Fecha actual 28 Mar 2017 12:00

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 115 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: 19 Nov 2009 19:52 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Ago 2009 0:14
Mensajes: 10756
Winsdgassen tiene un Erik anterior, juvenil, efusivo y ardoroso, en la versión de 1952 dirgida por Ferenc Fricsay.

_________________
"L'opera è l'opera, la sinfonia è la sinfonia" (Giuseppe Verdi)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 19 Nov 2009 20:22 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Si, aunque me gusta mas en la versión de Kna. De esa versión de Fricsay, lo mejor son los secundarios, desde luego.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 21 Nov 2009 13:04 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
<center>Tercera escena

Imagen</center>

Vamos a escuchar para este fragmento la grabación de Klemperer, con mi querido Martti Talvela encarnando a Daland y Anja Silja a Senta.


<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9440633-b63" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

La mirada de Senta oscila entre el extraño que acaba de aparecer y el retrato que cuelga en la pared. El muro que separaba los dos mundos se ha roto. El momento de tensión es subrayado por los timbales y unas notas fantasmales. Mientras el Holandés y Senta se miran fijamente, aparece un motivo nuevo que se repite, y que expresa el reconocimiento de los dos seres, el descubrimiento en el otro del destino de cada uno. Midi reconocimiento(Cómo me gustan a mi las escenas de reconocimiento de Wagner: Sieglinde y Siegmund, Tristan e Isolda, el Holandés y Senta…). No pueden dejar de mirarse, sin hacer ningún gesto mas, paralizados por la emoción.

Sobre las cuerdas comienza a marcarse un ritmo "terrenal" que acompaña la entrada de nuestro querido Daland, que saluda a Senta y se extraña de que ésta no corra a sus brazos. Unos trémolos acompañan la respuesta de la temblorosa Senta, que inquiere la identidad del extraño. Vuelve a sonar el motivo del reconocimiento, Daland sonríe cómplice…y comienza la “venta del producto” en un aria de inconfundible aire de opereta.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> DALAND
Mein Kind,
du siehst mich auf der Schwelle...
Wie? Kein Umarmen, Keinen Kuß?
Du bleibst gebannt an deiner Stelle -
verdien' ich, Senta, solchen Gruß?

SENTA
Gott dir zum Gruß!
Mein Vater, sprich!
Wer ist der Fremde?

DALAND
(lächelnd)
Drängst du mich?
</td>
<td>
<td width="300">DALAND
Hija mía, ¿no me ves en la puerta?...
¿Cómo? ¿No hay un abrazo?
¿No hay un beso?
Estás ahí, en tu lugar, inmóvil...
¿Merezco, Senta, este saludo?

SENTA
¡Dios sea contigo!
Padre, dime,
¿quién es el extranjero?

DALAND
(sonriendo)
¿Me apremias a que te lo diga?
</td>
</td>
</tr>
</table>

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9440634-1d4" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> DALAND
Mögst du, mein Kind,
den fremden Mann
willkommen heißen?
Seemann ist er, gleich mir,
das Gastrecht spricht er an.
Lang' ohne Heimat,
stets auf fernen, weiten Reisen,
in fremden Landen er
der Schätze viel gewann.

Aus seinem Vaterland verwiesen,
für einen Herd er reichlich lohnt:
sprich, Senta,
würd' es dich verdrießen,
wenn dieser Fremde bei uns wohnt?

(Senta nickt beifällig mit dem Kopf.
Daland wendet sich zum Holländer)


Sagt,
hab' ich sie zuviel gepriesen?
Ihr seht sie selbst -
ist sie Euch recht?
Soll ich von Lob noch
überfließen?
Gesteht,
sie zieret ihr Geschlecht?
</td>
<td>
<td width="300">DALAND
Hija mía,
debes dar la bienvenida
al extranjero;
es un marino, como yo,
y me ha pedido hospitalidad.
Sin patria desde hace tiempo,
durante largos y lejanos viajes
a tierras extrañas,
ha reunido muchos tesoros.

Desterrado de su país,
pagará alto precio por un hogar:
di, Senta,
¿te disgustaría que este extranjero
viviera en nuestra casa?

(Senta asiente con un movimiento de
cabeza; Daland se vuelve al holandés.)


Decidme,
¿la había alabado en demasía?
Vos mismo podéis verla...
¿Os parece bien?
¿Habré de extenderme aún más
en su alabanza?
¡Reconoced que es el ornato
de su sexo!
</td>
</td>
</tr>
</table>

El aria de Daland se estructura en tres secciones. Comienza la primera dirigiéndose a Senta, en Re mayor, presentándole al desgraciado Holandés, y apelando a la obligación de hospitalidad entre marinos (y dejando caer descuidadamente una referencia a las riquezas que atesora el extraño), solicita a Senta permiso para acogerle en la casa. La muchacha, sin retirar la mirada del Holandés, asiente con la cabeza sin decir palabra.

<center>Imagen
</center>

En la segunda, Daland se dirige al Holandés, de manera menos solemne, haciéndole partícipe de su orgullo de padre, y describiendo la valia de Senta (un poco como en el mercado de ganado). Termina su intervención con una frase adornadísima: “¿No es ella el ornato de su sexo?”

Sin respuesta, vuelve a dirigirse a Senta, ya hablando claro y exponiéndole su deseo de que consienta en ser la esposa del Holandés (suena melancólicamente aquel motivo del clarinete que introducía el justificado miedo de Erik). Por si ésta no lo viera claro, le describe la condición de absoluta solvencia del candidato, expresando excitación y codicia en su voz.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> (Zu Senta)

Mögst du, mein Kind,
dem Manne freundlich
dich erweisen!
Von deinem Herzen auch
spricht holde Gab' er an;
Reich' ihm die Hand,
denn Bräutigam
sollst du ihn heißen:
stimmst du der Vater bei,
ist morgen er dein Mann.

Sieh dieses Band,
sieh diese Spangen!
Was er besitzt, macht dies gering.
Muß, teures Kind,
dich's nicht verlangen?
Dein ist es,
wechselst du den Ring.
</td>
<td>
<td width="300">(a Senta)

¡Hija mía,
debes mostrarte amistosa
con el extranjero!
También quiere pedirle
a tu corazón
su más dulce prenda;
ofrécele tu mano,
pues debes llamarlo novio:
si estás de acuerdo con tu padre,
mañana será tu esposo.

¡Mira ese collar, mira ese broche!
Es sólo una muestra mínima
de lo que posee.
¿No deseas que sea tuyo,
hija queridísima?
Tuyo será
cuando intercambiéis los anillos.
</td>
</td>
</tr>
</table>

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9440635-4ff" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>
Pero Senta y el Holandés continúan sin articular palabra, fijas las miradas en los ojos del otro, mientras vuelven a sonar los timbales y el motivo del reconocimiento…y el jovial capitán se da cuenta de que está estorbando, y se retira del medio llevándose su tonada, no sin antes dejarles un par de eslogans comerciales, animándoles a la transacción.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> (Senta, ohne ihn zu beachten, wendet ihren
Blick nicht vom Holländer ab, sowie auch
dieser ohne auf Daland zu hören, nur in den
Anblick des Mädchens versunken ist.
Daland wird es gewahr; er betrachtet beide)


Doch keines spricht . . .
Sollt' ich hier lästig sein?
So ist's!
Am besten laß' ich sie allein.

(Zu Senta)

Mögst du den edlen
Mann gewinnen!
Glaub' mir,
solch' Glück wird immer neu.

(Zu Holländer)

Bleibt hier allein!
Ich geh' von hinnen.
Glaubt mir, wie schön,
so ist sie treu!
</td>
<td>
<td width="300">(Senta está totalmente extasiada
en la contemplación del Holandés.
Daland al ver que Senta no aparta su
mirada del holandés y que éste sólo
tiene ojos para mirarla, decide salir)


Pero ninguno dice nada...
¿Acaso soy un estorbo?
¡Sea, pues!
¡Mejor será que los deje solos!

(a Senta)

¡Debes ganarte a un hombre
tan noble!
Créeme, nunca volveremos a tener
tanta suerte.

(al holandés)

¡Quedaos aquí solos!
Yo me retiro.
¡Creedme,
es tan fiel como bella!
</td>
</td>
</tr>
</table>


<center>Imagen</center>

Suena, una vez mas, suavemente, el motivo del Holandes….respondido inmediatamente por el motivo de la Redención. El monólogo y la balada juntos al final.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 22 Nov 2009 14:56 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Tercera escena: duo


Imagen



Pasamos a oir la segunda parte de esta tercera escena en la versión de Reiner del 50, en directo en el MET, con sus ruiditos, sus toses…y con Hotter y Varnay, el primero no al glorioso nivel de la grabación del 44 con Krauss, pero siempre Hotter, y la segunda en su debut del papel, y maravillosa (y al final, con Sven Nilsson cantando Daland).

El motivo del Holandés introduce la primera frase del mismo, sin acompañamiento orquestal al principio, y después con el trémolo de las cuerdas. El tono es lejano, como de otros tiempos, como la figura de la mujer añorada, ahora delante de sí.



<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
HOLLÄNDER
Wie aus der Ferne längst
vergang'ner Zeiten
spricht dieses Mädchens Bild zu mir:
wie ich's geträumt seit
bangen Ewigkeiten,
vor meinen Augen seh' ich's hier.
</td>
<td>
<td width="300">
HOLANDÉS
Desde la lejanía de otros tiempos
me habla la imagen
de esta muchacha:
tal como la soñara
desde temerosas eternidades
la veo aquí ahora ante mis ojos...
</td>
</td>
</tr>
</table>

El Holandés no puede aún creerse que el final de su ciclo horrendo está pronto a su fín. Teme abandonarse a la esperanza que le invade ante la visión de la muchacha que se le entrega con la mirada. Se pregunta si la llama que le enciende es amor (y la música se enciende con el), concluyendo que no puede ser amor, sino deseo de redención. El tormento del Holandés no consiste solo en su condena de errar eternamente, sino en la incapacidad de salir de él para amar, para vivir….porque está muerto en vida, o vivo en la muerte.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
Wohl hub auch
ich voll Sehnsucht meine Blicke
aus tiefer Nacht empor
zu einem Weib:
ein schlagend' Herz ließ, ach!
mir Satans Tücke,
daß eingedenk ich
meiner Qualen bleib'.
Die düstre Glut,
die hier ich fühle brennen,
sollt' ich Unseliger
sie Liebe nennen?
Ach nein!
Die Sehnsucht ist es nach dem Heil:
würd es durch solchen Engel
mir zuteil!
</td>
<td>
<td width="300">
Lleno de anhelo
elevo mi mirada
a una mujer desde
la profunda negrura de la noche;
pero la insidia de Satanás,
¡ay!, hace que mi corazón
palpite siempre
para atormentarme.
¿Puedo yo, desdichado,
llamar amor
a este sombrío fuego
que siento arder aquí dentro?
¡Ay, no!
Lo que anhelo es la salvación:
¡si me fuera deparada
gracias a este ángel!
</td>
</td>
</tr>
</table>


Senta comienza su monólogo paralelo (que aún no es un dúo) expresando la incredulidad de estar ante su sueño, de poder asumir el rol que deseaba; el fuego que a ella le quema tampoco es el del amor, sino a la compasión que le lleva a desear redimirle. El Holandés canta con ella pero no a ella, sino que está aún sumido en sus cavilaciones. De hecho, podríamos asumir que nosotros, espectadores, estamos únicamente escuchando sus pensamientos mientras ellos dos continúan en silencio, mirándose, como al principio.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
SENTA
Versank ich jetzt
in wunderbares Träumen?
Was ich erblicke, ist's ein Wahn?
Weilt' ich bisher
in trügerischen Räumen,
brach des Erwachens Tag heut' an?
Er steht vor mir,
mit leidenvollen Zügen,
es spricht sein unerhörter
Gram zu mir:
kann tiefen Mitleids Stimme
mich belügen?
Wie ich ihn oft gesehn,
so steht er hier.
Die Schmerzen,
die in meinem Busen brennen,
ach', dies Verlangen,
wie soll ich es nennen?
Wonach mit Sehnsucht
es dich treibt - das Heil,
würd' es, du Ärmster,
dir durch mich zuteil!
</td>
<td>
<td width="300">
SENTA
¿Estoy sumida
en un sueño maravilloso?
¿Es acaso ilusión lo que aquí veo?
He vivido hasta hoy
en espacios engañosos,
¿es éste el día de mi despertar?
Él está ante mí
con sus dolientes rasgos
y me habla de su inaudita aflicción:
¿puede engañarme la voz profunda
de la compasión?
Helo aquí
como lo vi tan a menudo.
¿Cómo debo llamar
a estos sufrimientos
que arden en mi pecho, ¡ay!,
a este apremio?
¡Que lo que buscas
con tanto anhelo,
la salvación,
te sea deparada gracias a mí,
hombre desdichado!
</td>
</td>
</tr>
</table>



La unión de los dos monólogos llega a la apoteosis en la repetición de la última frase, en precioso y puro estilo belcantista. Concluye esta parte con el motivo de la redención, y la percusión nos hace la transición al dúo propiamente dicho, ya en otro tono completamente distinto, en el cual los dos personajes bajan a tierra y se ponen a negociar, concluyendo así el paralelismo con el primer acto.



<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
HOLLÄNDER

Wirst du des Vaters Wahl
nicht schelten?
Was er versprach, wie -
dürft' es gelten?

Du könntest dich
für ewig mir ergeben,
und deine Hand dem Fremdling
reichtest du?
Soll finden ich,
nach qualenvollem Leben,
in deiner Treu'
die lang ersehnte Ruh'?

SENTA
Wer du auch seist
und welches das Verderben,
dem grausam dich dein Schicksal
konnte weih'n -
was auch das Los,
das ich mir sollt' erwerben,
gehorsam stets
werd' ich dem Vater sein!

HOLLÄNDER
So unbedingt, wie?
Könnte dich durchdringen
für meine Leiden tiefstes Mitgefühl?

SENTA
(für sich)
Oh, welche Leiden!
Könnt' ich Trost dir bringen!

HOLLÄNDER
Welch' holder Klang
im nächtigen Gewühl!
Du bist ein Engel!
Eines Engels Liebe
Verworf'ne selbst zu trösten weiß!
Ach,
wenn Erlösung mir zu hoffen bliebe,
Allewiger, durch diese sei's!

SENTA
Ach,
wenn Erlösung ihm zu hoffen bliebe,
Allewiger, durch mich nur sei's!
</td>
<td>
<td width="300">
HOLANDÉS
(acercándose un poco a Senta)
¿No reprocharás a tu padre
la elección?
¿Darás tu consentimiento
a lo que prometió?

¿Puedes consagrarte a mí
eternamente,
puedes ofrecer
tu mano
al extranjero?
¿Tras una vida de tormentos
hallaré en tu fidelidad la paz
tan largamente deseada?

SENTA
Seas quien fueres
y cualquiera que sea
la desdicha
a que cruelmente te tiene
consagrado tu destino...,
y sea cual fuere la suerte
que me está reservada,
¡siempre obedeceré a mi padre!

HOLANDÉS
¿Cómo puedes sentirte transida
de tan honda compasión
por mis sufrimientos?

SENTA
(para sí)
¡Oh, qué sufrimientos!
¡Ojalá yo pueda traerte consuelo!

HOLANDÉS
¡Qué dulces sonidos
en las nocturnas tinieblas!
¡Eres un ángel!
El amor de un ángel
sabe incluso consolar al abyecto.
¡Oh, si aún puedo esperar
la salvación, eterno Dios,
que sea gracias a ella!

SENTA
¡Ay,
si aún puede esperar la salvación,
eterno Dios, que sea gracias a mí!
</td>
</td>
</tr>
</table>

El tiempo es mas vivo, el canto al principio formal y puntuado rítmicamente en el Holandés, después mas lírico, que pregunta a Senta si será capaz de cumplir lo deseado por su padre, en un hipotético Mi menor. La respuesta de Senta, majestuosa y en afirmativo Mi mayor, es afirmativa, lo que remarca la progresión ascendente, pero no muestra sus sentimientos: “siempre obedeceré a mi padre”. El Holandés se conmueve: “¿Cómo puedes sentirte transida de tan honda compasión por mis sentimientos?” La respuesta de Senta, para ella misma, llena de apasionada piedad y con un agudo escandaloso, da lugar a un precioso cambio de motivos: el Holandés canta sobre el motivo de la redención: “¡Qué dulces sonidos
en las nocturnas tinieblas!” .
Exultante, deja por fin que la esperanza le llene, porque el amor de un ángel puede lograr el milagro, y ruega a Dios que la salvación venga de su mano, a lo que se suma Senta pidiéndole a Dios que le permita ser ella la redentora.

Imagen


<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
HOLLÄNDER

Ach! Könntest das Geschick du ahnen,
dem dann mit mir du angehörst,
dich würd' es an das Opfer mahnen,
das du mir bringst,
wenn Treu' du schwörst.
Es flöhe schaudernd deine Jugend
dem Lose, dem du sie willst weih'n,
nennst du des Weibes
schönste Tugend,
nennst ew'ge Treue du nicht dein!

SENTA
Wohl kenn' ich Weibes
heil'ge Pflichten.
sei drum getrost, unsel'ger Mann!
Laß über die das Schicksal richten,
die seinem Spruche trotzen kann!
In meines Herzens höchster Reine
kenn' ich der Treue Hochgebot.
Wem ich sie weih',
schenk' ich die eine;
die Treue bis zum Tod.
</td>
<td>
<td width="300">
HOLANDÉS
(que ha oído lo dicho por Senta)
¡Oh, si pudieras advertir los lazos
con que de mí dependerías entonces,
si pudieras comprender el sacrificio
que me ofreces al jurarme fidelidad!
¡Aparta con horror tu juventud del
destino al que quieres consagrarla,
si no puedes llamar tuya
a la más bella
virtud femenina,
a la eterna fidelidad!
SENTA
¡Conozco el sagrado deber
de la mujer, hombre desdichado,
no te inquietes por ello!
¡Permite que participe
de tu destino aquella que puede
detener su marcha!
En mi puro corazón guardo el supremo
mandamiento de la fidelidad.
¡A aquel a quien me consagre
le seré fiel hasta la muerte!
</td>
</td>
</tr>
</table>


El momento climático es interrumpido por el Holandés, que en este momento es por primera vez capaz de salir de él y teme por el cruel destino de Senta, si ella no es capaz de cumplir su promesa. Le acompaña el remolino que conocíamos de su monólogo, con los motivos de la errancia, del destino, y el familiar acorde de septima disminuída.

En el mismo tono afirmativo que en su anterior intervención, con las cuerdas puntuando rítmicamente su declaración, Senta reitera su promesa, y tras un crescendo el Holandés se une a ella para el final triunfal del dúo.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
HOLLÄNDER

Ein heil'ger Balsam
meinen Wunden dem Schwur,
dem hohen Wort entfließt.
Hört es:
mein Heil, hab' ich gefunden.
Mächte, ihr Mächte,
die ihr zurück mich stießt.
Du Stern des Unheils
sollst erblassen.
Licht meiner Hoffnung, leuchte neu!
Ihr Engel, die mich einst verlassen,
stärkt jetzt dies Herz
in seiner Treu'.

SENTA
Von mächt'gem Zauber überwunden
reißt mich's zu seiner Rettung fort.
hier habe Heimat er gefunden,
hier ruh' sein Schiff
in sich'rem Port!
Was ist's,
das mächtig in mir lebet?
Was schliet berauscht
mein Busen ein?
Allmächt'ger,
was so hoch mich erhebet,
laß es die Kraft der Treue sein!
</td>
<td>
<td width="300">
HOLANDÉS
(exaltado)
De este juramento
y sublimes palabras
mana bálsamo para mis heridas.
¡He hallado mi salvación,
habrá de ceder lo que me la negaba!
¡Palidece,
estrella de la desdicha,
resplandece de nuevo
luz de mi esperanza!
¡Ángeles que un día me abandonasteis
fortaleced ahora
en su fidelidad
a ese corazón!

SENTA
Me siento empujada por
un poderoso encantamiento
a buscar su salvación;
¡que encuentre aquí su patria,
que aquí descanse su barco
en puerto seguro!
¿Qué es lo que siento vivir en mí
con tal energía?
¿Qué es esto que embriaga
mi pecho?
¡Todopoderoso, lo que así me eleva,
sea la fuerza de la fidelidad!
</td>
</td>
</tr>
</table>


La orquesta saluda la entrada de Daland con una marcha imponente. El ilusionado futuro suegro pregunta si podrá poner la guinda a la fiesta de llegada con el anuncio del enlace. En el trío que cierra el acto, Senta reitera su promesa de eterna fidelidad, el Holandés ve así el fin de sus desdichas y burlado el infierno, y Daland se los lleva a la fiesta, encantado de cuando los planes salen bien, como decía el otro.



<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
DALAND
(wieder eintretend)
Verzeiht! Mein Volk
hält draußen sich nicht mehr;
nach jeder Rückkunft,
wisset, gibt's ein Fest.
Verschönern möcht ich's,
komme deshalb her,
ob mit Verlobung
sich's vereinen läßt?
Ich denk', ihr habt nach
Herzenswunsch gefreit?
Senta, mein Kind, sag,
bist auch du bereit?

SENTA
Hier meine Hand!
Und ohne Reu' bis in den Tod
gelob' ich Treu'!

HOLLÄNDER
Sie reicht die Hand!
Gesprochen sie
Hohn, Hölle, dir durch ihre Treu'!

DALAND
Euch soll dies Bündnis nicht gereu'n!
Zum Fest!
Heut' soll sich alles freu'n!
</td>
<td>
<td width="300">
DALAND
(entrando de nuevo)
¡Disculpad!
Mi gente ya no puede
aguantar más;
tras cada regreso,
sabedlo, celebramos una fiesta:
¿en esta ocasión no sería aún más
bella si pudiera unirse
a unos esponsales?
¿Pienso mal al creer que habéis
elegido según vuestro corazón?
Senta, hija mía, di,
¿estás también de acuerdo?

SENTA
¡He aquí mi mano!
¡Sin pesar prometo ser fiel
hasta la muerte!

HOLANDÉS
¡Ofrece su mano!
¡Sé así burlado, infierno,
por su fidelidad!

DALAND
¡No os arrepentiréis de esta unión!
¡A la fiesta!
¡Hoy todos deben alegrarse!

</td>
</td>
</tr>
</table>


Imagen

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 23 Nov 2009 22:41 
Desconectado
Elektricista
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2007 16:07
Mensajes: 3924
Ubicación: Foro nuevo, vida nueva
Voy con bastante retraso con la guía de la audición y es que me he quedado atascado con el dúo de Senta y Erik. Hay una parte a la que le llevo dando vueltas todo el fin de semana, en concreto 01:36 de aquí:

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9391704-ab4" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

Wenn dann mein Herz
im Jammer bricht,


¿Es imaginación mía o este giro se escucha también en otro Wagner? ¿Tannhäuser quizás? Es que no puedo quitármelo de la cabeza y es porque me suena de otro lado (al final seguro que es el mismo Holandés pero no logro dar con el sitio)... :roll:

_________________

Zu neuen Taten,
teurer Helde


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 23 Nov 2009 22:51 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
No puedo ayudarte. Hay varios momentos que me recuerdan a otras obras (o mejor dicho: cuando escucho otras obras, de pronto encuentro momentos que me llevan al Holandés), pero ese concretamente no me suena a nada mas que a Erik.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Nov 2009 0:03 
Desconectado
Elektricista
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2007 16:07
Mensajes: 3924
Ubicación: Foro nuevo, vida nueva
naietta escribió:
No puedo ayudarte.


No pasa nada ;) a veces me obsesiono por unas chorradas... :oops:

naietta escribió:
La unión de los dos monólogos llega a la apoteosis en la repetición de la última frase, en precioso y puro estilo belcantista.


Sólo he tenido ocasión de ver el Holandés una vez en directo. Iba esperando disfrutar de las partes más cañeras... pero lo que recuerdo con mayor emoción es este dúo, cuyo valor musical no supe apreciar hasta entonces :D

Esperamos para la transición continua entre actos, ¿verdad?

_________________

Zu neuen Taten,
teurer Helde


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Nov 2009 8:44 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Escuchemos pues la transición contínua:

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9479500-c49" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

Escuchamos al principio la repetición de un tema del final del duo, seguido por una figura obstinada en la cuerda, y después el motivo de la redención repetido. Este enlaza directamente con una melodía relacionada con la danza de los marineros, y despues otra sobre el intervalo descendente que ya conocemos, que formaba parte del grito de maniobra, que se desarrolla con sus ho-he-ha-he (y su motivo saltarín, de actividad), hasta desembocar, en do mayor, en la canción de los marineros, que veremos esta tarde, ya en el Tercer Acto.

Me maravillan las transiciones de acto de esta obra.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 24 Nov 2009 20:29 
Desconectado
Zampabollos
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Mar 2004 11:12
Mensajes: 3823
Ubicación: nelle golle di Napata
Me acabo por fin de poner al dia con la guia de audicion.

Uno de los momentos que mas me gustan del Holandes es precisamente este duo entre Senta y el Holandes. :wink:

Extraordinario trabajo, Naietta. Claro, ameno y muy instructivo. Te felicito. :wink:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 25 Nov 2009 18:01 
Desconectado
Mozdark
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Nov 2007 12:21
Mensajes: 1592
Ubicación: Madrid
Yago escribió:
Me acabo por fin de poner al dia con la guia de audicion.

Pues lo mismo aquí, que he llegado a acumular bastante retraso, pero ya he hecho la tarea. Y en honor a tu gran trabajo diré que es la primera vez que el Holandés me está resultando de lo más interesante. Por ejemplo, como no tengo grabación y sólo lo he escuchado o en vivo o por la radio, o sea con intermedios largos entre actos, nunca me había dado cuenta de eso que llamas la "transición contínua", ese modo tan ingenioso de enlazar el final de un acto con el principio del siguiente.

No me extraña que digas
naietta escribió:
Me maravillan las transiciones de acto de esta obra.


Ah, y me encanta esa escena tercera en la que el dúo empieza "de espaldas" uno a otro y luego ya sigue "en paralelo". Genial.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 25 Nov 2009 18:36 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
<center>TERCER ACTO


Primera escena

Imagen</center>


En el tercer acto debemos ver a un lado del escenario los dos barcos que conocemos del primer acto, y a otro la casa de Daland, en cuyo interior se ha desarrollado el segundo acto. Por tanto, ya nos imaginamos que los elementos que se nos han presentado en los dos actos posteriores se van a unir, o confrontar, o colisionar en este acto final.




En la primera escena vamos a ver a los marinos que cantaban alegremente su llegada al hogar en el primer acto, y a las muchachas que añoraban su regreso en el segundo, por fín reunidos en el barco….con un testigo silencioso: el barco del Holandés.



En la escena no aparecerá ningún personaje principal, ni pasará “nada” que haga avanzar la trama. Pero veremos en ella la primera foto de la resolución trágica de la historia. Y desde el punto de vista musical a mi me parece una maravilla, una escena llena de contrastes cromáticos brutales. La oposición primero entre los coros femenino y masculino, y después con el tercero en discordia, es uno de los momentos mas especiales e innovadores de esta ópera, surgiendo desde luego de aquella escena de la Garganta del Lobo de Der Freischütz… Vamos a seguirla en la estupenda versión de Keilberth de 1955, la “paralela” a la versión de Kna que hemos conocido, en el mismo festival de Bayreuth.

<center>Imagen</center>

La escena comienza por un flashback del acto anterior, con el motivo de la redención, seguido por un motivo de la danza de los marineros (aquel que antecedía cada estrofa de la canción del timonel, os acordais?), posteriormente nuestro motivo saltarín del trabajo de los marineros, y de ahí a la canción de los marineros, en Do mayor.


<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9168787-3be" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
MATROSEN DES NORWEGERS
Steuermann! Laß die Wacht!
Steuermann! her zu uns!
Ho! He! Je! Ha!
Hißt die Segel auf! Anker fest!
Steuermann, her!
Fürchten weder Wind
noch bösen Strand,
wollen heute mal recht lustig sein!
Jeder hat sein Mädel auf dem Land,
herrlichen Tabak
und guten Branntwein.
Hussassahe!
Klipp' und Sturm' draus -
Jollohohe!
lachen wir aus!
Hussassahe!
Segel ein! Anker fest!
Klipp' und Sturm lachen wir aus!
Steuermann, laß die Wacht!
Steuermann, her zu uns!
Ho! He! Je! Ha!
Steuermann, her trink mit uns!
Ho! He! Je! Ha!
Klipp' und Sturm' He!
sind vorbei, he!
Hussahe! Hallohe! Hussahe!
Steuermann, Ho!
Her, komm und trink mit uns!
</td>
<td>
<td width="300">
MARINEROS NORUEGOS
¡Timonel, deja la guardia!
¡Timonel, ven con nosotros!
¡Ho! ¡He! ¡Je! ¡Ha!
¡Izad las velas! ¡Firme el ancla!
¡Ven, timonel!
¡No tememos a vientos
y malas costas,
hoy queremos divertirnos!
Cada uno tiene en tierra
a su chica, magnífico tabaco
y aguardiente del bueno.
¡Hussassahe!
¡Escollos y tormentas fuera...!
¡Jollohohe!
¡De ellos nos reímos!
¡Hussassahe!
¡Velas arriba! ¡Firme el ancla!
¡De escollos y tormentas nos reímos!
¡Timonel, deja la guardia!
¡Timonel, ven con nosotros!
¡Ho! ¡He! ¡Je! ¡Ha!
¡Timonel, ven! ¡Bebe con nosotros!
¡Ho! ¡He! ¡Je! ¡Ha!
¡Escollos y tormentas, he,
quedaron atrás! ¡He!
¡Hussahe! ¡Hallahe! ¡Hussahe!
¡Timonel! ¡Ho! ¡Ho!
¡Ven y bebe con nosotros!
</td>
</td>
</tr>
</table>


El coro interpreta la canción a cuatro voces, en uno de los fragmentos que alcanzaron más popularidad tras el estreno de la obra. Tras el coro se desarrolla el motivo de la danza de los marineros, muy marcado rítmicamente por un ostinato de los metales, y se supone que por los zuecos de los marineros, que bailan tambaleándose mientras se ponen hasta las patas de aquavit (vamos, al estilo vasco :D).


La danza es interrumpida por las jóvenes hilanderas, que se mofan de los marineros que bailan solos y deciden ir a llevar vino y viandas a la tripulación del barco vecino. Mientras tanto, la danza de los marineros se oye en segundo plano a cargo de las maderas, en mi menor.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
(Sie tanzen auf dem Verdeck.
Die Mädchen kommen mit Körben
voll Speisen und Getränken)


MÄDCHEN
Mein! Seht doch an! Sie tanzen gar!
Der Mädchen bedarf's da nicht,
fürwahr!

MATROSEN DES NORWEGERS
He! Mädel! Halt!
Wo geht ihr hin?

MÄDCHEN
Steht euch nach frischem
Wein der Sinn?
Euer Nachbar dort soll
auch was haben!
Ist Trank und Speis' für euch allein?

STEUERMANN
Fürwahr!
Tragt's hin den armen Knaben!
Vor Durst sie scheinen
matt zu sein!
</td>
<td>
<td width="300">
(los marineros bailan siguiendo
el compás con el golpear de sus pies.
Las muchachas les traen de beber)


MUCHACHAS
¡Eh, mirad ahí! ¡Están bailando!
¡Ahí no necesitan muchachas
para nada!

MARINEROS NORUEGOS
¡Eh, chicas, alto!
¿A dónde vais?

MUCHACHAS
¿Pensáis en más vino?
¡También ha de quedar algo
para vuestro vecino!
¿Son sólo para vosotros
comida y bebida?

TIMONEL
¡Eso es!
¡Llevádselas a esos
pobres muchachos!
Deben de estar extenuados de sed.
</td>
</td>
</tr>
</table>



En este momento todos se dan cuenta del extraño silencio que reina en el barco Holandés. Las muchachas llaman por primera vez, en do mayor. Nadie responde. Pero escuchamos un acorde inquietante en do sostenido menor. Inmediatamente, suena el motivo de la redención, de nuevo en do mayor.



<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9168796-591" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
MATROSEN DES NORWEGERS
Man hört sie nicht.

STEUERMANN
Ei, seht doch nur!
Kein Licht!
Von der Mannschaft keine Spur!

MÄDCHEN
He! Seeleut'! He!
Wollt Fackeln ihr?
Wo seid ihr doch?
Man sieht nicht hier!

MATROSEN DES NORWEGERS
Hahaha!
Weckt sie nicht auf!
Sie schlafen noch!

MÄDCHEN
He. Seeleut! He!
Antwortet doch!

MATROSEN DES NORWEGERS
Ha ha! Wahrhaftig, sie sind tot:
sie haben Speis' und Trank
nicht not!


MÄDCHEN
Ei, Seeleute,
liegt ihr so faul schon im Nest?
Ist heute für euch denn nicht
auch ein Fest?

MATROSEN DES NORWEGERS
Sie liegen fest auf ihrem Platz,
wie Drachen hüten sie den Schatz.

MÄDCHEN
He! Seeleute!
Wollt ihr nicht frischen Wein?
Ihr müßtet wahrlich
doch durstig auch sein.

MATROSEN DES NORWEGERS
Sie trinken nicht, sie singen nicht;
In ihrem Schiffe brennt kein Licht.

MÄDCHEN
Sagt! Habt ihr denn nicht
auch ein Schätzen am Land?
Wollt ihr nicht mit tanzen
auf freundlichen Strand?

MATROSEN DES NORWEGERS
Sie sind schon alt
und bleich statt rot!
Und ihre Liebsten, die sind tot!
</td>
<td>
<td width="300">
MARINEROS NORUEGOS
No se les oye.

TIMONEL
¡Ea, vedlo!
¡Ni luces...
ni rastro de la tripulación!

MUCHACHAS
(al barco holandés)
¡Eh, marineros, eh!
¿Queréis luces?
Pero, ¿dónde estáis?
¡Aquí no se ve nada!

MARINEROS NORUEGOS
¡Ja, ja, ja!
¡No los despertéis!
¡Aún duermen!

MUCHACHAS
¡Eh, marineros, eh!
Pero, ¡contestad!

(largo silencio)

MARINEROS NORUEGOS
¡Ja, ja!
Está claro. Están muertos:
¡No necesitan comer ni beber!

MUCHACHAS
¿Cómo, marineros?
¿Ya os habéis ido a la cama?
¿No es hoy fiesta también
para vosotros?

MARINEROS NORUEGOS
Duermen ya cada uno en su sitio
y guardan su tesoro como dragones.

MUCHACHAS
¡Eh, marineros!
¿No queréis vino nuevo?
¡Tenéis que estar
verdaderamente sedientos!

MARINEROS NORUEGOS
Ni beben, ni cantan,
y en su barco no hay luz que arda.

MUCHACHAS
¡Decid!
¿No tenéis acaso una novia en tierra?
¿No queréis bailar con nosotras
en esta acogedora orilla?

MARINEROS NORUEGOS
¡Son viejos y están pálidos
en vez de sonrosados!
¡Y sus amadas ya murieron!
</td>
</td>
</tr>
</table>



Ahora empieza una bella pelea entre marineros e hilanderas. En la primera parte, las hilanderas llaman a los marineros holandeses para ofrecerles vino y comida, compañía y fiesta. Mientras tanto, los marineros se burlan de ellas diciendo que los holandeses están muertos y son solo espectros. En este fragmento, las diferencias en el canto de ambos coros están muy marcadas:



- :arrow: Las hilanderas cantan en forte; su registro es agudo; las frases son recortadas y ascendentes, y la orquesta les acompaña al unísono. La célula básica rítmica es la negra con puntillo + corchea, y la tonalidad es do mayor.



- :arrow: Los marineros cantan piano, el registro es medio-grave, las frases son ligadas y descendentes, y les acompañan las cuerdas. La tonalidad va variando: mi menor/si mayor-sol menor/do mayor-fa menor/la bemol mayor.

<center>Imagen</center>

Las hilanderas hacen una segunda llamada a la tripulación holandesa, a la que se suman los marineros noruegos. La respuesta es un acorde de fa sostenido menor; los coros repiten la llamada en fa menor, y suena el acorde tenebroso seguido de nuevo del tema de la redención.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
MÄDCHEN
He! Seeleut'! Seeleut'!
Wacht doch auf!
Wir bringen euch Speise
und Trank zu Hauf!

MATROSEN DES NORWEGERS,
MÄDCHEN
He! Seeleut'! Seeleut'!
Wacht doch auf!...usw.

MÄDCHEN
Wahrhaftig, ja!
Sie scheinen tot!
Sie haben Speis' und Trank nicht not.

MATROSEN DES NORWEGERS
Vom fliegenden Holländer
wißt ihr ja?
Sein Schiff, wie es liebt,
wie es lebt, seht ihr da!

MÄDCHEN
So weckt die Mannschaft
ja nicht auf;
Gespenster sind's,
wir schwören drauf!

MATROSEN DES NORWEGERS
Wie viel hundert Jahre
schon seid ihr zur See?
Euch tut ja der Sturm
und die Klippe nicht weh!

MÄDCHEN
Sie trinken nicht,
sie singen nicht!
In ihrem schiffe brennt kein Licht.

MATROSEN DES NORWEGERS
Habt ihr keine Brief',
keine Aufträg' fürs Land?
Unsern Urgroßvätern
wir bringen's zur Hand!

MÄDCHEN
Sie sind schon alt
und bleich statt rot!
Und ihre Liebsten, ach, sind tot!

MATROSEN DES NORWEGERS
Hei, Seeleute!
Spannt eure Segel doch auf
und zeigt uns
des fliegenden Holländers Lauf!

MÄDCHEN
Sie hören nicht!
Uns graust es hier!
Sie wollen nichts -
was rufen wir?

MATROSEN DES NORWEGERS
Ihr Mädel,
laßt die Toten ruh'n;
Laßt's uns Lebend'gen
gütlich tun!

MÄDCHEN
(den Matrosen ihre Körbe
über Bord reichend)

So nehmt!
Der Nachbar hat's verschmäht!

STEUERMANN
Wie? Kommt ihr denn nicht
selbst an Bord?

MÄDCHEN
Ei, jetzt noch nicht!
Es ist ja nicht spät.
Wir kommen bald!
Jetzt trinkt nur fort,
und wenn ihr wollt, so tanzt dazu,
nur lat dem müden Nachbar Ruh!
</td>
<td>
<td width="300">
MUCHACHAS
¡Eh, marineros! ¡Marineros!
¡Despertad!
¡Os traemos comida
y bebida en cantidad!

MARINEROS NORUEGOS,
MUCHACHAS
¡Eh, marineros! ¡Marineros!
¡Despertad!... etc.

MUCHACHAS
¡Es verdad, sí!
Parecen estar muertos.
¡No necesitan comer ni beber!

MARINEROS NORUEGOS
¡Ya sabéis la historia
del Holandés Errante!
¡Ved ahí su barco
y cómo vive en él!

MUCHACHAS
En verdad la tripulación
no despierta:
¡espectros son,
podemos jurarlo!

MARINEROS NORUEGOS
¿Cuántos siglos
lleváis en el mar?
Escollos y tormentas
no os pueden causar espanto.

MUCHACHAS
¡No beben! ¡No cantan!
¡En su barco no hay
una luz que arda!

MARINEROS NORUEGOS
¿No tenéis cartas ni encargos
para tierra?
¡Se los podríamos dar
a nuestros bisabuelos!

MUCHACHAS
¡Son viejos y están pálidos
en vez de sonrosados!
¡Y sus amadas, ay, ya murieron!

MARINEROS NORUEGOS
(ruidosamente)
¡Eh, marineros!
¡Largad vuestras velas
y enseñadnos cómo navega
El Holandés Errante!

MUCHACHAS
(apartándose temerosas)
¡No oyen nada!
¡Nos da miedo!
¡No quieren nada!
¿Para qué seguir llamando?

MARINEROS NORUEGOS
¡Ea, chicas,
dejad en paz a los muertos!
¡Dejad que nos demos buena vida
los vivos!

MUCHACHAS
(llevando las cestas a los marineros
del barco noruego)

¡Tomad!
¡El vecino lo ha despreciado!

TIMONEL
¡Cómo!
¿No subís a bordo?

MUCHACHAS
¡Todavía no! ¡No es tarde!
¡Vendremos dentro de un rato!
Ahora bebed y si así lo queréis,
bailad,
pero no turbéis el reposo
de esos vecinos tan cansados.
</td>
</td>
</tr>
</table>



Entonces continua el diálogo entre los dos coros, pero las líneas melódicas se invierten: los marineros envalentonados identifican el barco con el del Holandés Errante (siempre en broma, naturalmente) y lanzan pullas a la tripulacion con las frases recortadas y ascendentes, en forte, con el acompañamiento de toda la orquesta y en do mayor. Mientras tanto, las hilanderas, adoptan el estilo previo de los marineros, con sus frases ligadas y descendentes, en las que fingían estar asustados.

Pero ellas si que estan genuinamente asustadas ahora, y no se atreven a volver a llamar a los “marineros fantasmas”. Dejan a los noruegos con su fiesta y se retiran, dejándoles las provisiones destinadas al barco fantasma. Los marinos noruegos celebran alegremente el efecto de sus bromas y los refuerzos de alcohol y comida.


<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9168797-d83" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
MATROSEN DES NORWEGERS
(die Körbe leerend)
Juchhe! Da gibt's die Fülle!
Lieb' Nachbar, habe Dank!

STEUERMANN
Zum Rand sein Glas ein jeder fülle!
Lieb' Nachbar liefert
uns den Trank.

MATROSEN DES NORWEGERS
Hallohohoho!
Lieb' Nachbarn,
habt ihr Stimm' und Sprach',
so wachet auf
und macht's uns nach!...

(Von hier an beginnt es sich auf dem
holländischen Schiff zu regen)




MATROSEN DES NORWERERS
Wachet auf! Wachet auf!
Auf! Macht's uns nach!
Steuermann! her zu uns!
Ho! He! Je! Ha!
Hißt die Segel auf! Anker fest!
Steuermann, her!
Wachten manche Nacht bei
Sturm und Graus,
tranken oft des Meers
gesalz'nes Naß:
heute wachen wir bei Saus
und Schmaus,
besseres Getränk gibt Mädel
uns vom Faß.
Hussassahe!
Klipp' und Sturm draus' -
Jollolohe!
lachen wir aus!
Hussassahe!
Segel ein! Anker fest!
Klipp' und Sturm lachen wir aus!
Steuermann, laß die Wacht!
Steuermann, her zu uns!
Ho! He! Je! Ha!
Steuermann, her! Trink' mit uns!
Ho! He! Je! Ha!
Klipp' und Sturm' - ha!
sind vorbei, he!
Hussahe! Hallohe!
Hussahe! Steuermann! Ho!
Her, komm und trink mit uns!
</td>
<td>
<td width="300">
MARINEROS NORUEGOS
(vaciando las cestas)
¡Vivan el placer y la abundancia!
¡Queridos vecinos, muchas gracias!

TIMONEL
¡Que cada uno colme su vaso!
Nuestros vecinos nos han provisto
de bebida.

MARINEROS NORUEGOS
¡Halohohoho!
Queridos vecinos,
si tenéis voz y habla,
despertad
y seguid nuestro ejemplo...

(Desde este momento empieza a
llover sobre el barco holandés.)




MARINEROS NORUEGOS
¡Despertad! ¡Despertad!
¡Haced como nosotros!
¡Timonel, ven con nosotros!
¡Ho! ¡He! ¡Ye! ¡Ha!
¡Arriad las velas!
¡Echad el ancla!
¡Ven, timonel!
Durante la vela nocturna,
envueltos por el miedo y la tormenta,
tragamos a menudo
la salada agua del mar;
hoy nos entregamos
a esta comilona,
y las chicas nos traen del
barril mucha mejor bebida.
¡Hussassahe!
De escollos y tormentas...
¡Yolohohe!
¡nosotros nos reímos!
¡Hussassahe!
¡Arriad las velas!
¡Echad el ancla!
¡De escollos y tormentas nos reímos!
¡Timonel, deja la guardia!
¡Timonel, ven con nosotros!
¡Ho! ¡He! ¡Ye! ¡Ha!
¡Escollos y tormentas, he,
quedaron atrás, he!
¡Hussahe! ¡Halohe!
¡Hussahe! ¡Timonel! ¡Ho!
¡Ven y bebe con nosotros!
</td>
</td>
</tr>
</table>


Recordemos el primer acto y la canción del timonel. Comenzaba sin acompañamiento orquestal, después tenía un acompañamiento lógico, y posteriormente la orquesta le abandonaba para comenzar a agitarse, con los sonidos del viento y las olas, para anunciar la llegada del Buque Fantasma.

<center>Imagen</center>

Veamos ahora que pasa. Durante la coñona apelación a los vecinos a que les acompañen a la fiesta, la orquesta dibuja el esbozo del motivo del Holandés en Si; los marineros repiten a su canción en Do. Pero el acompañamiento es disonante. Las olas cromáticas, igual que en la canción del timonel, van invadiendo la canción, mezcladas con el motivo del Holandés, que se va imponiendo hasta que cuando debería comenzar la música de la danza, tras un crescendo inquietante, el tono pasa de Do mayor a Si menor y la percusión da paso a la aparición de la tripulación de espectros, que responden a la invitación de los coros noruegos violentamente, con sus Hohohoe!, acompañados de los estridentes piccolos, apareciendo las séptimas disminuídas conocidas y el ulular de un viento que no es de este mundo. En escena, un fuego azulado proviene del barco fantasma y el mar se ha agitado a su alrededor, permaneciendo calmado en el resto de la escena, y la tripulación espectral comienza su tremendo canto.



<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9168803-14a" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
MANNSCHAFT DES HOLLÄNDERS
Johohoe! Johohoe!
Hoe! Hoe! Hoe!...usw.
Hui-ssa!
Nach dem Land treibt der Sturm.
Hui-ssa!
In die Bucht laufet ein!
Schwarzer Hauptmann,
geh ans Land!
sieben Jahre sind vorbei!
Frei' um blonden Mädchens Hand!
Blondes Mädchen,
sie ihm treu'!
Lustig heut', hui!
Bräutigam! Hui!
Sturmwind heult Brautmusik
Ozean tanzt dazu!
Hui! - Horch, er pfeift!
Kapitän, bist wieder da?
Hui! - Segel auf!
Deine Braut - sag',
wo sie blieb?
Hui! - Auf, in See!
Kapitän! Kapitän!
Hast kein Glück in der Lieb'!
Hahaha!
Sause, Sturmwind, heule zu!
Unsern Segeln läßt du Ruh'!
Satan hat sie uns gefeit,
reißen nicht in Ewigkeit!
Hohoe! Nicht in Ewigkeit!

(Während des Gesanges der Holländer
wird ihr Schiff von den Wogen auf und
ab getragen; furchtbarer Sturmwind
heult und pfeift durch die nackten Taue.
Die Luft und das Meer bleiben, außer in
der nächsten Umgebung des holländischen
Schiffes, ruhig Schiffes, ruhig wie zuvor)

</td>
<td>
<td width="300">
TRIPULACIÓN DEL HOLANDÉS
¡Yoyoyoe! ¡Yoyoyoe!
¡Hoe! ¡Hoe! ¡Hoe!... etc.
¡Huy-sa!
¡Hacia tierra empuja la tempestad!
¡Huy-sa!
¡Arriad las velas! ¡Echad el ancla!
¡Huy-sa! ¡Arriad en la ensenada!
¡Negro capitán, salta a tierra,
ya transcurrieron siete años!
¡Pretende la mano
de una rubia muchacha!
¡Muchacha rubia, séle fiel!
¡Alegre hoy, huy!
¡Novio, huy!
¡El viento huracanado ruge
la marcha nupcial...
y el océano la baila!
¡Huy! ¡Oíd su silbido!...
¡Capitán! ¿Ya estás de regreso?
¡Huy!... ¡Izad las velas!
¡Di! ¿Dónde está tu novia?
¡Huy! ¡Partamos, al mar!
¡Capitán, capitán!
¡No tienes suerte en el amor!
¡Ja, ja, ja!
¡Brama, viento huracanado!
¡No des a nuestras velas reposo!
¡El mismo Satanás las ha hecho
invulnerables y no se rasgarán!
¡Hohoe! ¡Por toda la eternidad!

(Durante el canto de los holandeses
su barco es zarandeado por las olas.
Sopla y silba un viento huracanado
por entre las desnudas jarcias. La
atmósfera y el mar continúan
tranquilos como antes, a excepción
de la zona que ocupa el barco holandés.)

</td>
</td>
</tr>
</table>


La llamada al capitán de la tripulación espectral se apoya en una quinta ascendente, igual que cuando el timonel llamaba a Daland en la primera escena. Solo que aquel lo hacía en do mayor y estos sobre la dominante de do sostenido (aquello que decíamos del cromatismo a gran escala).


Los marineros noruegos están aterrorizados por la horrísona y salvaje "marcha nupcial" y por el temporal que rodea solamente al barco vecino. Para conjurar a los espectros deciden volver a cantar su canción, intentando acallarlos; pero en vano: los espectros combaten con ellos con su canto y se produce un combate en crescendo entre las dos “canciones de marineros”, disarmónicas, en tensión, en contraste tonal do mayor-si menor; la batalla culmina con la supremacía de la última tonalidad, en un pandemonium en el que el motivo del Holandés se entremezcla y concluye repitiéndose en do mayor, como una pica que se clava en territorio conquistado, mientras la tripulación noruega ha huido santiguándose y los holandeses lo celebran con una siniestra carcajada.


La agitación del mar se calma súbitamente, las luces desaparecen, vuelve el silencio. Suena una vez mas el motivo del Holandés, en Si menor, seguido del motivo de la redención, con un final curiosamente angustioso.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 25 Nov 2009 18:46 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Gracias por vuestros comentarios. Me alegro de que os esté gustando.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 25 Nov 2009 22:51 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Estaba volviendo a oir el final de la escena y echaba de menos tensión y detalle....así que no puedo resistirme a poneros el fragmento final en MI versión de Kna, desde que las chicas se van y los marineros reemprenden su canción con el "no acompañamiento" de la orquesta.

Esta si me pone los pelos de punta....

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9496404-a7e" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 27 Nov 2009 20:35 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
<center>Segunda escena


Imagen</center>

La tormenta localizada sobre el barco del Holandés ha cedido y ha vuelto la calma. Por poco tiempo. Una nueva tormenta se acerca rápidamente desde la casa de Daland. Es Senta, que es perseguida por un angustiadísimo Erik.

Nos los trae un motivo de dos notas agrupadas que se repite in crescendo (midi) y que termina en un nuevo motivo, una corta escala cromática descendente que vuelve a la nota inicial, (midi) y que además de la carrera, nos situa en la atmósfera de trueno inminente.

Imagen

Imagen


Lo escuchamos en la versión de Fricsay, con el maravilloso Erik de Windgassen y la no tan maravillosa Senta de Annelies Kupper.

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9466847-d15" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> (Senta kommt bewegten Schrittes aus dem
Hause; ihr folgt Erik in höchster Aufregung)


ERIK
Was mußt ich hören?
Gott, was muß ich sehen?
Ist's Täuschung? Wahrheit?
Ist es Tat?

SENTA
O frage nicht!
Antwort darf ich nicht geben.

ERIK
Gerechter Gott! Kein Zweifel!
Es ist wahr!
Welch unheilvolle Macht
riß dich dahin?
Welche Gewalt verführte
dich so schnell,
grausam zu brechen
dieses treuste Herz!
Dein Vater - ha -
Den Bräut'gam bracht' er mit...
Wohl kenn' ich ihn mir ahnte,
was geschieht!
Doch du . . . ist's möglich! -
reichest deine Hand dem Mann,
der deine Schwelle kaum betrat.

SENTA
Nicht weiter! Schweig'!
Ich muß! ich muß!

ERIK
O des Gehorsams,
blind wie deine Tat!
Den Wink des Vaters nanntest
du willkommen,
mit einem Stoß vernichtest
du mein Herz!

SENTA
Nicht mehr! nicht mehr!
Ich darf dich nicht mehr seh'n,
nicht an dich denken -
hohe Pflicht gebeut's!

ERIK
Welch hohe Pflicht?
Ist's höh're nicht zu halten,
was du mir einst gelobtest,
ewige Treue?

SENTA
Wie?
Ew'ge Treue hätt' ich dir gelobt?
</td>
<td>
<td width="300">(Senta, excitada, sale de la casa;
Erik la sigue muy exitado.)


ERIK
¿Qué oigo, Dios mío?
¿Qué tengo que ver?
¿Es engaño o es verdad?
¿Es un hecho?

SENTA
¡Oh, no preguntes!
No puedo contestarte.

ERIK
¡Justo Dios! ¡No hay duda!
¡Es verdad!
¿Qué funesto poder
se ha apoderado de ti?
¿Qué poder te ha seducido
tan deprisa para que rompas
cruelmente este pobre corazón?
Tu padre... ¡ah!...
él trajo a ese novio...
Bien lo conozco...
¡ya presentía yo lo que ha sucedido!
Pero tú... ¿es posible?
¡Ofreces tu mano a un hombre
que acaba de cruzar
el umbral de tu casa!

SENTA
¡No sigas! ¡Calla!
¡Tengo que hacerlo!

ERIK
¡Oh, tu obediencia es tan ciega
como tus actos!
¡Has aceptado lo que tu padre te
ha propuesto,
y de un solo golpe
has destrozado mi corazón!

SENTA
¡No sigas! ¡No sigas!
No puedo seguir viéndote,
ni puedo pensar en ti...
lo impone un elevado deber.

ERIK
¿Qué elevado deber?
¿No es mas elevado mantener
lo que me habías prometido,
eterna fidelidad?

SENTA
¿Cómo? ¿Te había prometido
eterna fidelidad?
</td>
</td>
</tr>
</table>

La agitación de Erik, naturalmente, se debe a que se ha enterado del compromiso de Senta con el recién llegado. Su sueño del segundo acto se está haciendo realidad.

Erik no puede creer que lo que ha escuchado sea verdad. Senta, llena de pena, le contesta “No preguntes”, sobre un motivo relacionado con el anterior, que llamaremos motivo de la agitación (midi agitación).

Imagen

Este motivo, junto con el final de la introducción, esa escala cromática descendente, serán los que vertebren toda la escena entre Erik y Senta; la agitación la expresan los violines en las intervenciones de ambos. Erik pregunta cómo ha podido ser, bajo qué poder maligno ha consentido. ¿Es por su padre? ¿Cómo ha podido?. El motivo que conocemos de la introducción nos lleva a la respuesta de Senta: “Ich muss, Ich muss!”.

Erik sin embargo no puede creerlo. La responsabilidad debe ser de Daland, que la ha obligado. La venda en los ojos para no ver el horror. La escala cromática que conocemos subraya el final de cada frase. Senta le contesta: es un deber sagrado el que la obliga (y su tono afirmativo remeda la promesa solemne que le hizo al Holandés). Erik entonces le exige que mantenga la fidelidad que le prometió.

Senta se queda atónita y horrorizada (y el público también). “¿Cómo? ¿Te había prometido eterna fidelidad?”

Tras un corto silencio, Erik se dirige a Senta apasionadamente: “Senta….oh, Senta! ¿lo niegas?” y da comienzo su cavatina, en la cual intentará convencer a Senta (y al espectador) de que la promesa ha sido dada realmente.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300">
Willst jenes Tags dich nicht
mehr entsinnen,
als du zu dir mich
riefest in das Tal?
Als, dir des Hochlands Blume
zu gewinnen,
mutvoll ich trug Beschwerden
ohne Zahl?
Gedenkst du,
wie auf steilem Felsenriffe
vom Ufer wir den Vater
scheiden sah'n?
Er zog dahin auf weiß
beschwingtem Schiffe,
und meinem Schutz
vertraute er dich an,
ja, meinem Schutz vertraute
er dich an.
Als sich dein Arm um meinen
Nacken schlang,
gestandest du mir Liebe
nicht aufs neu'?
Was bei der Hände Druck mich
hehr durchdrang,
sag', war's nicht Versich'rung
deiner Treu'?
</td>
<td>
<td width="300">
¿Ya no quieres acordarte
de aquel día
en que me llamaste
a tu lado en el valle?
¿Cuando cogía para ti flores
en las cimas pasando,
lleno de arrojo,
por peligros incontables?
¿Recuerdas cómo
desde el escarpado acantilado
vimos a tu padre
alejarse de la orilla?
Partió en su velero
de blancas alas,
y a mi protección
te dejó confiada,
sí, a mi protección
te dejó confiada.
Al rodear mi brazo
tu espalda,
¿no te diste cuenta
de que me querías?
Y lo que me transmitió tu mano
al apretar la mía
¿no fue, di,
la promesa de tu fidelidad?
</td>
</td>
</tr>
</table>

La cavatina de Erik introduce un momento plácido en la tormenta del acto final. El tono nostálgico y soñador recuerda un poco el recitado del sueño del segundo acto: también, sin duda, trata de que Senta vea lo mismo que él.

<center>Imagen</center>

La introduce un solo de oboe, en tres tramos en progresión ascendente, y que finaliza en un acorde de séptima disminuída; la primera sección de la cavatina, de estilo belliniano, es acompañada por las cuerdas. Nos lleva al día en que Erik recogió para ella las flores de las tierras altas como signo de amor (y a mi me recuerda a una especie de remake italiano de la plegaria del Holandés, pero comparo las partituras y no cuadra...)

Imagen

La segunda sección es acompañada por los vientos, y recuerda el momento en que Daland se hizo a la mar dejando a su hija al cuidado de Erik. En aquel momento íntimo y especial, las muestras de cariño de Senta, en la conclusión, significaron para él la unión para siempre de las dos almas, expresándolo líricamente con el adorno de la cadencia final.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 28 Nov 2009 11:43 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
<center>Segunda escena-Final</center>


Y cuando el canto añorante de la cavatina nos había bajado las pulsaciones, un súbito cambio de ritmo nos indica la brusca entrada del Holandés, que ha oído las últimas palabras. Volvemos a mi grabación favorita para escuchar el final del Holandés Errante:

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9466848-9ed" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> (Der Holländer hat den Auffritt belauscht;
in furchtbarer Aufregung bricht er jetzt hervor)


HOLLÄNDER
Verloren! Ach! verloren!
Ewig verlor'nes Heil!

ERIK
Was seh' ich? Gott!

HOLLÄNDER
Senta, leb' wohl!

SENTA
(sich im in den Weg werfend)
Halt ein, Unsel'ger!

ERIK
(Zu Senta)
Was beginnst du?

HOLLÄNDER
(Zu Senta)
In See! - In See für ew'ge Zeiten!
Um deine Treue ist's getan,
um deine Treue - um mein Heil!
Leb' wohl,
ich will dich nicht verderben!

ERIK
Entsetzlich! Dieser Blick !...

SENTA
Halt' ein!
Von dannen sollst du nimmer fliehn!
</td>
<td>
<td width="300"> (El holandés ha presenciado la
escena y se agita terriblemente.)


HOLANDÉS
¡Estoy perdido! ¡Ay, perdido!
¡Salvación eternamente perdida!

ERIK
¿Qué veo, Dios mío?

HOLANDÉS
¡Adiós, Senta!

SENTA
(interponiéndose)
¡Deténte, desdichado!

ERIK
(a Senta)
¿Qué intentas?

HOLANDÉS
(a Senta)
¡Al mar! ¡Al mar... eternamente!
¡Tu fidelidad se ha esfumado,
y con tu fidelidad... mi salvación!
¡Adiós,
no quiero causar tu perdición!

ERIK
¡Horror! ¡Esa mirada!...

SENTA
¡Deténte!
¡Jamás escaparás de aquí!
</td>
</td>
</tr>
</table>

“Perdido! Ay, perdido!”, se duele el Holandés, acompañado por un motivo similar a aquella escala descendente del principio de la escena. Ahora ya no es Erik, es al Holandés al que se le está cayendo el mundo. Erik reconoce al Holandés, al que ha visto ya en su sueño, cuyo carácter profético queda ya constatado, y se horroriza, con el fortissimo de la orquesta.

Todo se precipita: el Holandés se despide de Senta, Erik está aterrado, Senta intenta retener a su prometido.

<center>Imagen</center>

Los vientos acompañan al Holandés con acordes de séptima disminuída. Llama a su tripulación con el silbato, con el mismo motivo de maniobra de la canción de la tripulación fantasma. Las olas cromáticas nos recuerdan el destino inminente del marino.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> HOLLÄNDER
(gibt seiner Mannschaft ein gellendes
Zeichen auf einer Schiffspfeife)

Segel auf! Anker los!
Sagt Lebewohl
auf Ewigkeit dem lande!
Fort auf das Meer
treibt's mich auf's neue!
Ich zweifl' an dir!
Ich zweifl' an Gott!
Dahin, dahin, ist alle Treue!
Was du gelobtest, war dir Spott!

SENTA
Ha! Zweifelst du an meiner Treue?
Unsel'ger,
was verblendet dich?
Halt' ein!
Das Bündnis nicht bereue!
Was ich gelobte, halte ich!

ERIK
Was hör' ich!
Gott, was muß ich sehen?
Muß ich dem Ohr,
dem Auge trau'n?
Senta! Willst du zugrunde gehen?
Zu mir!
Du bist in Satans Klau'n!
</td>
<td>
<td width="300"> HOLANDÉS
(Totalmente fuera de sí, se dirige hacia su
barco dando un silbido a la tripulación)

¡Izad las velas! ¡Levad el ancla!
¡Decid adiós a tierra
por toda la eternidad!
¡De nuevo empujado
a recorrer los mares!
¡Dudo de ti y dudo de Dios!
¡Toda fidelidad se ha esfumado!
¡Tus promesas no eran más
que burlas!

SENTA
¡Ah! ¿Dudas de mi fidelidad?
¡Infortunado!
¿Qué es lo que te ciega?
¡Deténte!
¡No te arrepentirás de esta unión!
¡Mantendré lo que he prometido!

ERIK
¿Qué oigo? ¡Dios mío!
¿Qué he de ver?
¿He de dar crédito a mis ojos
y mis oídos?
¡Senta! ¿Quieres ser aniquilada?
¡Vuelve a mí!
¡Estás en las garras de Satanás!
</td>
</td>
</tr>
</table>

Comienza un terceto, entonces, en el que sobre el motivo de la agitación y el ritmo que nos anunció la entrada del Holandés, éste acusa a Senta (y a Dios que se la prometió), Senta intenta detenerle afirmando su fidelidad y el pobre Erik no puede creerse que Senta quiera retener al maldito, que quiera condenarse con él. Un clásico terceto bello, pero en el que como en todos los números semejantes, se pierde la inteligibilidad del texto. Wagner dejará de usarlos en breve.

Me reí un rato con la reflexión que hace Kurt Pahlen sobre este momento:

Pahlen escribió:
Para el director de escena también constituye un problema: ¿Senta intentará retener al Holandés, mientras Erik la aferra con desesperación? ¿Permanecerán los res personajes enfrentados, inmóviles por espacio de minutos? O lo que sería quizá la mejor solución, la más adecuada para Wagner, ¿aprovechará el Holandés este terceto para llegar a su nave (lo que por cierto podrá origiar peligrosas oscilaciones musicales) mientras Erik intenta sujetar a Senta?


<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9466853-e26" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

El Holandés comienza su recitativo en re bemol mayor, con la escala cromática descendente que ya conocemos remarcando cada frase.

<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> HOLLÄNDER
Erfahre das Geschick,
vor dem ich dich bewahr'!
Verdammt bin ich
zum gräßlichsten der Lose;
zehnfacher Tod wär' mir
erwünschte Lust!

Vom Fluch ein Weib
allein mich kann erlösen,
ein Weib,
das Treu' bis in den Tod mir hält.
Wohl hast du Treue mir gelobt,
doch vor dem Ewigen noch nicht;
dies rettet dich!
Denn wiss', Unsel'ge,
welches das Geschick,
das jene trifft,
die mir die Treue brechen:
ew'ge Verdammnis ist ihr Los!
Zahllose Opfer fielen
diesem Spruch durch mich!
du aber sollst gerettet sein!
Leb' wohl! Fahr hin,
mein Heil, in Ewigkeit!
</td>
<td>
<td width="300"> HOLANDÉS
¡Conoce el destino
del que quiero guardarte!
Condenado estoy
a la suerte más horrible:
¡diez veces saludaría
a la muerte liberadora!

Sólo una mujer que me sea fiel
hasta la muerte
puede salvarme de la maldición.
Tú me has prometido fidelidad,
pero todavía no ante el Eterno:
¡esto te salva!
Pues sabe, desdichada,
cuál es el destino
de aquellas que quebrantan
la fidelidad que me prometen:
¡su suerte es la condenación eterna!
¡Innumerables víctimas han sufrido
esta sentencia por mi causa!
Pero tú debes salvarte.
¡Adiós!
¡Adiós, salvación mía,
eternamente!
</td>
</td>
</tr>
</table>

El dramático recitativo, la canción del destino del Holandés, nos cuenta algo que no sabíamos. Las mujeres que han incumplido la promesa de fidelidad hecha al marino se condenan eternamente. Han sido innumerables. Pero el Holandés no quiere que Senta sea una de ellas. Por primera vez es capaz de transcender de su anhelo de redención, de su dolor por su condena eterna, y no quiere que ese angel sufra su tormento. Elige, para salvarla, su perdición: “¡Adiós, salvación mía, eternamente!”. Fijaos en el lirismo de la frase: “Sólo una mujer que me sea fiel…”, seguida por la desolación de nuevo con el relato del destino de las desdichadas. El final, con el Leb Wohl, remite al final del monólogo del primer acto, con la desesperación de entonces, ahora definitiva.

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9466858-769" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> ERIK
(in furchtbarer Angst)
Zu Hilfe! Rettet, rettet sie!

SENTA
(in höchster Aufregung)
Wohl' kenn' ich dich!
Wohl kenn' ich dein Geschick!
Ich kannte dich,
als ich zuerst dich sah!
Das Ende deiner Qual ist da! -
Ich bin's durch deren Treu'
dein Heil du finden sollst!
</td>
<td>
<td width="300"> ERIK
(terriblemente angustiado)
¡Auxilio! ¡Salvadla! ¡Salvadla!

SENTA
(muy agitada)
¡Bien te conozco!
¡Bien conozco
tu destino fatal!
¡Te reconocí nada más verte!
¡Aquí está el fin de tus tormentos!
¡Yo soy aquella cuya fidelidad
te hará hallar la salvación!
</td>
</td>
</tr>
</table>

La respuesta de Senta, que le dice al Holandés lo que éste no sabía, a saber, que conocía perfectamente a quién se estaba prometiendo, es solemne y musicalmente repite su promesa de fidelidad al final del segundo acto, con la palabra “Treu” manteniéndose en el Si4.


<center>Imagen</center>
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> (Auf Eriks Hilferufe sind Daland, Mary
die Mädchen und die Matrosen herbeigeeilt)

ERIK
Helft ihr! Sie ist verloren!

DALAND, MARY, CHOR
Was erblick' ich!

DALAND
Gott!

HOLLÄNDER
(Zu Senta)
Du kennst mich nicht,
du ahnst nicht, wer ich bin!

(Er deutet auf sein Schiff, dessen rote Segel
aufgespannt sind und dessen Mannschaft
in gespenstischer Regsamkeit die Abfahrt
vorbereitet)


Befrag' die Meere aller Zonen,
befrag' den Seemann,
der den Ozean durchstrich,
er kennt dies Schiff,
das Schrecken aller Frommen:
den fliegenden Holländer
nennt man mich.

MANNSCHAFT des
HOLLÄNDERS
Johohoe! Johohohoe!
Hoe! Hui-ssa!

(Schnell langt er am Bord seines Schiffes
an, das augenblicklich unter dem Seerufe
der Mannschaft abfährt. Senta sucht
sich mit Gewalt von Daland und Erik
loszuwinden)


MARY, ERIK,
DALAND, CHOR
Senta! Senta! Was willst du tun?

(Senta hat sich mit wütender Kraft losgerissen
und erreicht ein vorstehendes Felsenriff:
von da aus ruft sie dem absegeinden Holländer
nach)


SENTA
Preis' deinen Engel
und sein Gebot!
Hier steh' ich,
treu dir bis zum Tod!
</td>
<td>
<td width="300">(A los gritos de socorro de Erik,acuden
Daland, Mary, las muchachas y marineros)


ERIK
¡Socorredla! ¡Está perdida!

DALAND, MARY, CORO
¿Qué veo?

DALAND
¡Dios mío!

HOLANDÉS
(a Senta)
¡Tú no me conoces,
no sospechas quién soy!

(Señala su barco, cuyas rojas velas
han sido desplegadas y cuya
tripulación está preparando la
partida con especial actividad.)


Pregunta por todos los mares,
pregunta al navegante
que recorre los océanos;
él conoce este barco,
espanto de todos
los hombres piadosos:
¡el Holandés Errante me llaman!

TRIPULACIÓN DEL
HOLANDÉS
¡Yohohohe! ¡Yohohe!
¡Hoe! ¡Huy-sa!

(Con la rapidez del rayo, el
holandés sube a bordo de su barco,
que inmediatamente parte. Todos están
horrorizados. Senta se escapa de los
brazos de Daland y Erik, que la retienen.)


DALAND, MARY,
ERIK, CORO
¡Senta! ¡Senta! ¿Qué vas a hacer?

(Senta trepa a una alta roca:
desde allí grita con todas
sus fuerzas en dirección al
holandés, cada vez más alejado.)


SENTA
¡Gloria a tu ángel
y a tu mandamiento!
¡Aquí me tienes,
fiel hasta la muerte!
</td>
</td>
</tr>
</table>

Los marineros, hilanderas, Daland y Mary han acudido al escuchar los gritos de Erik. Ante todos, el Holandés revela su identidad, remarcada por la orquesta por el motivo que le corresponde, y aquellas quintas vacías que conocemos, seguida de los gritos de la tripulación fantasma.

La partida del barco del Holandés ante el horror general provoca que Senta se suelte de sus “protectores”, y sin duda con una mirada brillante, suba corriendo al acantilado que también tendría que estar en la abigarrada escena, sin que le frenen las llamadas de todos, pronuncie su juramento de fidelidad, nuevamente ascendiendo al Si4, y lo rubrique tirándose al mar.

<center>Imagen</center>

Wagner escribió:
Se precipita en el mar; en el mismo instante, la nave del holandés se hunde y desaparece. En la lejanía se ve elevarse de entre las olas al Holandés y a Senta, transfigurados y abrazados en medio de rayos de una vivísima luz. Una deslumbrante aureola circunda al grupo en el foro. Senta levanta al Holandés, se estrecha contra su pecho y con la mano y los ojos señala hacia el cielo. La roca sobresaliente, que se había elevado cada vez un poco más, adopta insensiblemente la forma de una nube.


<center>Imagen</center>

Los arpegios ascendentes nos indican que el final no ha sido la muerte, sino la redención, lo cual se ve subrayado por esa conclusión etérea de la revisión de 1860 que podemos escuchar en esta grabación.

<center>Imagen</center>

Por favor…ya sabemos que no es la transfiguración de Isolde….pero esperen unos segundos antes de aplaudir ;)

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Última edición por naietta el 29 Nov 2009 10:14, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 115 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com