópera. Pues bien, no tuve respuesta, creo que esa carta nunca llegó a manos del maestro. De hecho, Pagliacci no lograron representarla".

Siguiendo con 1964, Loforese reaparece en la Scala de Milán (5 y 8 de marzo) en Cavalleria Rusticana (con Giulietta Simionato, Dino Dondi y Gianandrea Gavazzeni), abre la temporada de la Grand Opera Society de Dublín (18 de mayo, cantando el Calaf de Turandot), en octubre encarna a Raoul de Les Huguenots en Lille y en noviembre graba para la RAI de Milán la ópera Ave Maria de Salvatore Allegra, encargándose del papel de Bista y con la soprano Mirella Parutto como María. Según la revista Ritmo (marzo de 1964), Loforese cantó en el Teatro Cervantes de Málaga, dentro de los festivales de invierno (¿finales de 1963, principios de 1964?) organizados por el ayuntamiento (también apareció en aquella temporada el gran Alfredo Kraus). Se ofrecieron cuatro óperas, I Puritani, Il Trovatore, Lucia de Lammermoor y Un Ballo in Maschera. La Orquesta Sinfónica de Málaga y el coro de la ABAO. fueron dirigidos por Franco Patané. Aunque por falta de más datos no podemos asegurarlo con absoluta certeza, parece lógico que nuestro tenor interviniera en Il Trovatore, una ópera que conocía bien.

Imagen

Cavalleria Rusticana en el Teatro alla Scala de Milán (marzo de 1964).


El 4 de febrero de 1965 comienza la temporada del Teatro Petruzzelli de Bari con Fedora, protagonizada por Magda Olivero y Angelo Loforese y en marzo canta Les Huguenots en Rouen. A aquella ocasión pertenece esta vibrante interpretación de "Plus blanche":

"Non loin des vieilles tours...Plus blanche".


En junio acude a Roma, donde canta Andrea Chénier junto a Gabriella Tucci y Giangiacomo Guelfi y, a finales de mes, protagoniza un "accidentado" Andrea Chénier: el inicialmente previsto Mario del Monaco fue sustituido por Gastone Limarilli. Pero éste sufrió una indisposición y SuperLoforese acudió al rescate. Tito Gobbi también cayó del cartel y el papel de Gérard fue encarnado por Giangiacomo Guelfi. En noviembre canta Andrea Chénier en Bruselas (con Luisa Maragliano y Piero Cappuccilli) y Livorno (acompañado de Floriana Cavalli).

En enero de 1966 graba L´Assedio di Corinto de Rossini (cantando el papel de Cleomene) para la RAI de Milán y en febrero vuelve a colaborar con Clara Petrella: Manon Lescaut en el Teatro Grande de Brescia. Al mes siguiente, canta Il Trovatore en Dortmund, ocasión que recuerda con cariño el periodista y crítico alemán Ulrich Bumann:

"Fue en marzo de 1966, el año que se inauguró el Teatro de Dortmund. Era muy joven entonces, pero asistí a toda esa primera época porque Dortmund contaba con Wilhelm Schüchter, un gran director de orquesta. Recuerdo especialmente un Trovatore con Fedora Barbieri. En mi memoria quedó tallada para siempre de aquella representación el personaje de Manrico, realmente impresionante. Después de haber asistido innumerables veces a otras producciones de la ópera de Verdi, debo decir que aquel Manrico es el mejor que he escuchado, una voz de una increíble facilidad y de inagotable energía. Lamentablemente, durante mucho tiempo no he sabido el nombre de este cantante. Hace algunas semanas me encontré con un viejo amigo, en Dortmund, que también había asistido a aquel Trovatore y me habló de aquel inolvidable Manrico. Ahora, finalmente, he querido preguntar acerca de esta cuestión a la Ópera de Dortmund y la respuesta llego rápidamente: aquel gran Manrico fue Angelo Loforese".

En primavera lo encontramos en el Teatro Bellini de Catania cantando una rareza: Maria Antonietta, de Terenzio Gargiulo, con Orianna Santunione y Giangiacomo Guelfi, entre otros. Más adelante (mayo-junio), interpreta el papel de Admeto de Alceste de Gluck, junto a Leyla Gencer, Ernest Blanc y el director Vittorio Gui, en el Teatro Comunale de Florencia. En octubre, ofrece La Damnation de Faust de Berlioz en Burdeos.

Imagen

Leyla Gencer y Angelo Loforese en Alceste (Florencia, mayo-junio de 1966).


Loforese comienza 1967 con Assassinio nella cattedrale, de Pizzetti, en el Teatro Massimo Bellini de Catania (enero) y el mes de marzo aparece como Manrico en Budrio. En octubre canta Fedora en el Teatro Donizetti de Bérgamo, en compañía de Antonietta Stella y Renato Cesari. Pero de aquel año destaca su participación en la ópera Siberia, de Umberto Giordano, ofrecida el mes de noviembre en Foggia (ciudad natal del compositor). Alfredo Giovine escribió en la revista Opera (marzo de 1968):

"Como tributo a Giordano y siguiendo su deseo personal, su trabajo favorito –Siberia- fue ofrecido en una función esplendida el 18 de noviembre, en el Teatro Flagelli, dirigida por Danilo Belardinelli. Hubo buen canto de Claudia Parada como Stefana y especialmente de Angelo Loforese, quien contribuyó con un retrato fuerte de Vassili".

Imagen

Siberia de Giordano en Foggia (18 de noviembre de 1967).


De 1968 destacamos Pagliacci en el Teatro Angelo Masini de Faenza -otras fuentes sitúan esta función en 1969 e incluso en 1970- y su Cavaradossi en el Teatro Verdi de Padua en octubre (con Anna de Cavalieri en el papel de Tosca). A finales de enero de 1969, canta Andrea Chénier en el Teatro San Carlo de Nápoles (en el reparto, Luisa Maragliano, Piero Cappuccilli y Piero de Palma). De la función del 26 de enero, escuchemos las arias del protagonista de los actos primero, tercero y cuarto:

"Colpito qui m'avete... Un dì all'azzurro spazio".

"Sì, fui soldato".

"Come un bel dì di maggio".


Aunque profundizaremos en esta ópera más adelante, destaquemos la intensa interpretación de Loforese, que subraya el lado más heroico del poeta Andrea Chénier. En octubre de 1969 ofrece Luisa Miller en Wexford. Como informó Elizabeth Forbes en la revista Opera (enero de 1970), los cantantes previstos Ángeles Gulín (Luisa) y Giorgio Merighi (Rodolfo), cancelaron sus apariciones con poca antelación y fueron sustiuidos por Lucia Kelston y Angelo Loforese. En diciembre aparece en la Adriana Lecouvreur del Teatro Goldoni de Livorno, acompañado de nombres conocidos: Magda Olivero, Adriana Lazzarini, Enzo Dara y el director Giuseppe Morelli.

A partir de la década de 1970, Loforese va reduciendo paulatinamente el número de actuaciones. Destaquemos algunas funciones de aquellos años. A finales de enero de 1971 ofrece, acompañado de una torrencial Magda Olivero y del director Nicola Rescigno, Medea de Gluck en el Teatro Sociale de Mantua. La función del 23 de enero quedó registrada y está completa en youtube:

Medea en Mantua, 1971.


En septiembre lo encontramos cantando Manrico en Gante, flanqueado por una Azucena de lujo: Rita Gorr. En noviembre interpreta a Don José –junto a la Carmen de Adriana Lazzarini- en el Teatro Sociale de Rovigo y ese mismo mes, reaparece en el Liceo de Barcelona con Les Huguenots (sustituyendo como Raoul de Nangis a Bernabé Martí). En 1972 regresa a la Scala para cantar la última función de Il Naso de Shostakovich (15 de febrero), sustituyendo a Alvinio Misciano y acompañado por la batuta de Bruno Bartoletti. En marzo encarna a Ismaele de Nabucco en Génova, junto al barítono Cornell Macneil, la soprano Linda Vajna, el bajo Paolo Washington y el director Giuseppe Patané. En octubre, dentro del programa Cavalleria Rusticana / Il Tabarro del Teatro Donizetti de Bérgamo, interpreta al Luigi de la ópera pucciniana. Al año siguiente participa en dos óperas traducidas al italiano: Il Franco Cacciatore de Weber en el Teatro Regio de Parma, cantando la parte de Ottocaro (febrero) e Il Console de Menotti (Teatro Donizetti de Bérgamo, octubre), vistiendo el papel de Nika Magadoff y con Virginia Zeani en el rol de Magda Sorel. Como ejemplo de estos últimos años de carrera, escuchemos el final del Otello verdiano, ópera que Loforese incorporó en su madurez y que cantó en pocas ocasiones:

"Niun mi tema".


Aún conservando buenas facultades vocales, Angelo Loforese decide retirarse de los escenarios -ya entrados los años 80-, tras cantar uno de sus papeles fetiche (Loris de Fedora) en Parma y Módena:

"La vida artística de un cantante es como la que discurre en el día a día. Va avanzando y se comprende, con el paso del tiempo, que las cosas van cambiando poco a poco. Cambia uno mismo, cambian los demás, todo evoluciona y se transforma. […] Uno se da cuenta, en un momento dado, que está listo para tomar otras vías, para dejar el camino a la siguiente generación; uno sabe que es lo correcto y, si lo hace con plena consciencia, no hay lugar para remordimientos o anhelos nostálgicos. En lo que me concierne, en un momento dado, tenía unos 60 años, decidí continuar con la enseñanza. Las circunstancias que me rodeaban habían cambiado, no había agencias artísticas que trabajaran con ciertos criterios, la edad era la justa y así, muy serenamente, proseguí por otros senderos. Hice mi ultima función, Fedora, en Emilia Romagna y después entré como profesor en el Conservatorio de Milan".

ImagenImagen

Angelo Loforese con dos miembros de la familia Ribichesu, históricos aficionados a la ópera: Giovanni "Escamillo" y Rolando.


Con la retirada, el tenor milanés puede dar rienda suelta a otra de sus pasiones: la enseñanza del canto. Durante varios años, da clases en los conservatorios de Padua, Venecia y Milán. Más adelante, ejercerá la función docente en su domicilio milanés –tarea que aún sigue realizando-, donde acuden alumnos de diversos países. En youtube tenemos numerosos ejemplos de Loforese como maestro de canto, veamos algunos:

Voz plena y falsete.

Sobre la colocación de la voz.

Con tanto agudo, la lámpara cede. :lol:

"Pensar en falsete".


A finales de la primera década del siglo XXI, la figura de Angelo Loforese comienza a popularizarse a partir de la difusión en Youtube de algunos vídeos en los que, ya anciano, canta fragmentos de ópera. Los homenajes se han sucedido en los últimos años –sobre todo en Japón, donde Loforese es casi un ídolo para mucha gente- y aparece en eventos y recitales de aquel país (también en Italia), junto a jóvenes artistas, en los que interpreta conocidas arias. Ya hemos visto un par de vídeos al respecto en anteriores posts, pero nunca está de más recordar algún otro:

Final de "Nessun dorma" y "La Pira".

"Amor ti vieta".


Y con el nonagenario Loforese dándonos una lección de vida, terminamos este repaso a su biografía. En el próximo capítulo, analizaremos su voz y personalidad.

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Última edición por El Chino Cudeiro el 07 Feb 2016 13:44, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 04 Ago 2015 14:49 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Mar 2011 22:55
Mensajes: 1747
Ubicación: Nibelheim (obviamente)
Las fotografías de los Ribichesu son verdaderamente impagables, y su site aún más... Tienen el valor de lo histórico y el encanto inigualable de lo sesentero/setentero: esas chaquetas, esos pantalones, esas patillas...

_________________
"Tornate all'antico e sarà un progresso" (Giuseppe Verdi, compositor y genio).

Esto y otras muchas cosas más en Desde el Nibelheim


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 05 Ago 2015 9:51 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2135
Ubicación: Burgos.
VOZ Y PERSONALIDAD.


Imagen


En su libro sobre Angelo Loforese, el escritor Domenico Gullo nos da algunas pinceladas de la personalidad del tenor milanés:

"Al mirarlo me parece un noble inglés en su casa de campo, vestido de modo elegante […] la expresión es franca y los ojos vivos, con una sonrisa entrañable y sincera que induce al optimismo. Cuando habla captura la atención sin esfuerzo y se mueve con gestos medidos y sabios, herencia seguramente de su actividad en los escenarios, que después de muchos años constituyen todavía un rasgo distintivo […] La modestia es un lado reseñable de su carácter, nunca mostrada fuera de lugar, sino de manera sobria y sincera […] Habla de forma generosa el maestro, el recuerdo de las metas alcanzadas es vívido, lo emociona y enorgullece; pero su carácter reservado, casi tímido, le impone medir su entusiasmo, la humildad siempre le ha distinguido".

Lejos de las extravagancias de otros divos de la ópera, Loforese ha conducido su vida artística de la manera más honesta posible, de forma natural, sin estridencias ni espantadas. Afrontando sus responsabilidades, incluso en los momentos más difíciles:

"Estaba en Brescia para cantar Manon Lescaut, era domingo; en Milán ese día se estaba celebrando el funeral de mi madre, aquella vez nadie pudo sustituirme. Canté incluso en aquella ocasión y el público me aplaudió de manera estrepitosa; pero si no hubiera sido por Clara Petrella, que era Manon en aquella representación, no sé si la habría hecho y llegado al final. Le estaré siempre muy agradecido, aquella noche permaneció cerca, no me dejó solo ni un momento, me infundió valor, habló mucho conmigo. Incluso cuando estábamos en escena me tuvo siempre de la mano. Y así estuvimos, con su mano que agarraba fuertemente la mía cuando, con la función terminada, frente al público que aplaudía, cerré los ojos y tuve miedo de venirme abajo. Su brazo me rodeó y me sostuvo, me dio fuerza para responder a aquel público maravilloso. El solo recuerdo de aquella noche me conmueve todavía".

Imagen

Clara Petrella y Angelo Loforese en Il Tabarro (Teatro alla Scala de Milán, abril de 1959).


Esa implicación y profesionalidad, unidas a su natural bonhomía, le granjearon el aprecio de sus colegas cantantes. Ya hemos mencionado a Clara Petrella, soprano con la que, como hemos visto en la biografía, colaboró en numerosas ocasiones y con la que mantuvo una estrecha amistad. Pero no podemos olvidarnos de otras compañeras:

"He tenido con todos mis colegas muy buenas relaciones, afortunadamente, con algunos de ellos he estado unido por una gran amistad. Recuerdo a la querida Tebaldi que durante una gira por Japón me fue de gran ayuda cuando, por una lumbalgia, no podía casi moverme. Magda Olivero, a la que siempre he admirado muchísimo y a quien debo mi debut en Brescia, con Madama Butterfly. Mientras cantábamos esta ópera en Toscana, en San Gimignano, ella tuvo el encargo de comunicar a Brescia si yo era intérprete adecuado para Pinkerton. Más tarde me enteré que ella dio su aprobación y así pude cantar el papel en el teatro de aquella ciudad".

Imagen

Magda Olivero y Angelo Loforese en Madama Butterfly.


Incluso en el competente gremio de los tenores fue muy apreciado:

"He tenido la fortuna y el honor de ser llamado para sustituir a grandísimos colegas, el buen Dios me ha echado una mano para poderlo hacer y he tenido grandes satisfacciones por ello. Era respetado y apreciado por estos colegas y me han dado la oportunidad de aprender mucho. Franco Corelli, cuando lo sustituí en Génova, me dijo que no lo dejara, no se sentía seguro. Afortunadamente todo fue bien y por la noche él mismo me llevó en coche hasta Milán. Lo mismo Di Stefano, en Viena, durante una representación de La Forza del Destino, parecía que después del primer acto no podría continuar, yo estaba en la compañía pero aquella noche no tenia que cantar. Me llamaron, en cierto momento, para que lo sustituyera si fuese necesario. Fui al camerino y mientras me estaba preparando, llegó di Stefano: «No, escucha Loforese –me dijo-, voy a seguir adelante. Sabiendo que estas aquí, estoy más tranquilo. Debo hacerlo»".

Angelo Loforese siempre trató de aprender de sus colegas de profesión, no sólo cuestiones de índole vocal sino también escénicas. Claves en este desarrollo dramático del tenor fueron personajes como el actor Annibale Ninchi –con quien colaboró durante la preparación de La figlia di Iorio en Roma- y Giorgio de Lullo, director de escena de la Alceste de Gluck en Florencia (1966). También influyeron en su carrera otras personalidades:

"Me esforcé todo lo que podía, estudiaba siempre, continuamente, trataba de aprender lo más posible, sobre todo de colegas más veteranos que yo. Aprendí mucho de Tito Gobbi, de Carlo Tagliabue, de Antenore Reali. Tagliabue me enseñó incluso a maquillarme; me decía, por ejemplo como hacer que mis bigotes parecieran reales usando lápiz y maquillaje, cuando tuve que cantar Il Tabarro. Tito Gobbi tenía una fantástica gestualidad. Recordaré siempre un Otello en Finlandia, en Helsinki, en la última escena él no cantaba, pero su sola expresividad atraía la atención del público. Así que traté de asimilar todo lo que estos grandes colegas me transmitieron".

Imagen

En Torre del Lago, con la nieta de Puccini y el director Francesco Molinari-Pradelli.


En lo vocal trató de aplicar los consejos y enseñanzas de cantantes como Antonio Gelli, Aureliano Pertile, Tito Schipa, Beniamino Gigli… y, por supuesto, los de su último maestro de canto, el barítono Emilio Ghirardini, con quien mantuvo siempre una estrecha relación:

"El maestro Ghirardini, en un momento dado, me dijo que no tenía nada más que enseñarme. Le respondí que quería continuar yendo a su clase, me dejó hacerlo pero no quería que le pagara más, era una persona honestísima. Continué con él hasta que murió".

En una carrera tan dilatada como la suya, son numerosas las anécdotas de funciones, que Loforese recuerda con profusión de detalles. Hemos visto algunas a lo largo del trabajo, pero no podemos dejar de mencionar una de las más divertidas:

"Estábamos en Limoges para Tosca. Aquella fue una ocasión inigualable, nos divertimos como locos […] Llega la noche del estreno. El personaje de Angelotti, un bajo, en el primer acto entra y hace su frase, a la que yo, que interpretaba a Cavaradossi, debo responder. Bien, entra el bajo y canta sus líneas y después, en vez de parar y esperar mi respuesta, continúa, hace todo el texto. Más tarde, detrás del escenario, bromeando, le di las gracias. Se dio una palmada en la frente, me miró aturdido: «¡Oh, Señor. He cantado la parte del tenor!» -todos reímos. Aquella fue una noche embrujada. Era el último acto, estábamos a punto de subir al escenario yo y la soprano. En cierto momento, susurrando, ella me dice, aterrorizada: «¡Angelo, el texto!». Tenía un lapso, apenas recordaba las frases. «Hija, apenas puedo recordar las mías», le respondí, tranquilo y pacífico, ya no me sorprendía nada. Ella miro a su alrededor, se las arregló para encontrar una partitura, pero era en francés y nosotros cantábamos en italiano. Cerca de nosotros el bajo y el barítono nos miraban, divertidos, querían ver cómo acababa, aquellos sádicos. En resumen, la soprano se las arregló para salir adelante, mientras aquellos dos malditos no paraban de reírse. Pero no todo terminó ahí […] Estamos en la última escena, el fusilamiento. Entra el pelotón de soldados y se alinean frente a mí, el sargento da la orden de hacer fuego, sólo que musicalmente no había llegado todavía el momento. Detrás del escenario escuché en francés algunos insultos dirigidos al sargento: «Idiot, qu' est-ce que tu fais?» Había repetido tres veces la orden de disparar, estaba confundido, no sabía qué hacer y me pregunté: «¿ahora cuándo muero?». Al fin llega el momento justo en la partitura, escucho la descarga, caigo. Desde el público, en aquel momento, se oyó un «Ooohhh» de alivio, liberador para el público, pero desde luego también para mí".

Quizás la voz de Loforese no sea especialmente bella ni reconocible; pero sí resulta muy atractiva por su esmalte penetrante y viril, con unos graves casi baritonales, un registro agudo brillante, afilado y sin problemas evidentes en la zona del pasaje. Una voz de tenor lírico spinto con tintes dramáticos. Con esos mimbres, el tenor pudo afrontar un amplio repertorio -unos 80 personajes- desde papeles más líricos como Alfredo de La Traviata, Don Carlo y Cavaradossi de Tosca hasta otros que requieren mayor peso vocal, como Andrea Chénier, Otello y Canio de Pagliacci. Según comenta Luis Iglesias Cavicchioli:

"Una técnica así, ocupada en la obtención de ese espesor que uno diría blindado, tenía sus contrapartidas en forma de un rango dinámico con predominio del mezzoforte y cierta pesantez que restaba facilidad al legato".

Si bien es cierto que Loforese parece encontrarse más cómodo en las frases heroicas y en los momentos de expansión vocal –sin perderse en gimoteos y excesos veristas que perjudicarían la línea vocal-, también lo es que se percibe un esfuerzo por matizar su canto -adaptándolo al texto y a la situación dramática del personaje-, como iremos viendo en los capítulos sucesivos. Para terminar con esta breve semblanza de su voz y personalidad, escuchemos a Loforese en “No, pazzo son” de Manon Lescaut de Puccini. Nótese el cuidado énfasis en el fraseo -sin caer en soluciones veristoides- y el brillante "Pietà!" final -con ascenso al si agudo incluido-, que realiza de un solo aliento (1:35-1:46).

"No, pazzo son".


Con esta emocionante página, damos por finalizado este capítulo dedicado a su voz y personalidad. En los siguientes, nos centraremos en sus grabaciones operísticas.

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 05 Ago 2015 12:26 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Sep 2014 19:40
Mensajes: 2415
Ubicación: No muy lejos del MI6...
Estimado Chino, hay que reconocer que se lo está currando usted a base de bien. ¿No sería mejor que leyéramos el libro directamente? :wink: He conocido pasiones por cantantes del pasado en el pasado, pero su ferviente deseo de reivindicar la figura de este tenor italiano raya casi en la obsesión -sublime, por otra parte- de colocarlo entre los grandes. Le felicito y le admiro por ello; que tenga suerte y logre su objetivo. :aplauso:

_________________
"Ch' un bel morir tutta una vita onora"
Petrarca


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 05 Ago 2015 17:13 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2135
Ubicación: Burgos.
Al final se trata de arrojar un poco de luz a un cantante que, por la competitiva época tenoril en la que le tocó vivir -en la década de los 50-60, Italia fue una mina de tenores: Labò, Raimondi, Limarilli, Barioni...-, ha quedado un poco en el olvido. El caso de Loforese resulta particularmente interesante, pues cimentó su carrera en la buena base técnica y la cálida profesionalidad, no en el marketing, los escándalos ni otros factores extramusicales. Y creo que aquellos son méritos a reivindicar en la actualidad. :twisted:

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 05 Ago 2015 18:40 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Sep 2014 19:40
Mensajes: 2415
Ubicación: No muy lejos del MI6...
No me ponga mala cara que no tengo nada en contra de su cruzada. :wink:

_________________
"Ch' un bel morir tutta una vita onora"
Petrarca


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 05 Ago 2015 19:27 
Desconectado
Primer atril
Primer atril
Avatar de Usuario

Registrado: 06 May 2011 20:22
Mensajes: 158
Ubicación: En algun lugar...
El Chino Cudeiro escribió:
Al final se trata de arrojar un poco de luz a un cantante que, por la competitiva época tenoril en la que le tocó vivir -en la década de los 50-60, Italia fue una mina de tenores: Labò, Raimondi, Limarilli, Barioni...-, ha quedado un poco en el olvido. El caso de Loforese resulta particularmente interesante, pues cimentó su carrera en la buena base técnica y la cálida profesionalidad, no en el marketing, los escándalos ni otros factores extramusicales. Y creo que aquellos son méritos a reivindicar en la actualidad. :twisted:


Bravo!...a el como a varios de sus contemporáneos relegados a un segundo plano, les toco una época que no era la suya (siento yo). mas merito tienen pues no les fue tan fácil lo mucho o poco que hayan logrado, si de por si ahorita esta cañón llevarla en ese entonces era todavía mas difícil. insisto..mas cantantes así hacen falta hoy.

_________________
Che il rivederti annunzia Quasi un desio fatale... Come se fosse l'ultima Ora del nostro amor?
http://lesbijouxandcolors.blogspot.com/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 06 Ago 2015 9:34 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2135
Ubicación: Burgos.
MARZIO, DE IL BACIO.


Imagen

Riccardo Zandonai, compositor de Il Bacio.


Habitual en óperas contemporáneas y poco conocidas del repertorio italiano, no nos extraña encontrar a Loforese en Il Bacio, obra póstuma e inconclusa de Riccardo Zandonai estrenada en 1954. Respecto a la fecha concreta del estreno -en el Teatro dell´ Arte de Milán-, unas fuentes la sitúan el 6 de marzo y otras el 10. Según la información que aparece en la edición en CD de G.O.P., el 3 de marzo de aquel año nuestro tenor interpreta esta ópera en Milán, ocasión que quedó felizmente registrada. El reparto completo de la grabación -disponible en Youtube- es el siguiente:

Rosetta Noli - Vestilia.
Lina Pagliughi - Mirta.
Angelo Loforese - Marzio.
Walter Artioli - Narcisino / Nicodene.
Rosanna Papagni - La fanciulla.
Giuseppina Salvi - La matrona.
Anna Maria Rota - Una neofita.
Angelo Mercuriali - Il Parente Grullo.
Virgilio Carbonari - Narcisone.
Plinio Clabassi - Padre guardiano / Padre seniore.
Lido Maffeo - Collerico.
Giulio Fioravanti - Fratre pellegrino.
Cristiano Dalamangas - Parente.

Orchestra Sinfonica e Coro di Milano della RAI / Francesco Molinari Pradelli.


Il Bacio, 1954.


El papel del procónsul Marzio, de escritura bastante central, le va como anillo al dedo a una voz que, por aquel entonces, todavía recuerda a la de su etapa baritonal. Los incómodos ascensos al agudo están resueltos con brillantez y color tenoril. Escuchemos algunos fragmentos:

"Venere ascolti il tuo leggadro canto".

"Soldato! Riprendi la tua vita!".

"Aprite il passo!... A’ proventi tuoi".


Más información sobre Il Bacio en el hilo Ópera Abyecta:

Zandonai, Il Bacio.

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 07 Ago 2015 9:21 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2135
Ubicación: Burgos.
ROMEO, DE GIULIETTA E ROMEO.


Imagen


Son pocos los tenores que se han atrevido con Giulietta e Romeo, ópera estrenada en el Teatro Constanzi de Roma en 1922 (con Miguel Fleta en el papel titular). El personaje de Romeo, lucido y difícil, demanda una gran resistencia física del cantante: tras un exigente duelo con Tebaldo, ha de enfrentarse a un larguísimo dúo con Giulietta en el primer acto, un breve pero intenso reencuentro con su amada en el segundo y una presencia casi ininterrumpida en el tercero. Es un papel que requiere una voz flexible, capaz de dar matices en los fragmentos amorosos y fortaleza en otros más enérgicos y desgarrados. La tesitura es incómoda, incluyendo agudos comprometidos, frecuentes ascensos a la zona del pasaje y fragmentos que demandan un sólido registro grave. El 9 de septiembre de 1955, Angelo Loforese graba Giulietta e Romeo en la RAI de Milán, interpretación disponbile en Youtube. El reparto completo es el siguiente:

Giulietta - Anna Maria Rovere.
Romeo - Angelo Loforese.
Tebaldo - Renato Capecchi.
Gregorio - Salvatore De Tommaso.
Sansone - Antonio Massaria.
Un Famiglio - Mario Carlin.
Un Montecchio - Mario Carlin.
Un Banditore - Antonio Massaria.
Isabella - Ornella Rovero.
Bernabo - Ugo Novelli.
Il Cantatore - Dino Formichini.
Prima maschera - Luisa Zeri.
Seconda maschera - Jolanda Torriani.
Prima fante - Luisa Zeri.
Seconda fante - Liliana Pellegrino.
Prima donna - Luisa Zeri.
Seconda donna - Liliana Pellegrino.
Un servo - Geraldine Cassidy.
Coro e Orchestra di Milano della RAI / Angelo Questa.


Giulietta e Romeo, 1955.


En febrero de 1961 vuelve a grabar la ópera, en mejores condiciones sonoras y con el personaje más madurado. Desglosemos también el plantel de esta otra versión:

Giulietta - Antonietta Mazza Medici.
Romeo - Angelo Loforese.
Tebaldo - Mario Zanasi.
Gregorio - Giuseppe Bertinazzo.
Sansone - Bruno Cioni.
Un Famiglio - Ottorino Begali.
Un Montecchio - Armando Benzi.
Un Banditore - Enzo Viaro.
Isabella - Maria Minetto.
Bernabo - Alfonso Marchica.
Il Cantatore - Ottorino Begali.
Coro del Teatro Comunale di Bologna.
Orchestra Sinfonica di San Remo / Loris Gavarini.


Las dos grabaciones son muy recomendables. La interpretación de Loforese es bastante similar en ambos casos (quizás algo menos dúctil en la primera versión). En la de 1955 destaca un reparto muy sólido y la elegante dirección de Angelo Questa, pero tiene la enorme desventaja de un sonido bastante discreto. La de 1961 también tiene un buen reparto -quizás el lunar sea la Giulietta de Antonietta Mazza Medici, una soprano demasiado ligera para el papel- y el sonido mono es bueno. La dirección de Gavarini, más rápida que la de Questa, en ocasiones pasa de puntillas por las joyas de esta genial partitura. Escucharemos ejemplos de ambas interpretaciones. En el hilo Ópera Abyecta hay un interesante comentario de esta ópera, con el argumento, enlaces al libreto, partitura, etc.

Riccardo Zandonai: Giulietta e Romeo.


Para la entrada en la ópera de Romeo -como Il Mascherato-, he escogido la interpretación más tardía. Loforese tiene la necesaria contundencia en las frases iniciales, pero también sabe controlar ese torrente vocal para mostrarse conciliador con Tebaldo (aquí un enérgico Mario Zanasi):

"Branco di servi!", 1961.


En el bellísimo y largo dúo de amor del primer acto me decanto por la magia de la versión de 1955: a pesar de que la grabación suena, en ocasiones, como una psicofonía, es reseñable la química de los dos intérpretes -fantástica la Rovere- y el sensible trabajo del director. Loforese convence tanto en las frases fogosas como en aquellas que requieren un mayor lirismo. En ocasiones la voz se resiente -se nota más en el tramo final de la pieza-, pero eso no empaña una labor de primera:

"Romeo!", 1955.

"Nessuno più", 1955.


Incluyo también, para comparar, la versión de Gavarini, que permite admirar con más nitidez la escritura orquestal de la página. Pero ni el director ni la soprano alcanzan las cotas de implicación presentes en la grabación más antigua. Loforese se muestra aquí más extrovertido y suelto que en 1955:

"Romeo!", 1961.


Del segundo acto, destaquemos el comienzo del dúo con Giulietta y, sobre todo, la bella frase "Con teco è il tuo Romeo..." (0:33-1:09), muy bien cincelada por nuestro tenor en la grabación sesentera:

"Giulietta, anima mia!", 1961.


Ya en el acto tercero, Loforese se muestra necesariamente rotundo en su serie de agitadas frases, aguantando el tipo con holgura en el lamento "Giulietta mia!", en el violento "Urla tempesta!" posterior y en los instantes anteriores a la famosa carrera de Mantua a Verona. En ambas versiones los resultados vocales son magníficos, si bien la voz se muestra más expansiva en la segunda grabación, que es la que seleccionamos:

"Giulietta mia!", 1961.


A pesar de que la voz pierde tersura en algunos momentos, en el reencuentro de Romeo con Giulietta -que él cree muerta-, preferimos la grabación de 1955, donde el canto de Loforese es más introspectivo que en la grabación de Gavarini. Escuchemos ambas:

"È là!", 1955.

"È là!", 1961.


En la bellísima aria posterior, encuentro mejor la interpretación de 1961. Aquí Loforese muestra un canto mucho más flexible y conmovedor que en la grabación de Questa. Comparemos ambas:

"Giulietta! Sono io!", 1955.

"Giulietta! Sono io!", 1961.


El sobrecogedor dúo final de la ópera está muy bien servido en 1955: el tenor milanés luce su expansivo canto ("Fosco veleno, è l´ora…", 0:06-0:28), pero también sabe mostrarse más delicado cuando la situación lo requiere ("Amore…", 00:58-1:01).

"Fosco veleno", 1955.


También resulta muy estimable su interpretación de 1961 -quizás más enérgica que lírica-, lástima que la soprano y el director estén poco inspirados, no lográndose la atmósfera de la versión de 1955:

"Fosco veleno", 1961.

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 08 Ago 2015 12:51 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2135
Ubicación: Burgos.
DON CARLO.


Imagen

Fedora Barbieri y Angelo Loforese en Don Carlo (Florencia, junio de 1956).


En junio de 1956, tras superar una audición con el maestro Antonino Votto, Angelo Loforese canta Don Carlo en el Teatro Comunale de Florencia. Fue una ocasión feliz para el tenor, quien compartió cartel con reconocidos colegas. En total se ofrecieron tres representaciones, los días 16, 19 y 22 de junio. La función del día 16 quedó registrada -está disponible en Youtube- y el reparto completo de aquella ocasión es el siguiente:

Elisabetta - Anita Cerquetti.
Eboli - Fedora Barbieri.
Don Carlo - Angelo Loforese.
Posa - Ettore Bastianini.
Filippo - Cesare Siepi.
Inquisitore - Giulio Neri.
Un fratre - Paolo Washington.
Tebaldo - Liliana Poli.
Il Conte di Lerma - Enzo Guagni
Un araldo reale – Alberto Lotti-Camici.
Una voce dal cielo – Iselle Favati.
Coro e Orchestra del Maggio Musicale Fiorentino / Antonino Votto.


Verdi: Don Carlo. Florencia, 1956.


Desde el comienzo de la ópera, Loforese acentúa el lado heroico y pasional de Don Carlo. Ese enfoque sacrifica, en ocasiones, el fraseo ligado en beneficio de un canto más torrencial, pero sin perder nunca la elegancia canora. La entrada del protagonista es una buena muestra de todo ello: la zona del pasaje no plantea problemas, los agudos suenan firmes ("un altro e questi è il Re", 02:13-02:17; "Da quel core un padre, un Re!", 3:47-3:55; "Di mia vita il triste albor…" 4:08-4:21; "Io l´ho perduta" 4:47-4:53) y la interpretación resulta lo suficientemente matizada, ("Nella foresta de Fontainebleau!", 03:05-03:14; "speme e sogni e amor!", 4:34-4:39) subrayándose el perfil ensoñador del personaje. En el dúo con Posa es reseñable el entendimiento con un vibrante Bastianini y con el director Antonino Votto. El fraseo es elegante ("Mio salvator, mio fratel…", 6:23-6:37), los agudos suenan afilados ("Tristo me! Tu stesso, mio Rodrigo…" 7:32-7:44) y resuelve con nota la comprometida y bellísima frase "Ei la fe´ sua! Io l´ho perduta…!" (11:28-12:06).

"Io l´ho perduta!... È lui!"


También encontramos reseñable su interpretación en el dúo con Elisabetta (15:31-24:52): la voz suena firme, supera con creces la serie de frases fulgurantes que encuentra ("Il ciel avaro un giorno sol mi diè, poi rapillo a me!", 16:51-17:02; "Insan! Piansi, pregai nel mio delirio", 18:16-18:23; "Ah! maledetto io son!", 24:12-24:18) y también matiza con gusto los fragmentos que requieren un canto más delicado ("Perduto ben, mio sol tesor...", 19:14-19:50; "Qual voce a me dal ciel scende a parlar d´amor?...", 21:55-22:29).

"Io vengo a domandar grazia alla mia Regina".


Ya en el segundo acto, con una voz que en ocasiones suena algo fría, supera con holgura los obstáculos del dúo con Eboli: "L´universo obbliam! te sola, o cara, io bramo…" (1:21-1:31), "Qual mistero mi si rivelò!" (3:37-3:49), etc. Del terceto con Eboli y Posa que sigue a esta página, destaquemos la bella frase "Sol Iddio indagar potrà, se questo cor colpa non ha" (6:46-7:04), cantada con la suficiente energía, aunque se echa en falta un canto más ligado. Junto a un vibrante Bastianini, cierra con intensidad la siguiente escena ("Io m´abbandono a te", 11:37-12:00).

"A mezzanotte, ai giardini della Regina".


En el tramo final del acto segundo, un par de agudos que suenan algo tirantes deslucen un poco la pegada de su interpretación, por otro lado loable por su entrega y profesionalidad:

"Sire! egli è tempo ch´io viva".


En el dúo con Elisabetta (acto cuarto), Loforese convence tanto en los fragmentos más apasionados (con algunos agudos admirables que suenan casi "pavarottianos": “Qual mai ne otenne un Re tanto nobile e bel", 1:09-1:19) como en las ensoñadoras y delicadas melodías del tramo final de la página, en las que ofrece un canto más matizado ("Ma lassù ci vedremo in un mondo migliore…", 7:17-8:43). Tras el dúo, si se escucha atentamente, se percibe un leve cambio de toma sonora en plena frase de Filippo (10:08) y comprobamos que las últimas frases de Carlo no están cantadas por Loforese ("Dio mi vendicherà!...", 10:19-10:25). ¿Se perdió la grabación del final? ¿Quién canta esas frases? El timbre me recuerda al de Gianni Raimondi, pero creo que el tenor boloñés no llegó a cantar Don Carlo. ¿Alguien sabe quién es?

"È dessa!".

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 51 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Yahoo [Bot] y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

cron
   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com