Fecha actual 17 Oct 2017 9:58

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 83 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 13 Feb 2011 18:19 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
Acto III - Escena 4

Para esta escena escucharemos la grabación de Karajan en Roma de 1954, con Michel Roux como Golaud (otro cantante experimentado en el papel) y Graziella Sciutti como Yniold. (Para Yniold cabe la doble posibilidad de darle el papel a un niño o a una soprano, siempre con la eterna duda de optar entre "unconvincing acting or unconvincing hips".)

Aquí Karajan se acerca más a la grabación de Desormière que a la suya propia de dos décadas más tarde, con ritmos más rápidos y un mayor sentido del ritmo teatral.

Imagen


En esta escena, Golaud interroga a su hijo para intentar averiguar más sobre la posible relación entre su esposa y su hermano. Esta escena supone un paso más en el carácter violento del personaje, que llega a zarandear a su hijo, dando así las primeras muestras de la violencia física que será capaz de utilizar.

La escena muestra también la dificultad de Golaud, en su forma de ser pragmática y demasiado adulta, para tratar con los niños y para comprender la inocencia. Si utiliza como un reproche hacia su esposa el término "enfant", su forma de relacionarse con su propio hijo no puede esperarse que sea mucho más afortunada y más cuando se limita a usarlo nada más que como un medio.

La censura de la época intentó deshacerse de esta escena. Al final se contentaron con la introducción de algunos cortes y modificaciones, de los cuales dos pasaron a formar parte permanente de la partitura. Uno de ellos es la pregunta que hace Golaud a su hijo sobre Pelléas y Mélisande: "¿Están cerca de la cama?" El otro es la parte final, en la que Golaud lo coge del brazo y dice: "Vamos a ver qué ha pasado."


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 13 Feb 2011 18:21 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097


Golaud se sienta con su hijo bajo la ventana de Mélisande. Se queja de que él también se está alejando de su padre y está siempre con su tío y con "petite mère". A raíz de esto comienza a interrogarlo para averiguar qué hacen los dos cuando están a solas. Las respuesta de Yniold no lo satisfacen.

Imagen
MET 1977. José van Dam como Golaud y Adam Guettel como Yniold.


Frente a la tortuosa oscuridad cromática de las preguntas del padre se contrapone la claridad diatónica infantil de las respuestas del niño.

El constante soniquete de su tema musical, y la repetición del "petit père" con el que llama a Golaud, unido a que no obtiene la información que busca, van haciéndole perder la paciencia. Coge a su hijo por el brazo con más fuerza de la que habría querido. El hijo se queja e intenta calmarlo prometiéndole un juguete. El interrogatorio, cada vez con menos tacto, continúa pero no entiende nada y desespera: "Je suis ici comme un aveugle qui cherche son trésor au fond de l'océan. Je suis ici comme un nouveau-né perdu dans la forêt".

Sus pesquisas se acercan cada vez más al blanco exacto. La orquesta se calla (5:29) para que Golaud se atreva a preguntar: "A veces se besan, ¿no?"

De pronto (6:22) la conversación se interrumpe y la orquesta modula a fa sostenido mayor, la tonalidad de la luz: es porque Mélisande ha encendido la luz de su cuarto, y la claridad se derrama sobre la escena desde la ventana.

"¿Quieres ver a mamá?", le pregunta a Yniold. Por supuesto que quiere. Golaud se lo sube a los hombros para que, en silencio, pueda mirar por la ventana y contarle qué pasa en su cuarto. Desde el momento en que lo levanta (8:05) en la orquesta comienza un tenso ostinato que se mantiene prácticamente ininterrumpido hasta el final de la escena. Debussy marca en la partitura: "En commençant modéré, puis peu à peu avec une animation inquiète qui doit grandir jusqu'à la fin de l'acte". Hay por lo tanto durante todo la acción en que Yniold espía por la ventana una tensión ascendente que alcanza su clímax con la impetuosa caída del telón.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 13 Feb 2011 18:23 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
Acto IV - Escena 1

Escuchamos esta escena en la versión dirigida por Kubelik, con Nicolai Gedda como Pelléas y Helen Donath como Mélisande.

Imagen


En el acto anterior ha sucedido mucho. La acción parece haber tomado un curso decidido hacia la catástrofe. El acto cuarto comienza por tanto con un ritmo agitado. En el preludio aparece el tema de Pelléas en una versión que parece casi una huida (ese eterno estar a punto de irse del personaje), que parece que va a terminar produciéndose.



Pelléas se encuentra apresurada y casi furtivamente con Mélisande para decirle que va a partir. Su padre se ha recuperado de la enfermedad que lo tenía postrado y le ha convencido de que viaje. "Tu as le visage grave et amical de ceux qui ne vivront pas longtemps", le ha dicho el padre proféticamente.

Antes de irse quiere volver a verla a solas: la cita por la noche junto a la fuente del segundo acto. "¿Vendrás? Será la última noche." Pelléas repite que se irá:

Pelléas - No volverás a verme.
Mélisande - No digas eso, Pelléas. Te veré siempre, te miraré siempre…
Pelléas - Por mucho que mires, yo estaré tan lejos que ya no podrás verme…

Al escuchar que hay gente cerca, Pelléas se va, dejando a Mélisande en escena. Tras un brevísimo interludio, entra Arkel.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 13 Feb 2011 22:23 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
Acto IV - Escena 2

Para esta escena volvemos a la versión de Cluytens con Victoria de los Ángeles, Gérard Souzay y Pierre Froumenty como Mélisande, Golaud y Arkel respectivamente.

Como la acción se divide claramente en dos partes, empezando la segunda con la entrada de Golaud, divido la pista también en dos. Primero escuchamos el monólogo que el rey dirige a Mélisande y luego escucharemos el enfrentamiento de Golaud con su esposa más el magnífico interludio que le sigue.


Acto IV - Escena 2 (1ª parte)

El rey Arkel encuentra a Mélisande y, sentándose junto a ella, le dirige unas palabras reconfortantes.

El padre de Pelléas se ha curado y es hora de que entre la luz en el castillo. El rey estaba preocupado de que Mélisande haya vivido en medio de tanta oscuridad; él sí ha sabido adivinar esta necesidad de "ver el cielo" que sentía la recién venida, y que su marido no supo entender.

El monólogo gira enteramente en torno a Mélisande, y como tal en el foso no deja de repetirse una y otra vez su tema.

Arkel está seguro, sin embargo, de que a partir de ahora las cosas cambiarán. Su discurso va in crescendo hasta un clímax que tiene algo incluso de visionario en su optimismo. Ve a Mélisande necesitada de ese cambio, de esa apertura de las ventanas para dejar pasar la luz, pero la ve también como el agente de ese cambio. Gracias a Mélisande, dice el rey, va a comenzar una nueva era en el castillo.

Imagen
On a tant besoin de beauté aux côtés de la mort.


Luego todo se calma (3:46), y en un tono más tranquilo y lírico, pide a Mélisande que se acerque para darle un beso: "los viejos necesitan a veces tocar con sus labios la frente de una mujer o la mejilla de un niño para seguir creyendo en el frescor de la vida y alejar un momento la amenaza de la muerte".

Esta escena de ternura y humanidad se ve interrumpida por la entrada de Golaud. Al llegar él la atmósfera se enturbia y se envenena (5:54).


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 13 Feb 2011 22:25 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
"Pelléas se va esta noche", anuncia secamente Golaud al entrar.


Acto IV - Escena 2 (2ª parte)

Todo acerca de Golaud nos hace pensar en la violencia. Viene ensangrentado, porque se ha rozado con una rama. Pide su espada y ante el espanto de los otros personajes, dice con acritud: "yo no uso la espada para esas cosas".

Golaud está fuera de sí y se siente molesto por las miradas de compasión o espanto de Mélisande. "¿Esperas ver algo en mis ojos sin que yo vea algo en los tuyos?" Los incomprensibles ojos de su mujer -aquel misterio que tanto lo atrajo al principio- se convierte en un motivo de exasperación.

"Yo no veo en sus ojos más que una gran inocencia", dice Arkel defendiendo a Mélisande. "Une grande inocence?" (2:28), Golaud retoma estas últimas palabras para comenzar un agrio (y estupendo) monólogo en que habla con amarga ironía de la supuesta inocencia de su esposa.

En el monólogo Golaud termina perdiendo la cabeza y da un paso decisivo en el camino de los celos y de la violencia. La persigue (el motivo de Mélisande suena como un grito alarmante - 4:41), la coge por el pelo y la agrede brutalmente ("À droite et puis à gauche! À gauche et puis à droite!).

Imagen
Ah, ah! Vos longs cheveux servent enfin à quelque chose!


Golaud ha perdido por completo el control: "¿Ves? Ya me río como un viejo." Arkel lo avisa para que se detenga. Volviendo en sí, dice su sentencia final: "Haz como veas. No le doy mayor importancia. Soy demasiado viejo. Y además no soy ningún espía… Esperaré al azar, y entonces… ¡oh, entonces!… Simplemente porque es lo que la gente hace, simplemente porque es lo que la gente hace…" Y sale.

Mélisande se lamenta ("No soy feliz") y Arkel apostilla en el tono profético que le conocimos en el primer acto: "si fuera Dios sentiría piedad del corazón humano", expresando su profunda tristeza por la escena que ha presenciado.

(Este último "je ne suis pas heureuse" de Mélisande fue el que desató las carcajadas del público en el preestreno de la obra, un poco por lo repetitivo de la frase a estas alturas de la obra y un poco por poder parecer ridícula justo después de la paliza de Golaud. Parece ser que cuando dijo "je ne suis pas heureuse", alguna voz en el teatro gritó "¡nosotros tampoco!")

Tras la desasosegante escena, Debussy desarrolla el interludio más extenso de la ópera.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 14 Feb 2011 11:45 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Dic 2007 10:03
Mensajes: 2053
Ubicación: Madrid
Siddharta escribió:
Odradek escribió:


Nunca me había fijado en los 12 golpes del arpa :o



Es un momento fundamental: a partir de aquí es donde se produce el giro.

Por cierto, la inerválica de las dos notas con las que se construyen esas campanadas es de.... Tritono. CHAAAAAAAAAAAAANN!!! :lol:

Muy buen trabajo, Odradek. Prometo, cuando tenga más tiempo, hacer algunos comentarios.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 14 Feb 2011 16:58 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
b escribió:
Por cierto, la inerválica de las dos notas con las que se construyen esas campanadas es de.... Tritono. CHAAAAAAAAAAAAANN!!! :lol:

:o Unas campanadas diabólicas, pues. :)

¡Espero impaciente más comentarios!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 14 Feb 2011 17:11 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
A raíz de la escena anterior, vienen al caso unas interpretaciones de otra famosa Mélisande e importante intérprete de Debussy, Maggie Teyte.

Imagen


Aunque no se aluda explícitamente nunca al hecho, la existencia de una Mélisande entre las esposas del brutal Barbe-bleue en la obra de teatro de Maeterlinck, hace que se tenga en ese pasado traumático del personaje una explicación del introvertido comportamiento de la princesa al comienzo de la obra que nos ocupa.

Parece que Hector Dufranne o Irène Joachim, entre otros, lo interpretaban así, y en esa línea iban las siguientes reflexiones de Teyte:

"Por eso Mélisande se siente petrificada ante los hombres: fue atacada por Barbazul tan perversamente que cuando la vemos al principio en Pélleas ha perdido la memoria. Y los hombres no pueden tocarla. A lo largo de la ópera se inventa una excusa tras otra para evitar que los hombres la toquen -incluido Pelléas. Sólo cuando Golaud la coge violentamente por el pelo vuelve en sí y es capaz de nuevo de aceptar el afecto por completo. Perdió la razón a causa de la brutalidad, y la brutalidad hace que la recupere. Es una especie de tratamiento de shock primitivo."

Bueno, ese es su análisis. :) Por lo demás, aquí la podemos escuchar en una... ¿podemos decir perfecta?... sí... una perfecta interpretación de la melodía Beau soir.



Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 15 Feb 2011 22:57 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
Acto IV - Escena 3

Escuchamos la versión de Abbado, con Patrizia Pace como Yniold y Jean-Philippe Courtis como el pastor.



Esta escena fue en su tiempo eliminada a menudo. Puede ser por varios motivos (a mí no es el momento que musicalmente me entusiasme más, desde luego). Como la escena consiste en un monólogo de Yniold, en parte puede verse como un problema de más al alargar un papel cantando a menudo por niños. Y, como en ella no ocurre nada que contribuya al desarrollo del argumento, en parte puede considerarse que vuelve lento el ritmo de la historia justo antes de llegar el clímax dramático de la ópera.

Sin embargo, quizá ahí radique su virtud respecto al desarrollo de la historia. Puede que la llegada de la gran escena final del acto justo después de ese momento tan violento que acabamos de vivir en la escena anterior habría sido demasiado atropellado, y esta escena sirva de pequeño desahogo (dentro de lo que cabe, ya que la escena es bastante lúgubre de todos modos) y de tranquilo e inquietante preludio de lo que está por venir.

Al comienzo de la escena, dominada por un trabajoso ostinato, Yniold intenta coger su pelota, que ha quedado atrapada bajo una piedra enorme que el pobre no puede mover. Es decir, la vida no es fácil ni cuando se es pequeño; un mensaje que se alía con la caída de la noche para ir creando un ambiente hostil e inquietante.

De pronto escucha corderos que lloran. Un pastor está conduciendo su rebaño mientras anochece. Yniold está preocupado, porque ve que los corderos no parecen contentos y andan en silencio. ¿Por qué no hablan?, pregunta el niño. El pastor, fuera de escena, responde: "Porque este no es el camino del establo".

Algún oscuro presentimiento pase quizá por la cabeza de Yniold. Al fin y al cabo es probable que los niños también tengan algo de "avertis", como dice Maeterlinck. El espectador a estas alturas, desde luego, sabe que a continuación no va a pasar nada bueno.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 16 Feb 2011 14:59 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Dic 2007 10:03
Mensajes: 2053
Ubicación: Madrid
odradek escribió:
b escribió:
Por cierto, la inerválica de las dos notas con las que se construyen esas campanadas es de.... Tritono. CHAAAAAAAAAAAAANN!!!

Unas campanadas diabólicas, pues. :)

¡Espero impaciente más comentarios!


Más que diabólicas, simboliza lo que tantas veces se ha pintado en música como lo "prohibido"; y en este caso, no puede estar más ad hoc. :lol:

Comento donde te has quedado: Acto IV, escena tercera.

Y creo que cortar esta escena es un error. En todas las obras Maestras los autores se preocupan de "tapar" los momentos cumbre con contrarios y este es el caso. De hecho, Debussy, quizá preocupado en cumplir su teoría sobre los Leivmotivs en Wagner sobre que son cuatro horas "oyendo las mismas cosas" :lol: , hace distraer intencionádamente al oyente y evita presentar los principales motivos de la ópera para, así, tener carta blanca en la siguiente y fundamental escena.

También es importante constatar en esta escena la preocupación por "difuminar" del compositor con respecto a Meaterlinck. En realidad cuando el pastor contesta: " Porque este no es el camino del establo" , va implícito que en realidad van al matadero. Golaud lo indica en la escena con Pelleas a la salida del subterraneo: "se dirían que sienten ya al carnicero". Debussy, en esta escena, corta cualquier alusión directa; en el estado de tensión en el que nos encontramos, sería un error y una redundancia que rompería un tanto la función, además, de este breve escena-tapadera.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 27 Feb 2011 20:18 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
Efectivamente, la escena de Yniold sirve de preparación a la escena capital que le sigue.

En parte por el contraste que indicas entre momento cumbre y lo "contrario" (en qué mal lugar deja esa expresión entonces a esta escena :lol:); en parte por lo que dices sobre la ausencia de motivos musicales antes de la escena cuarta, donde se despacha a gusto con los mismos… Pero también sirve para preparar el estado de ánimo del oyente para lo que está por venir. Si es verdad que el destino de los corderos está insinuado de forma muy difuminada, también es verdad que la música adquiere un tinte oscuro que llama la atención sobre el aspecto siniestro de la caída de la noche y del malestar de los corderos.

Richard Langham Smith llama la atención sobre la frase "il n'y a plus de soleil" en el monólogo del niño, en la que se oye la nota do mantenida por la trompa. Del mismo modo que la tonalidad de fa # mayor está asociada a la luz, la de do mayor es la de la oscuridad, y en este momento Debussy evoca claramente esa oscuridad… Una oscuridad que va más allá de la noche en que se desarrolla la escena, una oscuridad claramente subrayada como símbolo por el compositor, un símbolo negativo que reina en el escenario en el que Pelléas va a entrar al instante.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 27 Feb 2011 22:03 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
Acto IV - Escena 4

Escuchamos esta escena en la más moderna de las dos versiones de Karajan que hemos visto, con Stilwell y Von Stade.



Hasta ahora hemos visto como a medida que la atracción entre Pelléas y Mélisande iba creciendo también aumentaban la ira y los celos de Golaud. En esta escena se llega al trágico clímax de la acción. Ambas líneas ascendentes alcanzan su punto más alto: los protagonistas acaban confesándose su amor y al momento Golaud ejecuta su venganza.

En esa fuente del jardín donde al mediodía Mélisande perdía su anillo jugando con él, en esa fuente que tantas veces ha servido como un soleado símbolo de alegría, ahora es de noche y Pelléas aparece con una gran inquietud.

En su monólogo dice que esta es la última noche, que todo tiene que acabar, y Debussy subraya agoreramente estas primeras palabras.con una siniestra figura en violonchelos y contrabajos. "He jugado en sueños en torno a las trampas del destino. ¿Quién me ha despertado de pronto?", Pelléas siente que ya no es dueño de sus actos. Agitadamente se debate entre irse sin volver a verla o declararle sus sentimientos.

Mélisande entra inesperadamente. Pelléas quiere que se oculten en la sombra; a la luz de la luna podrían verlos. Mélisande quiere que los vean. Explica como ha escapado mientras Golaud dormía y su vestido se ha desgarrado mientras escapaba. Pelléas ríe de alegría ("¿Haces todo eso por mí? Oigo latir tu corazón como si fuese el mío.") y le pregunta si sabe por qué le ha pedido que venga. Pelléas va a partir y no se verán más. ¿Por qué? Pelléas termina confesándose: "¿no sabes por qué tengo que irme? ¿no sabes que es porque… te quiero?" Mélisande, ante la incredulidad de Pelléas, responde: "Yo también te quiero".

En esta primera parte del dúo las frases ya comienzan a encabalgarse. A menudo la primera nota de la frase de un personaje se monta sobre la última nota de la frase del otro, y en muchas ocasiones no hay ningún silencio entre frase y frase. Si está correctamente cantado, esta concatenación crea entre las frases de Pelléas y las frases de Mélisande un continuo, una sola frase.

Al respecto comenta Irène Joachim como Georges Viseur les advertía a ella y a Jansen cómo debían interpretarlo, de forma que por ejemplo entre la pregunta "Depuis quand m'aimes-tu?" y la respuesta "Depuis toujours." no debía haber pausa alguna. Joachim dice: "Ahí todos hacen una pausa, mirándose con intención. Pero Debussy quería que la respuesta se uniese con el final de la pregunta, como un único sonido… los dos, aquí, por una vez, confundidos."

Otra característica de esta parte del dúo es que está llena de apariciones de la tonalidad de do # mayor, que actúa como dominante de la tonalidad de la luz, fa # mayor, preparando su esperada aparición posterior. Así la dominante sirve para acompañar las primeras menciones sobre la luz y la sombra ("ne reste pas au bord du claire de lune" en 2:13, con la apatición de las trompas) y momentos clave del diálogo que preparan la posterior declaración de amor.

También aparecen aquí las primeras alusiones al fatídico destino que espera a los amantes: "Dentro de poco cerrarán las puertas, hay que tener cuidado", seguido del tema de Golaud (3:02).

Tras la narración de cómo ha escapado, la compasión de Pelléas vuelve a estar coloreada de ese do # mayor que comentábamos ("ma pauvre Mélisande, j'ai presque peur de te toucher" en 3:22).

Los sentimientos de Pelléas están cada vez más desbocados, y con la frase "Il y aurait plutôt de quoi pleurer" en 3:50, hay una exaltadísima aparición del tema de Pelléas. Ese tema que aparece tímidamente en el primer acto apenas apuntado en las flautas, aquí se convierte ya en un volcán en erupción, con esas mismas flautas enfáticamente acompañadas por oboes, clarinetes y cuerdas.

Luego, (3:57) Mélisande comenta que ya han estado en ese lugar hace mucho tiempo, y se oye un acorde en las trompas introducido por una nota de gracia en las harpas, en el que Lawrence Gilman ve una reminiscencia del tema de la fuente.

Cuando Pelléas le pregunta si sabe por qué le ha pedido que venga ("c'est peut-être la dernière foi que je te vois" en 4:30) Debussy vuelve a modular a do # mayor, preparando la esperada llegada del luminoso fa # mayor.

Cuando (5:02) Pelléas va a decir "je t'aime" la orquesta calla. Y en ese silencio Mélisande susurra casi inaudiblemente "je t'aime aussi".

Pelléas no cree lo que oye. "¿Qué has dicho? Casi no te he oído." Cuando Pelléas dice "on a brisé la glace avec des fers rougis", vuelve a sonar la orquesta creando un acompañamiento completamente irreal. Son cuatro violonchelos con armónicos de los violines y las violas tocando en pianíssimo una serie de acordes de novena. Según Gilman, "un efecto puramente debussyniano, ya que la relación entre los acordes es tan absolutamente anárquica como lo es también enormemente hermosa".

"¿Y desde cuándo me quieres?" "Desde siempre, desde que te vi." Y en 6:03 la orquesta asciende hacia la siguiente frase de Pelléas.


Última edición por odradek el 27 Feb 2011 22:15, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 27 Feb 2011 22:03 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
On dirait que ta voix a passé sur la mer au printemps!

Y lo pongo así, porque es una frase que merece un pequeño post para ella sola.

En 6:12 las trompas entonan un nuevo tema, irresistiblemente poético, acompañadas por los violines divididos en seis partes, mientras Pelléas dice "Es como si tu voz hubiera pasado sobre el mar en primavera".

Imagen


La frase llama la atención poderosamente. Es quizá uno de los momentos más bellos y más emotivos de la ópera. Y el compositor se ha encargado de preparar este instante mágico de varias maneras.

Tras la larga preparación que suponían las apariciones de do # mayor actuando como dominante de fa # mayor, por fin aparece esta tonalidad, que ha sido presentada durante toda la ópera como símbolo positivo de la luz, de la belleza de Mélisande y del amor de los dos protagonistas. Su aparición, dentro de la sintaxis armónica, nos da la sensación de que esta era la meta, que aquí era donde teníamos que llegar, que todo se ha consumado. Su papel como tonalidad de la luz, ilumina la escena y hace que se confundan en la exaltación de Pelléas todos los momentos positivos previos de la ópera en los que ha aparecido la tonalidad.

La frase también resalta por la intensa melodía que Debussy adjudica -por una vez y sin que sirva de precedente- a la línea vocal. En una ópera caracterizada por utilizar para la voz un continuo recitativo, encontrar esta melodía en la voz de un personaje es casi como un oasis en el desierto, y el espectador -claro está- queda anonadado.

Además, la melodía es de un lirismo tan peculiar que cualquiera podría confundir con una melodía de Massenet, compositor que ejerció no poca influencia en los comienzos de Debussy (y no hay que olvidar que quizá esta fuera el primer momento que Debussy compuso). Así, el placer de encontrar una melodía puede verse resaltado porque esa melodía corresponda a una tradición conocida.

Por otro lado Debussy no se saca de la manga el resaltar esta frase y no otra. En un texto en prosa como el de Maeterlinck, "on dirait que ta voix a passé sur la mer" es un alejandrino perfecto (el verso por excelencia de la poesía en francés), que además tiene un marcadísimo ritmo anapéstico (tatatá tatatá tatatá…), ritmo que queda además confirmado por "au printemps". Así que el intenso lirismo de la frase se encuentra fundado también por su condición de verso escondido en la prosa del autor.

En fin... Todo esto son muchas palabras para intentar comentar la emoción que se siente al escuchar algo. :oops: Creo que con la última escena del segundo acto dije (o fue mi intención decir) que aquello era un ejemplo de hasta dónde podían llegar las capacidades expresivas de este género que es la ópera... Con esta frase que comento ahora, ¡ya no sé qué decir!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 28 Feb 2011 14:33 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
Continuando con esta escena final del acto cuarto, la frase de "on dirait que ta voix" con el hermoso tema que la acompaña da paso al corazón del dúo de amor.

Pelléas expresa su amor por ella.

En 7:49 ("je ne savais pas que tu étais si belle") reaparece el tema de mélisande, y en 8:02 ("j'étais inquiet, je cherchais partout dans la maison") el mismo tema adquiere ese carácter de búsqueda desasosegante. Esta intervención de Pelléas llega al clímax en 8:12 ("je l'ai trouvé…"), donde vuelve el tema de "on dirait que ta voix" de forma triunfante y exaltada.

Todo vuelve a la calma y la orquesta retoma unas melodías sensuales y lánguidas. Mélisande contempla a Pelléas. Éste ve que están ya a la sombra de los árboles y quiere salir a la luz de la luna.

"Viens, il nous reste si peu de temps."

Ella prefiere quedarse a la sombra. "Estoy más cerca de ti en la oscuridad."

En 10:21 la escena de amor se ve interrumpida. Los contrabajos y violonchelos, subrayados por timbales y fagotes ("sombre et inquiet" marca la partitura) describen el siniestro ruido de las puertas del castillo cerrándose.

Pelléas grita agitadamente que ya es demasiado tarde, con el cierre de las puertas están perdidos, y Mélisande responde: "pues mejor". Ambos comprenden que han dado un paso definitivo declarándose su amor, y que este mismo paso les traerá la desgracia. "Tout est perdu! Tout est sauvé, tout est sauvé ce soir!"

Las paradojas no sólo abundan en el texto, sino también en la música. En este momento de sumo peligro, los amantes no pueden dejar de estar extasiados ante su nuevo amor por fin declarado. La música de agitación y alerta deja paso en 11:24 a un nuevo pasaje de intenso lirismo.

Pelléas continúa expresando sus sentimientos y en 11:45 los violines se alternan con las flautas en una nueva e irresistible melodía (que creo que es bastante cercana a la de la trompa en "on dirait que ta voix", no sé si está derivada una de otra). Esta melodía irá acompañando el monólogo apasionado de Pelléas hasta el final de la escena en un continuo aumento de la tensión, con unos resultados casi tristanescos.

Pero el dúo entre ambos se ve continuamente interrumpida por las sospechas de Mélisande, que cree ver a alguien espiándolos. En 12:06 Debussy vuelve a marcar "sombre et inquiet" para las cuerdas graves y los trombones, cuando Mélisande dice "hay alguien detrás de nosotros".

Imagen


Pelléas al principio no quiere creer a Mélisande y sus intervenciones siguen caracterizadas por el mismo tono lírico y exaltado. Entre las sombras de la sospecha, la inquietud de Mélisande, la embriaguez del nuevo amor y la descripción de una noche a la vez hermosa y amenazante, la música alcanza el mayor grado de inestabilidad armónica… Una inestabilidad que nos llevará precipitadamente hacia el final de la escena.

En 13:01 ya están seguros de ver a Golaud espiándolos. Pelléas y Mélisande se sienten como dos animales acorralados, presintiendo la catástrofe. Dándolo todo por perdido, se entregan a su primer y último beso. "Va a matarnos." "Mejor, mejor." "Se acerca." "Tu boca, tu boca" 13:46, la fusión de los dos amantes alcanza su grado pleno cuando sus frases van relevándose unas a otras, sino que por primera vez cantan al unísono.

En 13;58 una nueva aparición del tema de amor en las cuerdas marca el punto álgido del dúo.

Imagen
Oh, oh, toutes les étoiles tombent.


En pleno éxtasis de los amantes, Golaud ataca. En 14:20 la música pasa de la pasión a la tragedia. En 14:20 las trompas marcan el tema del agresor en su versión más agresiva.

Tras las desesperadas últimas palabras de Mélisande tras la muerte de Pelléas ("Je n'ai pas de courage"), la orquesta culmina el acto con un estremecedor fortissimo.


Última edición por odradek el 28 Feb 2011 21:18, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Enero 2011 - 4. Pelléas et Mélisande: Audición
NotaPublicado: 28 Feb 2011 20:17 
Desconectado
Concertino
Concertino
Avatar de Usuario

Registrado: 11 May 2008 13:52
Mensajes: 1097
Acto V

Tras la tempestad viene la calma. El quinto acto, compuesto por una sola escena (la escena más larga de la ópera), tiene algo de epílogo.

Vamos a escuchar la escena en la versión de Desormière. Irène Joachim como Mélisande, Henri Etcheverry como Golaud, Paul Cabanel como Arkel y Armand Narçon como médico. (Sí, a Narçon lo escuchamos como Arkel en la versión de Truc, con Croiza como Geneviève.) Todos ellos supervisados en esta grabación por Georges Viseur, quien asistió a Messager en el Pelléas de 1902 como répétiteur de los cantantes.

Como la escena es larga, dividiré la pista en tres partes.


Acto V - 1ª parte

En el quinto acto Arkel, Golaud y un médico acompañan a Mélisande, que está convaleciente en la cama.

Con un ritmo "lento y triste" punteado por las harpas, las cuerdas introducen la escena con una frase en pianissimo "très doux et très expressif".

En 0:17 las flautas apuntan una pequeña figura basada en el tema de Mélisande, que Gilman bautiza con el nombre de "pity", y que reaparecerá a lo largo de la escena.

El médico intenta consolar a Golaud: "No es por esta pequeña herida por lo que ella podría morir." El motivo de la muerte de Mélisande, por lo tanto, queda abierto a interpretación. El médico, de todos modos, no descarta que la puedan salvar, aunque sin muchas esperanzas. Arkel sin embargo intuye que ya poco se puede hacer: "No, creo que guardamos a nuestro pesar demasiado silencio en la habitación; eso no es buena señal."

En 2:15 las trompas anuncian con el tema del personaje la primera intervención desconsolada de Golaud: "He matado sin motivo." Golaud expresa su remordimiento.

En 2:58 de nuevo el tema en las flautas del comienzo del acto nos indica que Mélisande vuelve en sí. Arkel es el primero en verlo. Mélisande, acompañada por una versión cada vez más lenta del tema, ahora en los violines, pide que se abra la ventana. Estas primeras palabras llaman la atención sobre ese símbolo principal de la escena. Es la ventana, la ventana grande, por la que habrá de irse el alma de Mélisande al final del acto.

El médico, al dar su consentimiento al deseo de Mélisande ("faites, faites!", 4:00) parece comprender, y la orquesta tiembla como por una premonición.

Mélisande pregunta si el sol se está poniendo. Arkel asiente: "Sí, el sol se está poniendo sobre el mar; es tarde." Todo el simbolismo de la escena gira en torno al ocaso, la muerte, la eternidad.

Arkel pregunta a Mélisande cómo se encuentra. Mélisande responde que se encuentra bien, que nunca ha estado mejor. Sin embargo sus palabras están acompañadas por una frase en el oboe (4:38) marcada como "triste et très doucement expressif" que contradicen a Mélisande y dan a su respuesta un patetismo especialmente doloroso.

El discurso de Mélisande se vuelve enigmático: "Me parece sin embargo que sé algo…" "Yo tampoco comprendo ya lo que digo." En este momento cercano a la muerte, Mélisande ya no entiende lo que ha pasado, lo que pasa en el mundo real, y su conocimiento es el de los "avertis" de los que hablaba Maeterlinck, un conocimiento más profundo del mundo espiritual.

Mélisande pregunta si hay alguien más en la habitación. Arkel le dice que también está el médico y luego, con gran precaución y asegurándole que no le hará ningún daño, le dice que también está Golaud, pero que se irá si ella tiene miedo (estás últimas palabras van acompañadas del tema de Golaud en las violas, 6:25).

Mélisande parece no entender el porqué de tanta precaución: "¿Golaud está aquí? ¿Por qué no se acerca?" A estas palabras, Golaud se dirige por primera vez a su esposa.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 83 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com