Fecha actual 22 Nov 2019 10:35

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 115 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Nov 2009 1:37 
Desconectado
Maestro de coro
Maestro de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 20 Sep 2007 0:45
Mensajes: 518
Ubicación: Al oeste de Kazan
Y no sabía yo lo de la obsesión de Wagner con las posturas físicas de sus personajes. Me da por pensar que estas cosas ayudan al canto, sobre todo al carácter y la expresión. ¿Como va a cantar uno en piano con una postura torera, o forte como si estuviera esperando su turno en la cola de la frutería en un día de invierno?

_________________
Fue sin querer queriendo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 13 Nov 2009 21:21 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
<center>3ª escena

Imagen</center>


Quería haber cambiado de grabación para esta escena, pero como el divshare me está dando problemas, y la grabación de Kna ya estaba subida (y esta escena es excelente, todo hay que decirlo) vamos a continuar con la misma.

La tercera escena nos va a reunir y confrontar los personajes de las dos escenas anteriores, como conclusión del primer acto. Habíamos dejado al pobre timonel completamente sopa: ni el ancla, ni las olas, ni el desesperado canto del Holandés le ha turbado lo más mínimo.

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=8577227-f58" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

El capitan Daland, después de un sueñecito reparador, sube a cubierta acompañado por un motivo juguetón (la bondad de Daland) que enlaza con un breve recuerdo del baile de los marineros, expresando su excelente humor. Pero de pronto ve el barco del Holandés (motivo del Holandés apenas esbozado, trémolo de las cuerdas) y despierta al timonel, alarmado. El pobre timonel sigue con el cerebro en stand-by y contesta “’s ist nichts! ‘s ist nichts!” “¡nada, nada, todo bajo control!” y, en modo timonel automático, continúa otra frase de su canción, hasta que Daland, ya cabreado, le interrumpe y se despierta ya del todo, apurado por su descuido y deshaciéndose en excusas.

Ya en su papel, interpela al barco sorpresa, con llamadas que solo reciben la respuesta del eco, doblada por las trompas como en la primera escena. Daland entonces descubre la presencia del Holandés en tierra, le saluda y le pregunta su nombre y procedencia.

Se produce un silencio inquietante y entonces escuchamos un motivo lúgubre, que expresa la soledad y la alienación del personaje, que permanece con la cabeza gacha y sin cambiar de postura.

Imagen
Midi tristeza

Lentamente, el Holandés contesta, con una voz que parece venir de un pozo de desesperación:
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> HOLLÄNDER
Weit komm' ich her;
verwehrt bei Sturm und Wetter
ihr mir den Ankerplatz?
</td>
<td>
<td width="300">HOLANDÉS
Vengo de lejos; me he refugiado aquí
para huir de la tempestad.
¿Piensas impedirlo, acaso?
</td>
</td>
</tr>
</table>

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=8577228-1cc" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

Daland, con su música bonachona, se muestra acogedor y sociable, sin dar ninguna señal de reconocer al intruso como el protagonista de tantas leyendas de marinos, a pesar de la quinta descendente en la que el Holandés le confiesa su procedencia (¡y de que luego veremos que el retrato del Holandés preside su saloncito "de toa la vida", por cierto!). Daland le comunica la cercanía de su hogar y se interesa por si el barco del extraño ha sufrido algún percance. El Holandés contesta: “Mi barco es sólido, no ha padecido mal alguno”. La orquesta repite el motivo que hemos comentado antes, (llamémosle tristeza) que se repite en una progresión ascendente tres veces, y mediante un corto motivo de unión, nos lleva al aria del Holandés, en sol menor:
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> Durch Sturm und bösen Wind
verschlagen,
irr' auf den Wassern ich umher;
wie lange? weiß ich kaum zu sagen;
Schon zähl' ich nicht
die Jahre mehr.
Unmöglich dünkt mich',
daß ich nenne die Länder alle,
die ich fand:
das eine nur, nach dem ich brenne,
ich find' es nicht, mein Heimatland!
</td>
<td>
<td width="300">Empujado por la tempestad
y los malos vientos,
he errado hasta aquí
por las aguas...
¿cuánto tiempo?
apenas podría decirlo:
ya no me paro a contar los años.
Imposible me parece nombrar
todas las tierras
que he encontrado,
¡pero la única por la que ardo,
mi patria, esa no la encuentro!
</td>
</td>
</tr>
</table>

La segunda frase del aria es interrumpida por el motivo de la tristeza, de nuevo, que desemboca en un recitativo en el que el Holandés, después de buscar la simpatía del avezado marino con el relato de su largo viaje, toca la otra fibra de Daland y le habla de las enormes riquezas acumuladas, que le ofrecería a cambio de hospitalidad.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> Vergönne mir auf kurze Frist
dein Haus,
und deine Freundschaft soll dich
nicht gereu'n.
Mit Schätzen aller
Gegenden und Zonen
ist reich mein Schiff beladen,
willst du handeln,
so sollst du sicher
deines Vorteils sein.
</td>
<td>
<td width="300">Consiente que me aloje
por corto tiempo en tu casa,
y no te arrepentirás
de tu hospitalidad.
Con tesoros de todas las tierras
y continentes está cargado mi barco;
si quieres tratar conmigo,
puedes estar seguro
de que obtendrás provecho.
</td>
</td>
</tr>
</table>

La música juguetona de Daland se excita ante la oferta del acaudalado extraño, que comienza un canto de frases cortas y rítmicas, asombrándose del ofrecimiento. El Holandés le contesta imitando el canto de Daland (puro marketing) y hablándole de joyas y piedras preciosas. La orquesta se maravilla con Daland de que ese sea el precio de una sola noche en su casa.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> DALAND
Wie wunderbar!
Soll deinem Wort ich glauben?
Ein Unstern, scheint's,
hat dich bis jetzt verfolgt.
Um dir zu frommen, biet ich,
was ich kann:
doch darf ich fragen,
was dein Schiff enthält?

HOLLÄNDER
Die seltensten der Schätze
sollst du sehn,
kostbare Perlen, edelstes Gestein.

(Er gibt seiner Mannschaft ein Zeichen, zwei
von derselben bringen eine Kiste an Land)

Blick hin,
und überzeuge dich vom Werte
des Preises, den ich
für ein gastlich Dach dir biete!

DALAND
Wie? Ist's möglich? Diese Schätze!
Wer ist so reich,
den Preis dafür zu bieten?

HOLLÄNDER
Den Preis?
Soeben hab' ich ihn genannt;
dies für das Obdach
einer einz'gen Nacht!
Doch, was du siehst,
ist nur der kleinste Teil
von dem, was meines Schiffes
Raum verschließt.
</td>
<td>
<td width="300">DALAND
¡Cuán asombroso!
¿Debo creer en tus palabras?
Por lo que parece,
hasta ahora te ha perseguido
una mala estrella.
Por servirte, te ofrezco lo que esté
en mi mano; pero...
¿qué contiene tu barco?

HOLANDÉS
Vas a ver los tesoros más raros,
magníficas perlas,
las gemas más nobles.

(Hace una señal y dos de sus
marineros traen a tierra un cofre)

¡Mira y convéncete del valor,
de lo que te ofrezco
por tu techo acogedor,
por tu hospitalidad!
DALAND
¿Cómo? ¿Es posible? ¡Estos tesoros!
¿Quién sería tan rico
para pagar tal precio?

HOLANDÉS
¿Tal precio?
Acabo de indicártelo:
¡todo esto a cambio de una noche
de hospedaje!
Pero lo que ves
es sólo la mínima parte
de lo que guarda la bodega
de mi barco.
</td>
</td>
</tr>
</table>

El tono jovial del Holandés “adalandado” se quiebra mientras suena una vez mas el motivo de la tristeza, de nuevo ascendiendo tres veces, y se lamenta: “para qué quiero riquezas si no tengo mujer, ni hijos, ni hogar, ni volveré nunca a mi país”, la ultima frase sobre aquel motivo. Recupera después el tono jovial y la esperanza al repetir el ofrecimiento, esta vez ya mas serio: no un cofre sino todas sus riquezas. No una noche sino una nueva patria. Y, cada vez mas osado, y ante la estupefacción de Daland, le pregunta si tiene una hija, y tras la respuesta afirmativa la reclama como esposa (mientras la orquesta ensaya una mini marcha nupcial).
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> Was frommt der Schatz?
Ich habe weder Weib noch Kind,
und meine Heimat find' ich nie!
All' meinen Reichtum biet' ich dir,
wenn bei den Deinen du mir
neue Heimat gibst.

DALAND
Was muß ich hören!

HOLLÄNDER
Hast du eine Tochter?

DALAND
Fürwahr, ein treues Kind.

HOLLÄNDER
Sie sei mein Weib!
</td>
<td>
<td width="300">¿Para qué sirven los tesoros?
¡No tengo esposa ni hijos,
y nunca encontraré mi patria!
Te ofrezco todas mis riquezas
si me das una nueva patria
entre los tuyos.

DALAND
¿Qué oigo?

HOLANDÉS
¿Tienes una hija?

DALAND
Si, por cierto, una joven fiel.

HOLANDÉS
¡Que sea mi mujer!
</td>
</td>
</tr>
</table>

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=8577229-6d1" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

Aquí empieza una pieza sobre la que hay opiniones para todo. El dúo Daland-Holandés es lo menos parecido a lo que compondrá Wagner en el futuro que uno pueda imaginarse. Acusaciones sobre falta de inspiración le han caído de todas partes. Reconozco que a mi me encanta. Daland y el Holandés comienzan dos monólogos paralelos en sol mayor, en el que el Holandés lleva la melodía, con frases largas en las que vuelve a hablar de su soledad en este mundo, sin esposa ni hijos, y reitera el ofrecimiento de sus riquezas, mientras Daland canta en frases recortadas, juguetonas, acentuando su cercanía a los bajos bufos, incrédulo de la lotería que le ha tocado. El Holandés continúa con su técnica de marketing, acercando en tonalidad y melodía su canto al de Daland (aunque no puede evitar sonar diferente). El resultado es jocoso: no se si suena mas a un duo alla Bellini o a una opereta vienesa con su vals (siempre me imagino al Holandés y a Daland cerrando su acuerdo deslizandose graciosamente por la cubierta al ritmo de un-dos-tres, un-dos-tres).
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> DALAND
Wie? Hör ich recht?
Mein Tochter sein Weib?
Er selbst spricht aus den Gedanken!
Fast fürcht' ich,
wenn unentschlossen ich bleib',
er müßt im Vorsatze wanken.
Wüßt ich, ob ich wach' oder träume?
Kann ein Eidam willkommener sein?
Ein Tor,
wenn das Glück ich versäume!
Voll Entzücken schlage ich ein.
HOLLÄNDER
Ach, ohne Weib, ohne Kind bin ich,
nichts fesselt mich an die Erde.
Rastlos verfolgt
das Schicksal mich.
die Qual nur war mir Gefährte.
Nie werd' ich die Heimat erreichen:
zu was frommt mir
der Güter Gewinn?
Läßt du zu dem Bund
dich erweichen,
oh! so nimm meine Schätze dahin!
</td>
<td>
<td width="300">DALAND
¿Cómo? ¿He oído bien?
¿Mi hija, su mujer?
Él mismo lo ha dicho...
Temo que si no me decido
enseguida cambie de parecer.
¡Quisiera saber si sueño
o estoy despierto!
¿Puedo esperar un yerno mejor?
¡Sería un loco, si rechazara
esta oportunidad!
¡Estoy asombrado con mi suerte!
HOLANDÉS
¡Ay, no tengo esposa ni hijos
y nada me ata a la tierra!
Sin darse tregua
me persigue el destino,
y mi único compañero
ha sido el tormento.
Jamás alcanzaré mi patria:
¿de qué me sirven
los bienes conseguidos?
¡Si aceptas la unión que te propongo
toma a cambio mis tesoros!
</td>
</td>
</tr>
</table>

Tras el vals suena una cadencia ascendente triunfal, el motivo nupcial, y Daland, que se ha sobrepuesto a la emoción, comienza también a dar valor a su mercancía, el ritmo bien marcado y el tono optimista. El Holandés trata de continuar en el mismo tono pero la palabra “treu” le tiembla en los labios, y ya no se puede contener cuando la pide: “Du gibst es mir?”. La aceptación de Daland es celebrada con el motivo nupcial una vez mas.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> DALAND
Wohl, Fremdling,
hab' ich eine schöne Tochter,
mit treuer Kindeslieb' ergeben mir;
sie ist mein Stolz,
das höchste meiner Güter,
mein Trost im Unglück,
meine Freund' im Glück.

HOLLÄNDER
Dem Vater stets bewahr'
sie ihre Liebe!
ihm treu, wird sie auch
treu dem Gatten sein.

DALAND
Du gibst Juwelen,
unschätzbare Perlen,
das höchste Kleinod doch,
ein treues Weib...

HOLLÄNDER
Du gibst es mir?

DALAND
Ich gebe dir mein Wort.
Mich rührt dein Los;
freigebig, wie du bist,
zeigst Edelmut
und hohen Sinn du mir:
den Eidam wünscht ich so;
und wär' dein Gut
auch nicht so reich,
wählt ich doch keinen andren.
</td>
<td>
<td width="300">DALAND
Pues bien, extranjero,
tengo una hermosa hija,
me es fiel como una chiquilla;
ella es mi orgullo,
el supremo bien,
mi consuelo en la desgracia
y mi alegría en la dicha.

HOLANDÉS
Si a su padre guarda ese amor
y así le es fiel,
fiel le será también
a su esposo.

DALAND
Tú ofreces gemas y perlas
inestimables;
pero la joya más preciosa,
una mujer fiel...

HOLANDÉS
¿Me la das?

DALAND
Te doy mi palabra.
Me conmueve tu destino;
generoso, como eres,
me demuestras nobleza de alma
y elevado juicio:
yo deseaba
un yerno como tú;
aunque no fueras tan rico,
no escogería a otro.
</td>
</td>
</tr>
</table>

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=8577230-ec8" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

Un breve recitativo que comienza con el emotivo “So ist sie mein…” del Holandés nos lleva a un nuevo dúo, o mejor a dos monólogos paralelos una vez mas, donde Daland se felicita de haber encontrado un yerno rico, el sueño de cualquier padre amante, y el Holandés tiembla por entregarse de nuevo a la esperanza tantas veces traicionada. El lenguaje de los personajes es distinto, el Holandés dudando entre sol mayor y menor, según sube a la luz o baja a la sombra, y Daland en claro sol mayor.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> HOLLÄNDER
So ist sie mein...



Wird sie mein Engel sein?
Wenn aus der Qualen
Schreckgewalten die Sehnsucht nach
dem Heil mich treibt,
ist mir's erlaubt, mich festzuhalten
an einer Hoffnung, die mir bleibt?
Darf ich in jenem Wahn noch
schmachten daß sich ein Engel
mir erweicht?
Der Qualen,
die mein Haupt umnachten,
ersehntes Ziel hätt' ich erreicht?
Ach! ohne Hoffnung, wie ich bin,
geb' ich mich doch der Hoffnung hin!

DALAND
Gepriesen seid,
des Sturmes Gewalten,
die ihr an diesen
Strand mich triebt!
Fürwahr, blo hab' ich festzuhalten
was sich so schön
von selbst mir gibt.
Die ihn an diese Küste brachten,
ihr Winde, sollt gesegnet sein!
Ha, wonach alle Väter trachten,
ein reicher Eidam, er ist mein!
Ja, dem Mann mit Gut
und hohem Sinn
geb' froh ich Haus und Tochter hin!
</td>
<td>
<td width="300">HOLANDÉS
Entonces, es mía...

(para sí)

¿Será ella mi ángel?
En la terrible violencia
del tormento que me impulsa
a anhelar la salvación,
¿me está permitido conservar
esa única esperanza que me resta?
¿Puedo alimentar aún la ilusión
de que un ángel
se compadezca de mí?
¿Habré alcanzado el anhelado final
de estos tormentos
que me apesadumbran?
¡Ay, tal como estoy, sin esperanza,
aún me entrego a ella una vez más!

DALAND
¡Alabada seas,
violenta tempestad
que me has empujado
hasta esta costa!
En verdad sólo tengo que conservar
lo que se me ha dado
tan generosamente.
¡Benditos seáis, vosotros,
vientos que lo trajisteis acá!
Sí, es mío lo que buscan
todos los padres,
un yerno rico, es mío.
¡Sí, feliz doy hogar e hija
a hombre tan rico y tan juicioso!
</td>
</td>
</tr>
</table>


<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9341184-0bf" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

El duo termina con un motivo derivado del motivo nupcial, de modo triunfante con toda la orquesta celebrando el pacto….y siendo interrumpida de nuevo por un acorde agudo y la voz del timonel, que avisa: “Südwind, Sudwind!” y continua con aquella estrofa interrumpida de su canción, esta vez llena de entusiasmo y esperanza, porque también a él le espera su chica. El resto de la tripulación se suma a la alegría con su grito de trabajo, Halloho, que ya conocemos, y que se transforma en el motivo de la danza de los marineros, a la que se incorpora la voz de Daland, que propone levar anclas y navegar a casa inmediatamente para que el Holandés conozca a su hija esa misma tarde. El Holandés, sin embargo, alega que su tripulación está cansada y que le seguirá mas tarde. En ello quedan, y se despiden hasta mas tarde, mientras la tripulación iza las velas animada por los silbatos.

Despedimos la escena con toda la tripulación noruega terminando, ahora si, la canción del timonel, acompañados por toda la orquesta y por olas cromáticas, y los gritos de maniobra, como un espejo del inicio del acto.
<center>Imagen</center>


En la versión en un acto, tras el crescendo que acompaña a la repetición de esa célula básica saltarina que ya conocemos, ésta desemboca en el motivo del grito de maniobra, que se repite, y de pronto cambia la tonalidad, volviendo a la célula básica repetida, que a su vez tras dos repeticiones baja a La mayor, y, la orquesta emulando el girar de las ruecas, se convierte en la música de las Hilanderas, haciendo una transición magistral al segundo acto. En la versión en tres actos el primero termina con un paravanchimpún-chim-pún no especialmente inspirado, que podemos oir aquí en la versión de Sawalisch de 1961.

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9115165-4f6" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Nov 2009 6:03 
Desconectado
Maestro de coro
Maestro de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 20 Sep 2007 0:45
Mensajes: 518
Ubicación: Al oeste de Kazan
Citar:
haciendo una transición magistral al segundo acto. En la versión en tres actos el primero termina con un paravanchimpún-chim-pún no especialmente inspirado


+1

_________________
Fue sin querer queriendo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 14 Nov 2009 10:32 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Aquí tenemos la transición en la versión contínua. Enlaza directamente con la primera escena del segundo acto, el Coro de Hilanderas. ´


<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9346941-645" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

Sin embargo, tanto en esta transición como en la escena que continúa, (y es en el único momento en que no me gusta) los tempi de Knappertsbusch se me hacen pesantes. Las ruecas dormitan, la canción no toma vuelo. Cambiaremos de versión de escucha.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 0:11 
Desconectado
Elektricista
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2007 16:07
Mensajes: 3924
Ubicación: Foro nuevo, vida nueva
naietta escribió:
Se produce un silencio inquietante y entonces escuchamos un motivo lúgubre, que expresa la soledad y la alienación del personaje, que permanece con la cabeza gacha y sin cambiar de postura.

Imagen
Midi tristeza


:o No había caído en la cuenta de que este motivo es hermanísimo del que aparece en el segundo acto de Valquiria (frustración de Wotan). Aquí en el minuto 00:06

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=el9fTWXsgpE[/youtube]

naietta escribió:
Aquí empieza una pieza sobre la que hay opiniones para todo. El dúo Daland-Holandés es lo menos parecido a lo que compondrá Wagner en el futuro que uno pueda imaginarse. Acusaciones sobre falta de inspiración le han caído de todas partes. Reconozco que a mi me encanta. Daland y el Holandés comienzan dos monólogos paralelos en sol mayor, en el que el Holandés lleva la melodía, con frases largas en las que vuelve a hablar de su soledad en este mundo, sin esposa ni hijos, y reitera el ofrecimiento de sus riquezas, mientras Daland canta en frases recortadas, juguetonas, acentuando su cercanía a los bajos bufos, incrédulo de la lotería que le ha tocado. El Holandés continúa con su técnica de marketing, acercando en tonalidad y melodía su canto al de Daland (aunque no puede evitar sonar diferente). El resultado es jocoso: no se si suena mas a un duo alla Bellini o a una opereta vienesa con su vals (siempre me imagino al Holandés y a Daland cerrando su acuerdo deslizandose graciosamente por la cubierta al ritmo de un-dos-tres, un-dos-tres).


A mí también me gusta este dúo. Nos recuerda de dónde venimos y no hay que avergonzarse de ello ;) El problema (si es que hay alguno) es ese peligroso ritmo que apuntas: el de 3/4, que nos recuerda a obras más ligeras. Un compositor al que se le suele ir la mano con él es Strauss (y en los momentos más insospechados :twisted:)

_________________

Zu neuen Taten,
teurer Helde


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 1:05 
Desconectado
Maestro de coro
Maestro de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 20 Sep 2007 0:45
Mensajes: 518
Ubicación: Al oeste de Kazan
Señorita Naietta, lo del dúo lo ha clavado.

Tengo un muy buen recuerdo de Hans-Peter König en ese dúo: con una fantástica dicción, le dio todo el carácter que ha comentado.

A ver cómo está en Madrid.

_________________
Fue sin querer queriendo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 10:41 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
<center>SEGUNDO ACTO

Primera escena

Imagen</center>

En la versión en tres actos, la primera escena del segundo recupera aquella línea que se perdió en la partición, exponiendo el final de la estrofa de la canción del timonel, la coda y continuando con la progresión hacia el segundo acto del que hablábamos antes.

La escena se articulará en dos momentos importantes: el coro de hilanderas, en el que las mujeres del pueblo responderán a la canción del timonel que conocimos en el primer acto, y que luego completaron el resto de los marineros, y después la famosa balada de Senta, embrión de la ópera, centro y punto de inflexión, a partir de la cual la suerte está echada….y que naturalmente es la respuesta al monólogo del Holandés.

Si en el primer acto el timonel añoraba su hogar y su niña que le esperaba, y lo contraponíamos al Holandes, cuya añoranza terrible era por el descanso eterno que solo podía darle la fidelidad hasta la muerte de una mujer inexistente y sublime, ahora tenemos el otro lado del espejo: las hilanderas cantarán el deseo de que sus hombres vuelvan pronto a sus brazos, tratando de insuflar aire en las velas (viento del sur?)con el rápido girar de sus ruecas; sus marineros les traerán oro si ellas son buenas e hilan mucho. Senta responde directamente a la desesperanza del Holandés….bueno, lo veremos luego y vamos a volver con las chicas.

Vamos a seguirla con la versión en estudio de Dorati, en el Covent Garden, en 1961, con abundantes efectos sonoros (oiremos estupendamente las risas, la charla y el girar de las ruecas), Rosalind Elias cantando Mary, y una Leonie Rysanek que quiero defender como una de las mejores Sentas grabadas (hombreya).

<center>(Una espaciosa habitación de la casa de Daland; en las paredes cuadros con escenas marineras, mapas, etc.
En la pared que forma el foro, el retrato de un hombre con barba y traje negros.
Mary y las muchachas están sentadas al rededor de la chimenea hilando. Senta, recostada en un sillón frailero, con brazos cruzados, está sumida en soñadora contemplación del cuadro del foro)
</center>
<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9347126-f8e" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

La canzonetta, con un ritmo que evoca el giro y el zumbido de las ruecas, y con un lenguaje lleno de aliteraciones que recuerdan lo mismo (“Summ’ und brumm’ “), tiene dos estrofas, la segunda de las cuales termina en un alegre tarareo. Mary ocasiona la primera interrupción del coro, animándo a las chicas a hilar rápido para merecer el amor de sus marineros; las hilanderas le recriminan jovialmente la interrupción, y Mary se dirige a Senta, que está sentada, sin hilar, con la mirada perdida en el retrato que preside la sala.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> MÄDCHEN
Summ' und brumm',
du gutes Rädchen,
munter, munter, dreh' dich um!
Spinne, spinne tausend Fädchen,
gutes Rädchen, summ' und brumm'!
Mein Schatz ist auf
dem Meere draus',
er denkt nach Haus
ans fromme Kind;
mein gutes Rädchen,
braus' und saus'!
Ach! gäbst du Wind,
er käm' geschwind.
Spinnt! Spinnt! Spinnt!
Fleißig, Mädchen!
Brumm'! Summ'!
Gutes Rädchen!
Tra la ra la la... usw.

MARY
Ei! Fleißig, fleißig!
Wie sie spinnen!
Will jede sich den Schatz gewinnen.

MÄDCHEN
Frau Mary, still! Denn wohl Ihr wißt,
das Lied noch nicht zu Ende ist.

MARY
So singt!
Dem Rädchen läßt's nicht Ruh'.
Du aber, Senta,
schweigst dazu?
</td>
<td>
<td width="300">MUCHACHAS
¡Zumba y suena,
buena rueca,
gira, gira sobre ti misma!
¡Hila, hila mil hilos,
buena rueca,
zumba y suena!
Mi tesoro recorre el mar, lejos,
piensa en el hogar
y en su niña;
¡buena rueca,
zumba y suena!
¡Ay, si tú le hicieras viento,
seguro que vendría ligero!
¡Hilad! ¡Hilad! ¡Hilad!
¡Aplicaos, muchachas!
¡Buena rueca,
zumba y suena!
Tra-la-ra-la-la... etc.

MARY
¡Vamos, vamos, con más fuerza!
¿Qué manera de hilar es ésa?
Sólo pensáis en casaros.

MUCHACHAS
¡Calla Mary! Ya sabes
que aún no ha concluido la canción.

MARY
¡Cantad, pues,
pero no paréis las ruecas!
Mas tú, Senta,
¿por qué estás tan callada?
</td>
</td>
</tr>
</table>

Senta no responde, y las muchachas continúan con su canción, con otra estrofa similar a la primera. Por segunda vez, Mary interrumpe el tema, dirigiéndose a la ausente Senta y riñéndola por no trabajar. Las chicas nos presentan entonces a otro personaje: el pretendiente de Senta, Erik, un cazador, un outsider, que no traerá oro a su chica porque no sale al mar, y celebran la broma a carcajada limpia.

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9347140-0dd" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

<center>Imagen</center>

Senta no las escucha, y en su primera intervención, tararea distraída un fragmento de su balada….que ya conocemos porque es el tema de la redención que habíamos escuchado en la obertura. La tonalidad en Do mayor contrasta con el tema de las hilanderas y nos anuncia el cambio posterior.
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> MARY
(Zu Senta)
Du böses Kind,
wenn du nicht spinnst,
vom Schatz du kein
Geschenk gewinnst.

MÄDCHEN
Sie hat's nicht not,
daß sie sich eilt; ihr Schatz nicht
auf dem Meere weilt.
Bringt er nicht Gold,
bringt er doch Wild -
man weiß ja, was ein Jäger gilt!

(Senta singt leise eine Melodie aus
der folgenden Ballade)


MARY
(Zu Senta)
Du seht ihr!
Immer vor dem Bild!
Willst du dein ganzes junges Leben
verträumen vor dem Konterfei?

SENTA
Was hast du Kunde mir gegeben,
was mir erzählet, wer er sei?
Der arme Mann!
</td>
<td>
<td width="300">MARY
(a Senta)
Niña enfadosa,
si no hilas,
no obtendrás
un regalo de tu novio.

MUCHACHAS
No tiene por qué darse prisa;
su novio no está en el mar.
Si no trae oro,
caza traerá...
¡bien se sabe
para qué vale un cazador!

(Senta canta en voz baja una estrofa
de la balada que seguirá.)


MARY
(a Senta)
¡Ahí la veis!
¡Siempre ante el cuadro!
¿Quieres pasarte tu joven vida
soñando frente a ese retrato?

SENTA
¿Por qué me diste noticias suyas,
por qué me contaste su historia?
¡Pobre desdichado!
</td>
</td>
</tr>
</table>

Mary, preocupada, hace referencia al retrato. Nos cuenta que la situación no solo se da hoy, sino que esa es la actitud habitual de Senta, obsesionada con el retrato de la pared. Senta le responde en Mi menor, nostálgica, acompañada al unísono por la orquesta (el intervalo que abre la frase es el mismo que abrirá la balada). Senta habla del Holandés profundamente conmovida, como si se tratase de un personaje real. Bien, nosotros sabemos que lo es…(¿o no? ¿habremos estado buceando en la imaginación calenturienta de Senta hasta ahora?). ¿Lo sabe ella ya? ¿Tiene fijación por el personaje de leyenda –como tantas hoy tienen fijación por Mr. Darcy-?

Mary se santigua y las muchachas le toman el pelo en la tonalidad contrastante de Mi mayor (una en la leyenda, otras en el día a día; hemos visto este juego tonal mil veces y lo seguiremos viendo pero prometo no comentarlo siempre), temiendo la reacción violenta de Erik contra el rival pintado, y estallando nuevamente en carcajadas.

Senta les interrumpe enfadada, y las chicas reanudan su canción ruidosamente para acallar la bronca. El coro es interrumpido por última vez por Senta, harta de summ und brumm, que les propone a cambio que Frau Mary les cante la balada del Holandés Errante. Mary se niega pidiéndole que deje al maldito en paz (en un segundo plano se nos cuela en el cerebro el tono del Holandés), a lo que Senta replica que ella misma cantará la balada, que tendrá que conmover al público como a ella misma. Las ruecas se acallan…menos la de Mary que, ofendida, continúa con el hilado (y podemos oírlo a
cargo de las violas- y aquí diríase que de una rueca de verdad).

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Última edición por naietta el 16 Nov 2009 10:46, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 10:43 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
EMarty escribió:
naietta escribió:


:o No había caído en la cuenta de que este motivo es hermanísimo del que aparece en el segundo acto de Valquiria (frustración de Wotan). Aquí en el minuto 00:06

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=el9fTWXsgpE[/youtube]



No había caído yo tampoco. Pero hay mas momentos en que algún motivo me parece hermano de alguno de los del Anillo, a ver si van saliendo.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 17:07 
Desconectado
Solista
Solista

Registrado: 13 Sep 2008 16:42
Mensajes: 614
:aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso:
¡BRAVO NAIETTA! No se podría hacer mejor.

...aún faltando la Varnay en la balada jeje


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 18:32 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Ene 2008 1:47
Mensajes: 4595
Ubicación: Costasoleña.
¡Ole Naietta! :D

_________________
"Empia razza, anatema su voi!La vendetta scenderà!"


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 18:34 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Feb 2009 13:33
Mensajes: 6474
Ubicación: Lá, sui monti dell'est...
Despinetta escribió:
¡Ole Naietta! :D


+1 :P


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 19:35 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Ago 2009 0:14
Mensajes: 11347
naietta escribió:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=el9fTWXsgpE[/youtube]



AHí dice Bayreuth, pero la foto es de la Opera de Viena :?

_________________
"No se puede dar el paso más largo que la pierna" (Alfredo Kraus)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 21:58 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Melchior escribió:
:aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso:
¡BRAVO NAIETTA! No se podría hacer mejor.

...aún faltando la Varnay en la balada jeje



Evidentemente oiremos a la gran Varnay. Pero es que me apetecía romper una lanza a favor de Rysanek, que cantaba una Senta preciosa. O eso me parece a mí.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 23:13 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
<center>Primera escena....continuación

Imagen</center>

Y llegamos al número de los números, la Balada de Senta. Antes de continuar, pequeña digresión armónica: la balada original compuesta por Wagner continúa el juego de contraposiciones tonales que ya hemos visto. Fue compuesta en La menor (en contraste con el La mayor de las hilanderas) con el final en Do mayor (correspondiente al Do menor del monólogo del Holandés, a quien responde con la promesa de redención). Sin embargo, la famosa Schröder-Devrient que encarnó la primera Senta, a pesar de su supuesta adecuación dramática al rol, se encontraba un tanto apurada en esa tesitura, y en la última revisión antes del estreno, Wagner le bajó la balada un tono, a Sol menor/Si bemol mayor, lo que rompe un tanto el plan tonal. Algunas grabaciones han recuperado el tono original de la balada (de memoria: la de Sawallisch de 1961 con Silja, y la de Baremboin con Eaglen); debo decir que mi sordera, por todos conocida, no sucumbe a la revelación, agradecida, y que el tono modificado me suena perfectamente. Para la guia, sin embargo, continuaremos con el plan inicial de Wagner, que es mas coherente.

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9378758-635" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

La orquesta introduce la balada con material que conocemos de la obertura. Tras un silencio, nos presenta el motivo del Holandés en los graves, en la menor, sobre las quintas vacías de nuestras entretelas. Una progresión cromática descendente encadena con el motivo de la errancia.

Sin acompañamiento orquestal, Senta ataca los Johohoe, en tono solemne y atrayendo la atención del público, y en fuerte contraste con la despreocupada tonada que hemos oído en la primera parte de la escena, sosteniendo la cuarta ascendente que escuchábamos en su frase de presentación, para dar paso a la primera frase de la balada, grandilocuente, puntuada rítmicamente, en escalones descendentes. Si nos damos cuenta, las primeras notas de esta frase invierten el tema del Holandés:

Imagen

Holandés: Imagen
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> SENTA
Johohohe! Johohohe!
Johohohe! Johohe!
Traft ihr das Schiff im Meere an,
blutrot die Segel,
schwarz der Mast?
Auf hohem Bord der bleiche Mann,
des Schiffes Herr, wacht ohne Rast.
Hui! - Wie saust der Wind! -
Johohoe!
Hui! - Wie pfeift's im Tau! -
Johohe! Hui! -
Wie ein Pfeil fliegt er hin,
ohne Ziel, ohne Rast, ohne Ruh'!

Doch kann dem bleichen Manne
Erlösung einstens noch werden,
fänd' er ein Weib,
das bis in den Tod
getreu ihm auf Erden!.
Ach! wann wirst du,
bleicher Seemann, sie finden?
Betet zum Himmel,
daß bald ein Weib Treue ihm halt'!
</td>
<td>
<td width="300">SENTA
¡Yohohohe! ¡Yohohohe!
¡Yohohohe! ¡Yohohe!
¿Encontrasteis el barco en el mar,
rojas las velas,
el mástil negro?
A bordo, el hombre pálido,
el señor del barco, vela sin paz.
¡Huy! ¡Como brama el viento!
¡Yohohe! ¡Huy!
¡Cómo silba entre las jarcias!
¡Yohohe! ¡Huy!
¡Como una flecha vuela sin destino,
sin descanso, sin paz!

¡Pero el hombre pálido
puede alcanzar aún la salvación,
si halla una mujer
que le sea fiel en la tierra...
¡Ay! ¿Cuándo la hallarás,
pálido navegante?
¡Rogad al cielo
para que pronto
le sea fiel una mujer!
</td>
</td>
</tr>
</table>


La segunda frase abandona este ritmo marcado acompañándose por las olas cromáticas que acompañan los Huiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii espectrales que evocan el viento y la temática sobrenatural, y el motivo de la errancia al que sigue una escala cromática descendente ya escuchada en la obertura.

El ritornello es mucho mas lento y dulce, y está formado por el motivo de la redención seguido por el de la fidelidad (ambos repetidos, y que ahora comprendemos por qué se llaman así).

Tras el retorno del motivo del Holandés, Senta, volviendo la mirada al retrato repite una estrofa similar a la anterior, algo mas ágil, aunque en la última frase le acompaña el coro de muchachas, ya metidas emocionalmente en la historia (y que además se conocen de sobra la balada, que han escuchado casi tantas veces como yo, dicho sea de paso).

<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> Bei bösem Wind und Sturmes Wut
umsegeln wollt' er einst ein Kap;
er flucht' und schwur
mit tollem Mut:
In Ewigkeit laß' ich nicht ab!
Hui! - Und Satan hört's! - Johohe!
Hui! - nahm ihm beim Wort! - Johohe!
Hui! - und verdammt zieht er nun
durch das Meer ohne Rast,
ohne Ruh'!

Doch, daß der arme Mann'
noch Erlösung fände auf Erden,
zeigt' Gottes Engel an,
wie sein Heil ihm
einst könnte werden.

SENTA, MÄDCHEN
Ach, könntest du,
bleicher Seemann, es finden!
Betet zum Himmel,
daß bald ein Weib Treue ihm halt'!
</td>
<td>
<td width="300">Contra vientos adversos
y la furia de la tempestad
quiso él un día un cabo doblar;
juró y maldijo con necia arrogancia:
"No cederé ante ti
por toda la eternidad."
¡Huy! ¡Y Satanás le oyó! ¡Yohohe!
¡Huy! ¡Y le tomó la palabra! ¡Yohohe!
¡Huy! ¡Y desde entonces vaga maldito
por el mar, sin descanso, sin paz!

¡Pero el desdichado
puede encontrar aún
la redención en la Tierra,
si un ángel de Dios le muestra
cómo puede hallar clemencia!

SENTA, MUCHACHAS
¡Ay! ¡Ojalá la encontraras,
pálido navegante!
¡Rogad al cielo para que pronto
le sea fiel una mujer!
</td>
</td>
</tr>
</table>

Comienza la tercera estrofa. La segunda parte de la primera frase se alarga nostálgicamente, en piano, sin las puntuaciones rítmicas anteriores, mucho mas legato. Impetuosamente sale de la ensoñación con el Hui! y canta la segunda frase con una intención que parece denotar pena, rabia e impotencia por las mujeres que pudiendo haber cambiado la suerte del marino maldito, le han traicionado con su infidelidad.

<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> SENTA
Vor Anker alle sieben Jahr',
ein Weib zu frei'n,
geht er ans Land:
er freite alle sieben Jahr',
noch nie ein treues
Weib er fand.
Hui! - Die Segel auf! Johohe!
Hui! - Den Anker los! Johohe!
Hui! - Falsche Lieb', falsche Treu',
Auf, in See, ohne Rast, ohne Ruh!

MÄDCHEN
Ach, wo weilt sie,
die dir Gottes Engel
einst könnte zeigen?
Wo triffst du sie,
die bis in den Tod
dein bleibe treu eigen?
</td>
<td>
<td width="300">SENTA
Cada siete años echa el ancla
y baja a tierra
para desposar a una mujer:
cada siete años lo intenta,
pero nunca ha dado
con una mujer fiel.
¡Huy! "¡Izad las velas!" ¡Yohohe!
¡Huy! "¡Levad el ancla!" ¡Yohohe!
¡Huy! "¡Falso amor, falsa fidelidad!
¡A la mar, sin reposo ni paz!"

MUCHACHAS
¡Ay! ¿Dónde está aquella
capaz de mostrarte
el ángel de Dios?
¿Dónde hallarás a aquella
que te sea fiel
hasta la muerte?
</td>
</td>
</tr>
</table>

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9378773-62f" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

En ese momento, Senta se desploma ausente en la butaca, en una especie de éxtasis, mientras el coro de hilanderas canta el ritornello dulcemente, con el motivo de la redención, y cuando les correspondía pasar al motivo de la fidelidad, Senta irrumpe vivamente en la balada, cambia la coda final, y pasa del condicional al presente afirmativo, de la leyenda a la realidad, afirmando que será ella la salvadora del Holandés, lo cual nos expresa el cambio de tono a triunfal y actualísimo Do mayor (vale. A si bemol mayor en el caso que nos ocupa).
<table border="0" width="600">
<tr>
<td width="300"> SENTA
SENTA
Ich sei's,
die dich durch ihre Treu' erlöse!
Mög' Gottes Engel mich dir zeigen!
Durch mich sollst du
das Heil erreichen!
</td>
<td>
<td width="300">SENTA
¡Sea yo la que por mi fidelidad
te redima!
¡Quisiera mostrarte a ti
el ángel de Dios!
¡Por mí, obtendrás la salvación!
</td>
</td>
</tr>
</table>

Esta coda, en la que Senta da el paso de unión entre su mundo de hilanderas y marineros y el mundo tempestuoso y legendario del Holandés, y que dará lugar al final de la ópera (y de la obertura, como ya hemos escuchado), queda sin embargo interrumpida en este momento. No puede completarse porque el Holandés aún no ha irrumpido en el mundo de Senta, y porque hay un pequeño detalle sin importancia que queda colgado por ahí….y que ahora acude a los gritos de auxilio de las muchachas, horrorizadas por la exaltación redentora de Senta (y por los arpegios sobre séptima disminuída que expresan su “posesión demoníaca”), que se ha desvanecido en plena hiperventilación.

<embed src="http://www.divshare.com/flash/playlist?myId=9378774-f69" width="335" height="28" name="divplaylist" type="application/x-shockwave-flash" pluginspage="http://www.macromedia.com/go/getflashplayer"></embed>

Erik hace su entrada en escena, acompañado de un acorde de La menor, ansioso por el estado de Senta y reprochándole el dolor que le causa. Mary dice que el retrato debe desaparecer, y Erik anuncia la llegada de Daland sombríamente (ya veremos que el tema no le hace ninguna gracia).

El anuncio revoluciona a las muchachas, que comienzan agitadamente, en La mayor, lo que yo llamo el coro de gallinitas, a cuatro voces, y que tiene reminiscencias de opereta francesa. Mary intenta poner orden, pero el canto acelerado expresa la impaciencia y la alegría de las jóvenes que van a reunirse con sus chavalitos. La orquesta las acompaña en su euforia y terminan feliz y convencionalmente…hasta la inevitable interrupción con la que comienza la segunda escena.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Última edición por naietta el 17 Nov 2009 21:58, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 16 Nov 2009 23:18 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Feb 2009 13:33
Mensajes: 6474
Ubicación: Lá, sui monti dell'est...
Maravillosa :)


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 115 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

cron
   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com