Fecha actual 20 Jul 2017 22:35

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 51 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 01 Ago 2015 10:34 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2198
Ubicación: Burgos.
INTRODUCCIÓN.


Imagen

Angelo Loforese y Ettore Bastianini en Il Tabarro (La Scala de Milán, abril de 1959).


El pasado 27 de marzo cumplió 95 años Angelo Loforese, uno de los mejores exponentes de aquella generación de tenores italianos nacidos en la década de 1920 (Gino Penno, Umberto Borsò, Gastone Limarilli, Pier Miranda Ferraro, Gianni Poggi, Bruno Prevedi, Flaviano Labò…) cuya carrera transcurrió a la sombra de la de otros colegas más famosos e internacionales. Con el paso de los años y la difusión de grabaciones de archivos privados y radiofónicos, podemos estudiar y valorar con más perspectiva a estos artistas. En el caso de Loforese, aunque cantó puntualmente en importantes teatros europeos (Scala de Milán, Deutsche Oper de Berlín, Liceo de Barcelona…) y en otras plazas internacionales (Japón, Brasil, Estados Unidos, Sudáfrica, etc.), el grueso de su carrera transcurrió en escenarios de menos renombre en Italia y Francia. Al contrario de lo que ocurrió con otros tenores de la época, ningún prestigioso sello discográfico apostó por Loforese –cuyo repertorio era, en algunos casos, poco comercial- y muchos de sus registros en estudio provienen de ignotas grabaciones radiofónicas –principalmente de la RAI italiana-, que no siempre tienen una óptima calidad sonora. Casi desde el comienzo de su carrera como tenor, Loforese fue sustituto habitual de otros célebres cantantes (Franco Corelli, Mario del Monaco, Giuseppe di Stefano…) cuando éstos cancelaban, algo que podría hacernos pensar que sus dotes canoras eran limitadas (nada más lejos de la realidad, como veremos). Estos son algunos de los factores que podrían explicar por qué Angelo Loforese no es tan conocido en la actualidad, ni siquiera en el mundillo de los aficionados a las voces del pasado.

Imagen

Aida en Atenas.


El punto de partida para este trabajo ha sido la lectura del libro de Domenico Gullo Angelo Loforese: il tenore con la valigia pronta sotto il letto (Società Editrice Dante Alighieri, 2012), muy valioso por aportar datos biográficos e interesantes declaraciones del tenor milanés. Para dar forma a su carrera profesional, las fuentes han sido numerosas –sería engorroso detallarlas todas; puntualmente, a lo largo del trabajo, citaremos algunas-, siendo la principal el interesantísimo archivo de la revista Opera, consultable de manera gratuita en internet. Con el material fotográfico del tenor disponible en la red ocurre algo parecido: no es demasiado abundante, está disperso y, en algunos casos, deteriorado (ha sido necesario un "lavado de cara" en ciertas fotos). La estructura del trabajo es similar a la de otros ya presentados en el foro: en una primera parte repasaremos la biografía del cantante, después nos centraremos en su voz y personalidad y en un tercer bloque analizaremos su repertorio operístico. Espero que les guste la presentación y disfruten con las grabaciones de Angelo Loforese.

Imagen

Madama Butterfly, junto a la soprano Renata Scotto.


Para comenzar, lo escuchamos en esta poderosa interpretación de "Hai ben ragione" de la ópera Il Tabarro de Puccini, donde el tenor luce una voz robusta en la zona grave-media y brillante en los agudos. El fraseo es incisivo, pero sin caer en excesos veristas. Probablemente, se trate de la grabación de esta ópera que efectuó en la RAI de Milán el 10 de septiembre de 1963, dirigida por Massimo Pradella:

"Hai ben ragione".

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 01 Ago 2015 10:46 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Mar 2011 22:55
Mensajes: 1790
Ubicación: Nibelheim (obviamente)
:aplauso:
Bravo por el Chinito...

Pero puestos a pedir (ya se sabe: ante el vicio de pedir, la virtud de no dar), sería bueno que pusiera algunos enlaces para facilitar la búsqueda de datos. Por ejemplo, a esa revista Opera que nos cita...

_________________
"Tornate all'antico e sarà un progresso" (Giuseppe Verdi, compositor y genio).

Esto y otras muchas cosas más en Desde el Nibelheim


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 01 Ago 2015 11:29 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2198
Ubicación: Burgos.
En el hilo Enlaces operísticos de interés, dentro del apartado Discusión general, ya publiqué hace algún tiempo el enlace al archivo de la revista Opera, donde pueden consultarse multitud de ejemplares de esta publicación: desde enero de 1950 hasta enero de 2014. Una fuente de datos de primer orden:

http://opera.archive.netcopy.co.uk/

:wink:

P.D: casualmente, hoy parece que el buscador de la página no va bien. Pero generalmente no hay problemas.

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 01 Ago 2015 13:18 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Sep 2009 1:35
Mensajes: 1388
Un cantante interesante Lo Forese. Una señora voz, muy bien puesta, y con una pegada extraordinaria en el registro agudo. Por youtube hay varios ejemplos donde el buen señor, ya bastante mayor, da clases de canto y se marca unos sobreagudos apabullantes. En el aria de “Tabarro”, que no es muy complicada (sobre todo al principio, luego la tesitura se empina un poco más) ya se puede observar la franqueza de la emisión, con el centro bien armado, y el brillo del agudo (en los varios soles y en el Sib, de “piegare”), aunque quizás el fraseo es un poco genérico.

Ánimo al señor Chino en su trabajo. Le seguiremos con atención :aplauso: .

_________________
http://www.chorizosypolacos.blogspot.com.es/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 01 Ago 2015 13:36 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Sep 2014 19:40
Mensajes: 2658
Ubicación: ¿Rue del Percebe 13?
Hay que reconocer que en el Don Carlo florentino dirigido por Antonino Votto de 1956, Loforese hace una recreación más que digna del infante. Y ese es un papel bastante difícil y bastante ingrato, en el que la combinación musical e introspectiva del personaje tiene mucha complicación. El tenor se las tiene que ver con nada más y nada menos que con Cerquetti, Siepi, Barbieri, Bastianini y Neri, un quinteto de armas tomar; y sale muy airoso.

_________________
"Il n’y a pas de comique en dehors de ce qui est proprement humain"
Henri Bergson


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 01 Ago 2015 15:12 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Mar 2011 22:55
Mensajes: 1790
Ubicación: Nibelheim (obviamente)
El Chino Cudeiro escribió:
En el hilo Enlaces operísticos de interés, dentro del apartado Discusión general, ya publiqué hace algún tiempo el enlace al archivo de la revista Opera, donde pueden consultarse multitud de ejemplares de esta publicación: desde enero de 1950 hasta enero de 2014. Una fuente de datos de primer orden:

http://opera.archive.netcopy.co.uk/

:wink:

P.D: casualmente, hoy parece que el buscador de la página no va bien. Pero generalmente no hay problemas.
Thanks...

_________________
"Tornate all'antico e sarà un progresso" (Giuseppe Verdi, compositor y genio).

Esto y otras muchas cosas más en Desde el Nibelheim


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 01 Ago 2015 15:26 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Mar 2011 22:55
Mensajes: 1790
Ubicación: Nibelheim (obviamente)
Con 92 añitos (¡¡92 años!!), y hay que ver cómo está colocada la voz aún en esta breve versión de La donna è mobile... Por no hablar de la gracia con que la canta y el diminuendo que se mete entre pecho y espalda en "muta d'acento", enlazándolo sin solución de continuidad con el resto de la frase...

www.youtube.com Video desde : www.youtube.com

_________________
"Tornate all'antico e sarà un progresso" (Giuseppe Verdi, compositor y genio).

Esto y otras muchas cosas más en Desde el Nibelheim


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 01 Ago 2015 16:17 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2198
Ubicación: Burgos.
La verdad es que esos vídeos en Japón le dejan a uno con la boca abierta. :o De alguna manera, Loforese es un nexo entre dos épocas muy diferentes. Aprendió técnica vocal de cantantes anteriores a la Segunda Guerra Mundial -Emilio Ghirardini, Aureliano Pertile, Primo Montanari...- y siempre se mostró muy permeable a los consejos de otros colegas, no sólo en materia canora sino también en cuestiones escénicas (nunca ocultó su admiración por Carlo Tagliabue, Gino Bechi, Antenore Reali y Tito Gobbi, por citar algunos ejemplos). Tras su retirada de los escenarios, ha tratado de transmitir esas enseñanzas a los alumnos que ha tenido. Esa sólida técnica -Loforese subraya que un cantante nunca debe dejar de estudiar- y unas buenas cualidades físicas, probablemente sean las dos principales razones de su longevidad vocal.

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 02 Ago 2015 9:57 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2198
Ubicación: Burgos.
BIOGRAFÍA (I): DE BARÍTONO A TENOR.


Imagen


Angelo Loforese nace en Milán el 27 de marzo de 1920, en un ambiente familiar de sólida afición musical. Nuestro protagonista, entró en contacto con ese mundillo en su más tierna infancia: su padre, Gaetano, era un bajo amateur y, de vez en cuando, daba conciertos junto a un amigo pianista. El pequeño Angelo asistió a algunos de estos recitales, que sin duda alimentaron su temprana afición por la música. Su hermana, Anna, tenía una hermosa voz de soprano y era una apasionada del canto lírico (Angelo tenía otros dos hermanos: Orazio y Ferdinando). La familia solía escuchar piezas de ópera en casa en un gramófono, un aparato que enseguida despertó la curiosidad del pequeño Loforese. En una ocasión, su padre puso un disco en el que cantaba una soprano. El niño Angelo, pensando que estaba cantando su hermana, metió su cabeza en la trompa del aparato. Anna recordó con afecto aquel episodio a su hermano cuando éste, ya cantante profesional, comenzaba a despuntar en los escenarios más prestigiosos.

Quizás este entorno propicio y ciertas cualidades naturales, condujeron paulatinamente a Angelo Loforese a su pasión: la ópera. Don Edoardo, párroco del Oratorio de San Giuseppe, le escuchó cantar arias de Verdi y le propuso formar parte del coro de niños de la iglesia. Animado por su entorno personal y familiar, Angelo accedió y entró en el coro. Era el año 1928. Los ensayos del coro en ocasiones eran duros y aburridos, ya que el padre Edoardo era muy exigente. Pero, a diferencia de otros chicos que mostraban su impaciencia y descontento, Angelo trabajaba todo lo que era necesario, movido por su amor a la música. Loforese cantó varios años en el coro y, gracias a las enseñanzas de Edoardo y Giacomo -organista de la iglesia-, avanzó en técnica musical. Cuando llegó la adolescencia y su voz cambió, el joven Angelo dejó de cantar un tiempo. Pero poco después regresó al coro, tras desarrollar un timbre baritonal que gustó a Don Edoardo, quien solía confiarle las partes solistas. Cumplidos los 18 años, Giacomo le recomienda estudiar canto de manera regular con Anna Degiachelli, una maestra de canto de origen ruso y misteriosa historia (el propio cantante comenta que era una princesa prófuga). Loforese, que en aquel momento cantaba con la tesitura de bajo barítono, recuerda algunas lecciones técnicas de la Degiachelli:

"Me enseñó a tener firme el diafragma al cantar, a diferencia de lo que se enseña hoy. Máscara y sostén el diafragma, solía repetirme. En la actualidad se enseña a empujar con el diafragma, yo cuando canto lo mantengo inmóvil. Poco antes de emitir el sonido, mi diafragma se detiene y canto porque el aliento lo tengo ya en la boca. En definitiva, puse en práctica lo que hacían Carlo Tagliabue, gran barítono, o Vladimiro Badiali, maestro de canto, quien decía que el diafragma debe servir de apoyo a la columna de aire. En la práctica, la respiración tiene que encontrar este apoyo, debe atravesar y encontrar la garganta libre para acceder a la máscara […] Aliento y voz deben ir juntos, como marido y mujer, de tal manera que cuando creo el sonido, el fiato está ahí, no es necesario empujar con el diafragma".

Con Anna Degiachelli también aprendió a administrar el aire:

"Cuando [años después] estudié con Ghirardini –conmigo estuvieron Gianni Poggi, Luigi Alva, Giuseppe Campora y Renata Scotto-, mis compañeros tomaban aliento muy profundamente al cantar. Ghirardini solía señalarme como ejemplo: «Observad, Angelo parece que nunca toma aliento». De hecho, aquella fue la enseñanza que me dio [la Degiachelli]: tomar aliento, no demasiado, un poco más de lo que se necesita para hablar. No es necesario tanto aire, lo importante es saberlo mantener y conservar, sin empujarlo".

En junio de 1940, Italia entra en la Segunda Guerra Mundial. Angelo realiza el servicio militar en Milán y, durante el conflicto, realiza labores administrativas en el cuartel Mario Pagano de la ciudad. No abandona por completo sus estudios de canto e incluso se presenta a algunas audiciones como bajo barítono, en una de las cuales coincide con un todavía desconocido Cesare Siepi. Sin embargo, conforme avanza la guerra y las fuerzas del Eje pierden terreno, la situación se vuelve cada vez más complicada.

Imagen

El Teatro alla Scala de Milán, tras el bombardeo Aliado durante la noche del 15 al 16 de agosto de 1943.


"Desde el comienzo de aquel año, 1943, la ciudad fue objeto de bombardeos devastadores, el cuartel fue atacado y fuimos transferidos a Corsico. Un día, estaba con la máquina de escribir, rellenando unas licencias, y sonó el teléfono. Respondí y del otro lado escuché hablar en alemán. Comprendí al instante que había que cortar la línea. Eran las jornadas sucesivas al 8 de septiembre de 1943, el caos era total. Llegaba una orden para liberar a los soldados, seguida inmediatamente de una contraorden, un caos. Aquellos días llegó la orden, para todos los soldados, de acudir al cine Diana, para enrolarse en la Repubblichina, la República de Saló. Quien no se presentara, corría el riesgo de ser fusilado […] Mis padres, tras el terrible bombardeo en Milán de agosto de 1943, fueron desplazados a Viggiù. Decidí unirme a ellos. La noche del 12 de septiembre, un par de días tras mi llegada, ocurrió un hecho curioso y representativo. Vimos pasar desde Viggiù a un grupo de escuadrones de la Savoia Cavalleria, uno de los cuerpos más famosos de nuestro ejército que, perfectamente formados y equipados, con armas y caballos, estaban dirigiéndose hacia la frontera suiza, con el fin de refugiarse. Hasta el año anterior, Suiza había procedido al cierre total de sus fronteras; pero en el 43, estas medidas se retiraron y muchos desplazados pudieron encontrar refugio en el país helvético hasta el final de la guerra. El 17 de septiembre, junto a otras 10 personas, mis padres y yo cruzamos la frontera. Debíamos permanecer fuera de Italia unos 20 días, pero al final fueron exactamente 22 meses".

Pese al dramatismo de la situación, Angelo no pierde el contacto con su patria y el canto. En Suiza interpreta música religiosa en las iglesias e incluso arias de ópera (allí conoce a un bajo especializado en Haendel y Wagner, que le enseña cómo afrontar ese repertorio). Junto a otro grupo de refugiados, crea un pequeño grupo musical y se dedica a cantar canciones napolitanas. Loforese regresa a Italia tras la guerra, el 7 de julio de 1945, y retoma los estudios de canto con Anna Degiachelli. Pronto llegaría su debut profesional: fue en una iglesia de Bérgamo, cantando una ópera de Virginia Borrini, soprano que enseñaba en el conservatorio de Milán. Poco tiempo después, gracias a una audición, se presenta en los escenarios operísticos, episodio que tuvo lugar en 1948, cantando el papel de Silvio -de la ópera Pagliacci de Leoncavallo- en el Teatro Lírico de Milán. Nuestro cantante aún recuerda con afecto como la Degiachelli, antes de la función, le llevó al camerino un termo de té: "Esto te ayudará". Cantaría este papel en otros teatros italianos. En aquellos años de posguerra conoce al barítono Antenore Reali, por cuya mediación Loforese da algunos conciertos y canta Tannhäuser en Munich, lo que algunos podrían considerar una temeridad en esa temprana fase de su carrera. La experiencia alemana le causó una gran satisfacción y las críticas fueron favorables:

"Este joven barítono italiano tuvo el valor de venir aquí, a Munich, templo de los barítonos wagnerianos, a cantar el Wolfram de Tannhäuser en italiano. Hemos de decir que ha mostrado a los barítonos alemanes cómo se canta Wagner".

Con Reali compartió escenario en varias ocasiones, por ejemplo en Tosca y Pagliacci:

"Fue hace muchos años, en el Lírico de Milán, estaba esperando para entrar en escena, interpretábamos Pagliacci de Leoncavallo. Eran los primeros años de mi carrera, tenía que cantar una difícil aria, estaba un poco nervioso. A mi lado, algunos colegas seguían atentos a la orquesta y a los cantantes que estaban en el escenario. Me senté en un banco, buscaba concentrarme, y con los ojos cerrados repasaba la parte. Estaba tan absorto que casi di un brinco cuando sentí una mano posarse sobre mi hombro. «Angelo, ¿qué tal?». Era Antenore Reali, bravo barítono, dotado de una voz oscura, agradable, amplia. Era la primera vez que cantaba con él […] Durante las pruebas habíamos intercambiado algunas palabras, era una persona amable y de vez en cuando nos daba algún consejo a los jóvenes; pero lo hacía con educación, sin arrogancia. Yo estaba un poco asustado por cantar con él, que era muy conocido en la época, gozaba del respeto y estima de sus colegas y además el publico lo adoraba […] «Senor Reali, no me siento seguro en esta aria, no es fácil», le respondí con cierto apuro, mientras me levantaba. Todos estábamos atentos a los pasajes de la orquesta y desde nuestra posición seguíamos los movimientos del director. Reali me miró fijamente a los ojos, captando inmediatamente mi estado de ánimo: «Escucha Angelo -me dijo-, es cierto que esta aria no es fácil, pero tienes un deber que cumplir. Dios te ha hecho un gran regalo, te ha dado esa voz y ahora debes devolver ese don y hacerlo de la única manera posible: a través del público. Para conseguirlo debes cantar y cantar bien. Cuando te toque salir, piensa en esto». Habló directamente y me dejo atónito, después entró en el escenario. Fueron las más bellas palabras que he escuchado y las conservo todavía celosamente, han sido una gran lección para mí y siempre he tratado de transmitirlas a mis alumnos. Aquella vez, cuando entré en escena, se produjo casi un milagro. Avancé por el escenario hasta el punto que me correspondía, los nervios habían desaparecido cuando la orquesta empezó a tocar y sentí mi voz plena y segura. Con el rabillo del ojo vi a mi lado, detrás de unas cortinas, como Antenore Reali me observaba, sonriendo".

Imagen

El barítono Antenore Reali en el papel de Hans Sachs.


Tras la guerra, Loforese también conoce a su futura cuñada. En lo personal y artístico, fueron muy relevantes las veladas que se celebraban en casa de ésta, en las que coincidían algunas personalidades y se hablaba de ópera, se cantaba y jugaba, etc. Durante una de esas reuniones -que solían tener lugar los sábados-, Angelo conoce a la que será su mujer, Emilia Sarri, también apasionada de la música y el canto. Los dos reciben clases de la Degiachelli y el romance no tardaría en llegar. En otra de aquellas veladas, le presentan a la soprano Lina Pagliughi y a su marido, el tenor Primo Montanari, quien se convierte en su nuevo maestro de canto. A raíz de ello, la relación con Anna Degiachelli se enfrió y perdieron el contacto, algo que nuestro cantante siempre ha lamentado.

En esos primeros compases de su carrera, Loforese ha de compaginar su labor de barítono con el trabajo en la compañía de trasportes de su cuñado. Durante un tiempo, entra en el Conservatorio de Milán tras una audición. Allí recibe clases del gran tenor Aureliano Pertile:

"Me cogió cariño el maestro Pertile […], tanto que me enseñó algunos secretos del oficio, cosas que los cantantes suelen guardar para sí mismos. Tenía una técnica de canto muy particular [...] Por ejemplo, a los tenores les recomendaba, en el dúo con Azucena en Il Trovatore, cuando se encontraran en la zona del pasaje, cambiar las vocales: la i en el lugar de la e y la u en lugar de la o".

De hecho esta enseñanza, que facilita la colocación de la voz, fue muy útil para Loforese cuando años después de camino a Lignano Sabbiadoro, donde tenía que cantar Cavalleria Rusticana, fue repasando la partitura sustituyendo todas las vocales por la i. No permaneció demasiado tiempo en el conservatorio, económicamente no podía permitírselo, así que continuó solamente con las clases del maestro Montanari. A principios de los años 50 conoce a quien fue su más importante maestro de canto: el barítono Emilio Ghirardini.

"En el verano de 1951 tenía que cantar El Barbero de Sevilla, había interpretado ya La Bohème y La Traviata como barítono y era necesario preparar el Barbero. El maestro Montanari y su mujer, Lina Pagliughi, estaban en su villa de Gatteo a Mare, eran los primeros días de junio y veranearían allí hasta septiembre. Pensé: ¿qué hago? Era necesario preparar el papel […] Tenía un tío que conocía al maestro Emilio Ghirardini, gran barítono, y conociendo mi necesidad, pregunté al maestro si podía prepararme para El Barbero. Él ya me había escuchado cantar, según su opinión yo era tenor y no barítono, me aceptaría de alumno sólo como tenor. Sin embargo, mi tío consiguió convencerlo, después de insistir, y aceptó tomarme como alumno y prepararme para el debut. El día de la función me acompañó y estaba entre bastidores conmigo […] Canté bien, todos quedaron encantados con mi actuación. Ghirardini, escuchando todas las felicitaciones que me dedicaban, me dijo: «¿Buen año, no? Pero piensa en el próximo, a ver qué quieres hacer». Tenía en mente hacerme cambiar de registro, él cada vez estaba más convencido de que yo era tenor y no barítono".

Imagen

El barítono y maestro de canto Emilio Ghirardini.


En los primeros meses de 1952, Angelo Loforese no tenía demasiados compromisos profesionales y decidió trabajar el registro agudo con Ghirardini. El 15 de enero de 1952 Loforese empieza a recibir lecciones como tenor. Tras las ocho primeras semanas, dedicadas sobre todo a ejercicios de vocalización, las clases se prolongaron y comenzó a cantar algunas arias. En marzo y abril de aquel año cumplió sus últimos compromisos como barítono: El Barbero de Sevilla y La Traviata en Cuneo, Piamonte. En total, cantó 11 papeles de esta cuerda (en Pagliacci, La Traviata, Madama Butterfly, La Bohème, Il Barbiere di Siviglia, Rigoletto, Andrea Chénier, Faust…), en diversos teatros (muchos de la periferia: Vercelli, Legnano, etc.) y codeándose con grandes cantantes, de los que Loforese procuró aprender no sólo cuestiones canoras, sino también movimientos escénicos, caracterización, etc. Ese mismo año, 1952, Loforese gana un premio como tenor en el Concurso para jóvenes cantantes líricos que la AsLiCo (Associazione Lirica e Concertistica Italiana) organiza en Milán (también resultan galardonados otros cantantes conocidos, como Anita Cerquetti -soprano con la que nuestro tenor coincide en Il Trovatore ese año-, la mezzo Belén Amparán y el barítono Virgilio Carbonari). El 25 de septiembre, Angelo Loforese debuta como tenor en Il Trovatore, en el Teatro Nuovo de Milán. En tan sólo ocho meses, gracias a su determinación y a las lecciones de Ghirardini y de Adriano Tocchio (tenor que le ayudó a alcanzar el do4), Angelo Loforese cambia de registro e inicia una nueva etapa profesional.

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 10:14 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2198
Ubicación: Burgos.
BIOGRAFÍA (II): UN REPERTORIO INFRECUENTE.


Imagen

Gloria Davy y Angelo Loforese interpretando Conchita de Zandonai.
Teatro San Carlo de Nápoles, 14 de febrero de 1959.


Desde el comienzo de su carrera, Loforese se implica tanto en óperas del repertorio tradicional como en otras novedosas o poco conocidas. Así, en 1953, ofrece en el Teatro Nuovo de Milán Cavalleria Rusticana y La Madre, ópera del malogrado compositor Donato di Verola (la escribió con 21 años y murió a las tres semanas del estreno) en la que nuestro tenor interpretó el papel de Hijo. En marzo de 1954 canta el rol de Marzio (Il Bacio de Zandonai) en el Teatro dell'Arte de Milán y en octubre, otra rareza contemporánea: La tota di frà de Piero Giorgi –donde canta la parte de Don Barnabò-, en un curioso programa doble (junto a L´Amuleto, de Alberto Soresina) ofrecido en el Teatro Donizetti de Bérgamo. El 4 de diciembre de 1954 se estrena en el Teatro San Carlo de Nápoles La figlia di Iorio, de Ildebrando Pizzetti. Si bien el papel del tenor (Aligi) fue finalmente cantado por Mirto Picchi, Loforese estuvo preparando la ópera casi hasta el final. Ocurrió lo siguiente:

"Unos años antes de mi debut en la Scala, gracias a Gavazzeni tuve la oportunidad de conocer a Roberto Rossellini, que se encargaba de la dirección de La figlia di Iorio, de Ildebrando Pizzetti, era el año 1954. Debía cantarla Mirto Picchi, un tenor especialista en óperas modernas; pero Gavazzeni no tenía asegurada la presencia de Picchi para la presentación en Nápoles, así que me pidió preparar su papel. Rosselini era el gran director que todos conocemos, me enseñó muy bien la parte, los movimientos en escena, en definitiva todo lo que el intérprete debe saber. Mirto Picchi al fin llegó a tiempo para la ocasión y de esta manera fui yo quien le enseñó el papel, que en ese momento tenía aprendido por completo. Rossellini, un día, presentándome a Ingrid Bergman, comentó: «aquí mi asistente de dirección», refiriéndose al hecho de que había actuado como tal con Picchi".

Angelo canta la ópera pocos meses después en el Teatro La Fenice de Venecia (marzo) y en junio de 1955 la interpreta en el Teatro Colón de Buenos Aires. Sus actuaciones fueron muy aplaudidas, tanto en lo vocal como en lo escénico. El tenor ha manifestado que esta es una de las óperas más queridas y difíciles que ha abordado, por las exigencias canoras e interpretativas que requiere.

Imagen

La figlia di Iorio de Pizzetti en Venecia (marzo de 1955).


Ese año también triunfa con Il Tabarro: primero en Roma, junto a Clara Petrella, Tito Gobbi, Loretta di Lelio (Amante) y Gianandrea Gavazzeni; después en Lisboa, de nuevo con Gobbi y Petrella, pero en este caso con dirección de Oliviero de Fabritiis. Por último, destaquemos otros momentos de aquel 1955: el papel de Il fanciullo errante, de la ópera In terra di leggenda de Lodovico Rocca, en el Regio de Parma (febrero); la grabación de Giulietta e Romeo de Zandonai para la RAI milanesa (septiembre) y Madama Butterfly en el Comunale de Bolonia (noviembre).

En febrero de 1956, graba (en italiano) en el Auditórium RAI de Milán Dafne de Strauss (interpretando el papel de Leucippo; Sena Jurinac canta el rol titular), viste el Pollione de Norma en el Teatro Sociale de Mantua, en mayo retoma La figlia di Iorio en Roma y en junio ofrece Don Carlo en Florencia, en un reparto lleno de estrellas -Anita Cerquetti, Ettore Bastianini, Cesare Siepi, Giulio Neri…- y con la batuta de Antonino Votto, uno de los directores a los que más apreció nuestro tenor. En septiembre, interpreta el Loris de Fedora en el Teatro Metastasio de Prato y en otoño aparece como Pinkerton en Catania. Fue en esa época cuando se labra la fama de tenor voluntarioso, listo para afrontar una emergencia y sustituir a colegas indispuestos allí donde fuese necesario. Tiempo después, en una entrevista, el barítono Giangiacomo Guelfi se referió a él como "El tenor con la maleta". Según testimonio de Loforese:

"Todo comenzó durante una tournée en Sicilia, debía ser 1956 o 57, fue una buena gira aquella. Habíamos cantado en los mejores teatros sicilianos, siempre con una gran asistencia de público. En una ocasión hicimos Tosca en un teatro al aire libre, yo estaba sentado en platea, cantaba mi colega. Tosca estaba interpretada por una bella mujer, una soprano cubana. No solía ver las actuaciones cuando no me tocaba actuar; pero en aquella gira había una gran armonía en el equipo y me gustaba estar junto a los demás, incluso cuando no tenía que cantar. Aquella noche mi colega no estaba en buena forma, probablemente tenía alguna ligera molestia. El público no se dio cuenta, yo que lo conocía bien había notado algún problema, aunque en absoluto pensaba que él no fuese a continuar. Al final del primer acto me alcanzó el empresario, sin aliento, las personas que estaban a mi alrededor sentían curiosidad, su agitación era evidente. «¡Angelo, rápido, vamos! El tenor se encuentra mal, debes cantar tú el segundo y el tercer acto». Con el frenesí del momento, no se dio cuenta de que estaba hablando en voz alta, en torno nuestro el público nos había escuchado y nos miraba con curiosidad. Por un momento, la atención vino a nosotros y la charla se calmó. Apenas me levanté para ir al camerino, se desencadenaron los aplausos de la gente que, a nuestro alrededor, había seguido la escena. Aquellos espectadores que estaban más lejos, naturalmente no sabían lo que estaba ocurriendo. En los minutos sucesivos todo el público fue informado de la sustitución y, como suele ser habitual en estos casos, se creó en la audiencia cierto interés, una atmósfera de incertidumbre respecto a lo que sucedería en el resto de la función, al público estas situaciones le gustan mucho. Así que fui corriendo al camerino, me enfundé el traje de Cavaradossi, salí al escenario y canté los otros dos actos".

En aquella gira siciliana también se produjo otra simpática anécdota:

"Estábamos en una ciudad junto al mar, aquella noche no tenía que cantar y estaba cenando en el restaurante del hotel donde nos alojábamos. El teatro estaba cerca, cuando era posible buscábamos un hotel no demasiado distante. Había empezado a comer hacía un cuarto de hora cuando una persona entró en el comedor, mirando a su alrededor, buscando a alguien. Enseguida lo reconocí, era un ayudante del empresario, se volvió hacia mí, me vio y acudió rápidamente a la mesa. «Señor Loforese, por favor, tiene que venir. El tenor se encuentra con fiebre, ha de cantar Rigoletto». Así que dejé la cena a la mitad y fui al teatro aún masticando la comida. Pero no acabaron aquí las sorpresas, lo más cómico ocurrió entre el segundo y el tercer acto. Quedaba poco tiempo para entrar en escena y todo el mundo estaba buscando al barítono, había desaparecido. Miramos por todos lados, lo llamamos, nada. En un momento dado, escuchamos una voz que provenía de una playa cercana: «Ya voy, ya voy, estoy aquí». Resulta que había ido a darse a un baño, no había podido aguantar, el calor era tremendo aquellos días y entre un acto y otro se había lanzado al agua. El teatro estaba justo al borde de un pinar, más allá del cual había una playa magnífica. Esta es la cosa más excéntrica que he visto en toda mi carrera".

En febrero de 1957 ofrece Francesca da Rimini en Perugia y poco después canta Fedora en Brescia junto a Maria Caniglia –una de las últimas funciones de la soprano-, en la que Loforese bisó "Amor ti vieta" ante un público entusiasta. Para ambientar ese momento, escuchemos a Loforese en esta pieza de Giordano:

"Amor ti vieta".


En el Teatro Comunale de Florencia, vuelve a afrontar el papel de Aligi de La figlia di Iorio de Pizetti (febrero). De nuevo, las críticas le son favorables. Reginald Smith escribe en la revista Opera (abril de 1957):

"Angelo Loforese fue un estupendo Aligi, siempre claro en la dicción (una importante cualidad en esta ópera) y en posesión de una excelente y viril voz".

Poco después interviene en Madama Butterfly en el Teatro Ponchielli de Cremona y, a continuación, lo encontramos en un programa doble de Gian Francesco Malipiero en el Teatro Pergola de Florencia: Venere prigionera e Il figliuol prodigo. Las críticas subrayan sus buenas prestaciones en el papel de Figliuol prodigo, pero la escasez de público empaña los resultados de estas funciones. El 26 de septiembre abre la temporada del Teatro Kursaal de Lugano con Madama Butterfly, junto a Magda Olivero y pocos días después ofrece Don José en ese mismo escenario, con Giulietta Simionato como Carmen.

En la primavera de 1958 canta un curioso Der fliegende Holländer de Wagner en el Teatro Massimo de Palermo, junto a Maria Curtis Verna, Paul Schoeffler, Ivo Vinco y con la batuta de Jonel Perlea. En junio interviene en Il trovatore del Stadttheater de Zurich, al lado del barítono Ettore Bastianini.

1959 es un año importante para nuestro tenor: en marzo canta Il Tabarro en Roma, de nuevo junto a Clara Petrella, Titto Gobbi y Gianandrea Gavazzeni. Sus buenas prestaciones en esta ópera y el entendimiento con Gavazzeni serán importantes en los meses venideros. Ese año, La Scala tiene programado Il trittico de Puccini, con dirección musical de Gianandrea Gavazzeni y un reparto lleno de estrellas. Para el Luigi de Il Tabarro estaba previsto Giuseppe di Stefano, pero al final éste se aparta del proyecto. Es una oportunidad para Loforese, que propone a Gavazzeni cantar en su lugar. Tras algunas dudas iniciales, el director acabó aceptando. Angelo Loforese debuta en La Scala de Milán el 14 abril de 1959, ofreciendo un total de 4 funciones de Il Tabarro.

Imagen

Clara Petrella y Angelo Loforese en la bella producción de Carlo Maestrini para Il Tabarro.
Teatro alla Scala de Milán, abril de 1959.


Escuchemos a Loforese en esta ópera, concretamente el fragmento "Folle di gelosia", donde el tenor milanés ofrece una interpretación admirable por su intensidad:

"Folle di gelosia".


Ese año vuelve a cantar en La Scala, de nuevo sustituyendo a Di Stefano, en Carmen de Bizet (21 de julio). Loforese nos cuenta lo que ocurrió:

"Estaba en Roma, grabando para la radio una ópera moderna. Una tarde, Ghirardini me llama por teléfono: «Angelo, he hablado con la dirección del teatro, toma el primer tren que puedas, porque mañana tienes que cantar Carmen en la Scala». Debía interpretarla Di Stefano, pero se encontraba en Estados Unidos y no sabía si tendría tiempo para llegar a Milán. Así que partí enseguida y llegué a casa a las once de la noche. Fui directamente a dormir, a la mañana siguiente tenía una prueba, el director era Lovro von Matačić, teníamos que ensayar el tercer acto. Al día siguiente llegué al teatro e hicimos la prueba, pero tenía mis dudas en cuanto al final, no recuerdo bien, ni siquiera había digerido aún la fatiga del viaje. Me acordé de un disco con fragmentos de Carmen que mi suegra tenía en casa, una grabación de la fantástica mezzo Gianna Pederzini. Así que mi mujer fue a buscar el disco y estuve toda la tarde escuchando el final y aquella noche canté bien, creo. Mi compañera en aquella función era Giulietta Simionato [también cantaban Ettore Bastianini y Gabriella Tucci]. He de decir que por la noche, tras la función, estaba agotado: demasiada tensión y fatiga acumuladas […] La prensa escribió algo que me produjo una gran satisfacción. Aquella Carmen se había dado el invierno anterior, con Corelli y Del Monaco; yo la canté el verano siguiente. Los periódicos recogieron las declaraciones del Príncipe Caracciolo y de Antonio Ghiringhelli, superintendente de la Scala. Decían que los divos tenían que aprender de mí a cantar Carmen y que mi último acto podría ser igualado, pero nunca superado".

Imagen

Angelo Loforese, como Don José, en la Scala (julio de 1959).


También ofrece otras curiosidades aquel 1959: Conchita de Zandonai en el San Carlo de Nápoles -dirigida por Molinari-Pradelli, el mes de febrero-, Kovacina de Mussorgsky en Bérgamo -en el papel de Basilio Golitzyn, junto a Fedora Barbieri, Nicola Rossi-Lemeni y el director Franco Capuana-, Gli Orazi (de Ennio Porrino) en la RAI de Roma (octubre) y La Bohème de Leoncavallo en Trieste (finales de año).

En 1960 continua su frenética actividad: Aida en Burdeos (con el barítono Ernest Blanc), Manon Lescaut en Montecarlo (en compañía de Clara Petrella; el mes de marzo), Carmen en Adria (otoño) con Fedora Barbieri, La Wally de Catalani en el Teatro del Giglio de Lucca…

1961 es otro año de debuts importantes: en otoño participa en la segunda gira de artistas italianos en Japón (la primera gira fue en 1959), cantando Cavalleria Rusticana y Tosca en Tokio y Osaka (también fue cover de Mario del Monaco en Aida, desconozco si llegó a cantar alguna función de esta ópera). El 5 de diciembre de 1961 se presenta en el Teatro del Liceo de Barcelona con Pagliacci, dentro de un reparto encabezado por el barítono Carlo Meliciani y la soprano Lina Richarte. La prensa (La Vanguardia, 6 de diciembre de 1961) destacó la fuerza de su interpretación: "El tenor Angelo Loforese puso temperamento y arrestos vocales en sus arias, particularmente en Vesti la giubba". Las funciones de la ópera de Leoncavallo (en programa doble junto a Cavalleria Rusticana) terminaron el 14 de diciembre. No podemos acabar el repaso a 1961 sin citar otras dos interpretaciones reseñables: su segunda grabación de Giulietta e Romeo de Zandonai (febrero) y Simon Boccanegra en Montecarlo (marzo), con Tito Gobbi, Anna Maria Rovere y Renato Cesari (Paolo).

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 13:35 
Desconectado
Solista
Solista
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Jul 2007 12:38
Mensajes: 805
:aplauso: Muchísimas gracias por el hilo.

_________________
Táctica es saber qué hacer cuando hay algo que hacer. Estrategia es saber qué hacer cuando no hay nada que hacer. (K.Tartakower)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 14:08 
Desconectado
Solista
Solista
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Jul 2007 12:38
Mensajes: 805
El Chino Cudeiro escribió:
En tan sólo ocho meses, gracias a su determinación y a las lecciones de Ghirardini y de Adriano Tocchio (tenor que le ayudó a alcanzar el do4), Angelo Loforese cambia de registro e inicia una nueva etapa profesional.

¡Bendito el día! :D

_________________
Táctica es saber qué hacer cuando hay algo que hacer. Estrategia es saber qué hacer cuando no hay nada que hacer. (K.Tartakower)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 14:32 
Desconectado
Solista
Solista
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Jul 2007 12:38
Mensajes: 805
Ooohhh...:love:

Me ha conquistado por completo.

_________________
Táctica es saber qué hacer cuando hay algo que hacer. Estrategia es saber qué hacer cuando no hay nada que hacer. (K.Tartakower)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 14:44 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Oct 2008 19:23
Mensajes: 2198
Ubicación: Burgos.
Jane escribió:
:aplauso: Muchísimas gracias por el hilo.


Gracias a usted por leerlo. :)

Jane escribió:
El Chino Cudeiro escribió:
En tan sólo ocho meses, gracias a su determinación y a las lecciones de Ghirardini y de Adriano Tocchio (tenor que le ayudó a alcanzar el do4), Angelo Loforese cambia de registro e inicia una nueva etapa profesional.

¡Bendito el día! :D


Sería interesante poder escuchar grabaciones del Loforese barítono, pero no he encontrado ninguna (tampoco sé si existen). Pero podemos hacernos una ligera idea, pues su voz siempre conservó esos tintes baritonales en la zona media-grave -sin perder el color tenoril- que dieron a su canto una robustez muy atractiva. En sus grabaciones tempranas como tenor nos encontramos con sonidos que podrían recordarnos a los de su etapa anterior como barítono.

_________________
Anche l' idea muor, tu non muori giammai,
tu, l' Eterna canzon!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Agosto 2015: Angelo Loforese.
NotaPublicado: 03 Ago 2015 14:50 
Desconectado
Solista
Solista
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Jul 2007 12:38
Mensajes: 805
Pues a mí no me atrae demasiado su faceta baritonal. En cambio arriba es un dios. :o Pero he encontrado pocas cosas, espero que vd. ponga bastantes aquí. Le seguiré atentamente. :wink:

_________________
Táctica es saber qué hacer cuando hay algo que hacer. Estrategia es saber qué hacer cuando no hay nada que hacer. (K.Tartakower)


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 51 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com