Fecha actual 19 Nov 2017 8:28

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 115 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Nov 2009: DER FLIEGENDE HOLLÄNDER- Guía de audición
NotaPublicado: 07 Nov 2009 12:24 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Imagen


La obertura fue lo último que compuso Wagner, una vez que finalizó el resto de la ópera, como era su costumbre. Sin embargo, afirmaba que la había tenido completa en su mente desde el principio, y es probable, puesto que las fuentes melódicas de las que mana son las “canciones” que compuso en primer lugar, antes del desarrollo del resto de la obra: principalmente la Balada de Senta y el Coro de Marineros del tercer acto, con añadidos procedentes del monólogo del Holandés. Yo también he estado tentada de dejar para el final de la guía la obertura, ya que es mucho más fácil comprenderla en su totalidad cuando ya conocemos los motivos, unidos al texto. Pero… vamos a empezar como Wagner manda, desde el principio, con esta pieza absolutamente maravillosa, que nos va a sumergir en el océano del Holandés Errante desde los primeros acordes.

La estructura es de allegro de sonata: utiliza la contraposición de dos motivos fundamentales, el del Holandés (con sus temas asociados, como la tempestad, los espectros…) y el de la Redención (o el de Senta), y se desarrolla en forma lineal, con una exposición en la que se presentan los temas, un desarrollo y una reexposición en el que vuelve a contrastar los temas principales “en singular combate”.

Sin embargo, el aroma es de poema sinfónico: la presentación de los motivos tiene un carácter casi narrativo, como si fuera, si no exactamente una sinopsis de la historia, una especie de secuencia de diapositivas con sentido dramático, una descripción casi pictórica de la obra. Así quiso verlo Wagner en el texto que escribió para las notas de un concierto, en el que nos “cuenta” la obertura:


Wagner escribió:
El barco maldito del Holandés Errante vuela en alas de la tormenta; se acerca a la costa y echa el ancla, puesto que aquí es donde al capitán se le ha prometido la salvación; oímos las patéticas presiones de éste mensaje de redención, que suenan como una mezcla de plegaria y queja. El hombre maldito las escucha sombríamente, sin esperanza. Cansado, y deseando la muerte baja a tierra, mientras que la exhausta tripulación, fatigada de la vida, lleva silenciosamente el barco al reposo. ¡Cuántas veces ha llevado el barco a puerto, a donde se le permite llegar cada siete años; cuántas veces le ha llenado la esperanza de encontrar el fín a su tormento, y oh! Cuántas veces su esperanza se ha roto y ha vuelto a navegar errante por los mares!

Para forzar su destrucción deliberadamente ha luchado contra el oleaje y las tormentas, dirigiendo su barco a los abismos rugientes; pero no se ha consumido; sobre las olas llevó su barco contra los escollos, pero no se ha roto en pedazos. Todos los terribles peligros del mar que una vez despreció en su ansia de aventuras y victoria se ríen de él – no pueden dañarlo, porque está condenado a navegar para siempre, buscando botines que no pueden excitarle, y sin poder encontrar aquella que le redima.

Un barco majestuoso le sobrepasa, escucha la alegre canción de los marineros, contentos por acercarse al hogar; la rabia le consume ante ésta alegría y, llevado por la tormenta, lo alcanza furiosamente, aterrorizando y silenciando a los alegres cantantes y haciendo huir a la tripulación. Grita por su salvación desde las profundidades de su miseria: en el desierto sin vida de su solitaria existencia sólo una mujer puede traerle la liberación. Pero ¿dónde vive esa salvadora? ¿dónde habrá un corazón que lata de compasión hacia el? ¿dónde está la que no huya de él con horror y miedo, como esos hombres cobardes que hacen la señal de la Cruz a su llegada?

Un rayo de luz entonces pasa a través de su oscuridad y se clava en su alma atormentada como un relámpago. El rayo se apaga, y vuelve a destellar; el marino guarda el faro firmemente en su retina y timonea determinadamente a través de la tormenta y las olas hacia él. Lo que se le dibuja tan profundamente es la visión de una mujer llena de sublime tristeza y celestial compasión, que fuerza su camino hacia el. Un corazón ha abierto sus profundidades infinitas a los sufrimientos del hombre maldito: debe sacrificarse a él, debe romperse de compasión e inmolarse para poner fín a su tragedia.

El hombre maldito se derrumba ante ésta visión divina, del mismo modo que su barco se rompe en pedazos y es engullido por el océano. Entonces él asciende, transfigurado, desde las olas, llevado por la mano victoriosa y redentora de esa mujer, hacia el ocaso del amor mas sublime
. “


Vamos a escucharla en la versión de estudio de Klemperer, a ver si escuchamos reflejado el texto de Don Ricardo, y más adelante seguimos con el análisis.




* Algunas de las traducciones de cualquiera de las citas son mías, indirectas, y un tanto patéticas. Disculpadme pero espero que se entienda el sentido general.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Última edición por naietta el 10 Feb 2011 20:04, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 13:00 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Dic 2005 13:54
Mensajes: 12789
Ubicación: Madrid
¿No les da un poco la sensación que quedaría perfecta en los títulos de crédito de Star Wars?.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 13:04 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Mmmmno! (como diría Homer Simpson). Quizá los momentos con las fanfarrias del holandés y los elementos desatados. Pero no veo yo la parte redentora.

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 13:15 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Dic 2005 13:54
Mensajes: 12789
Ubicación: Madrid
¡Ah!, pues a mí parece que acompañaría muy bien la celebración de la caída del Imperio, y la mirada de Luke a Obi-Wan, Yoda y su padre muerto.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 13:48 
Desconectado
Elektricista
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2007 16:07
Mensajes: 3924
Ubicación: Foro nuevo, vida nueva
naietta escribió:
Mmmmno! (como diría Homer Simpson).


+1 :lol:

Me huele tanto a mar que no me la imagino acompañando los viajes interestelares.

_________________

Zu neuen Taten,
teurer Helde


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 13:52 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Dic 2005 13:54
Mensajes: 12789
Ubicación: Madrid
-1.

Las naves que cruzan el espacio interestelar y los barcos que cruzan el mar, son imágenes muy parecidas. :P


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 13:54 
Desconectado
Elektricista
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2007 16:07
Mensajes: 3924
Ubicación: Foro nuevo, vida nueva
delaforce escribió:
-1.

Las naves que cruzan el espacio interestelar y los barcos que cruzan el mar, son imágenes muy parecidas. :P


Sí, ¿pero a qué huelen las nubes (o en su caso las estrellas)? :)

_________________

Zu neuen Taten,
teurer Helde


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 14:09 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Dic 2005 13:54
Mensajes: 12789
Ubicación: Madrid
EMarty escribió:
delaforce escribió:
-1.

Las naves que cruzan el espacio interestelar y los barcos que cruzan el mar, son imágenes muy parecidas. :P


Sí, ¿pero a qué huelen las nubes (o en su caso las estrellas)? :)


Todo el mundo sabe que en las naves espaciales se usa ambientador neutro olor marino....


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 14:21 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
De hecho, el título de la obra, Der Fliegende Holländer, es El Holandés Volador (como su traducción en inglés, en francés o en italiano, aunque en estos dos últimos idiomas tienden a llamarle El Buque Fantasma: Le Vaisseau Fantôme o Il Vascello Fantasma). Es solo en castellano, creo, en el que se olvida el caracter "volador" del barco, que surcaba los mares tan rápido que volaba sobre las tormentas, y se hace hincapié en su viaje interminable.

Así que el tema de las naves igual no está tan mal traído ;)

Imagen

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Última edición por naietta el 10 Feb 2011 20:05, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 14:52 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
¿Pasamos a comentar? Utilizaremos para ello la obertura de la grabación de Knappertsbusch de 1955, desde Bayreuth. Pondré ejemplos de la partitura, y para los que no lean música, unos midi, esos archivos infamemente estridentes, pero que pienso que nos pueden resultar útiles.

DivShare File - _01_ [Richard Wagner] Ouvertüre.mp3

La obertura comienza presentándonos el tema del Holandés,

ImagenHolandés midi


a cargo de trompas y fagotes, apoyado en el trémolo de las cuerdas, la quinta vacía, como en el principio del 1º movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven, obra cuya audición en París causó un hondo impacto en Wagner. No solo tienen en común esto, sino la tonalidad, Re menor, y el propio motivo del Holandés, formado por intervalos de cuarta y quinta, ascendentes en este caso y descendentes en la Novena.

ImagenComparación: el primer fragmento es de la Novena y el 2º del Holandés.

Wagner escribió:
“Toda mi obra procede de la Novena sinfonía. Beethoven se entregó a los brazos del poeta para liberar a la música de sus elementos particulares, convirtiéndola en un arte general, hecho sintomático del cual puede deducirse que la música instrumental no podía realizar nuevos progresos sino aliándose estrechamente con el drama”


Nota: Las "quintas vacías" son los acordes formados solamente por la tónica y la dominante, es decir sin la tercera (modal). Por ejemplo la quinta vacía del do es el acorde compuesto por do y sol. Estos acordes no son por si mismo ni mayores ni menores, y causan una sensación extraña, de indeterminación, de misterio, de algo sobrenatural o desprovisto de alma…como las cuerdas afinando antes de empezar un concierto.

Wagner escribió:
“La misteriosa alegría que sentía al escuchar una orquesta tocando tan cerca de mi continúa siendo una de mis memorias mas agradables. La mera afinación de los instrumentos me ponía en un estado de excitación mística; incluso las quintas vacías en los violines me parecían ser un saludo del mundo de los espíritus (que digo de paso que tenía un significado muy real para mí). Cuando era aún casi un bebé, el sonido de esas quintas, que me ha entusiasmado siempre, estaba en estrecha asociación en mi mente con fantasmas y espíritus. Recuerdo que incluso mucho más adelante nunca pude pasar por el pequeño palacio del príncipe Anton, al final de la Ostra Allée en Dresde, sin un estremecimiento; porque fue allí donde primero escuché el sonido de un violín, después una experiencia muy común para mi. Estaba cerca de mi, y me parecía que venía de las figuras de piedra que adornan ese palacio, algunas de las cuales portaban instrumentos musicales.
Cuando tomé posesión de mi puesto como director musical en Dresde, y hube de visitar oficialmente a Morgenroth, el Presidente del Comité de Conciertos, un hombre anciano que había vivido muchos años enfrente del palacio principesco, fue extraño darme cuenta de que la interpretación de las quintas que habían impresionado tanto mi imaginación musical infantil no eran procedentes de un espectro sobrenatural. Y cuando ví la conocida pintura en la que un esqueleto toca el violín a un anciano en su lecho de muerte, el carácter fantasmal de aquellas mismas notas se imprimió con particular fuerza sobre mi imaginación infantil.
Cuando al final, siendo un joven, escuchaba a la Zillmann Orchestra en el Grosser Garten casi cada tarde, podeis imaginaros el escalofrío extático con el que me sumergía en toda aquella variedad caótica de sonidos que oía mientras la orquesta afinaba: el largo dibujo de La del oboe, que parecía una llamada de los muertos a adormecer el resto de los instrumentos, nunca dejaba de poner mis nervios en extremos febriles de tensión, y cuando el Do creciente en la obertura de Der Freischutz me decía que había aterrizado justo en el reino mágico de lo sobrecogedor. Cualquiera que me hubiera estado mirando en aquel momento se hubiera dado cuenta perfectamente del estado en el que me encontraba, y todo a pesar de lo mal pianista que era yo. ”



Esta quinta vacía sobre la que se nos presenta majestuosamente el motivo del Holandés nos da ya el primer ramalazo aromático de lo sobrenatural. Tras la repetición de los trombones, culmina con un siniestro acorde tocado en fortissimo por toda la orquesta. Inmediatamente se nos muestran motivos asociados: los metales se estremecen con el Huissa! y los Johohe! de los espectros (Midi espectros) que forman su tripulación (tema basado en la balada de Senta, y con la que empieza el coro de espectros del tercer acto), mientras las cuerdas trazan una progresión cromática que asciende y desciende como una ola (el motivo de la tormenta).

ImagenMidi tormenta


El exacerbado cromatismo es otro de los recursos del Holandés errante para crear esta atmósfera “horripilante” (en el sentido de poner los pelos de punta :D ), de tensionar al oyente y de transmitir el fragor de los elementos desatados, que a su vez refleja la profunda tensión y el huracán interno de dolor y deseo de paz del Holandés.

Después de una nueva repetición del motivo del Holandés se nos presenta un nuevo motivo ondulatorio, que llamamos el motivo de la errancia o el viaje incesante,

ImagenMidi errancia


que está extraído del monólogo del Holandés y que se repite, como el largo vagar del protagonista, y es seguido de una progresión descendente durante la cual las cuerdas acallan sus olas tormentosas. Vuelve a sonar el motivo del Holandés, muy contenido, y un silencio da el paso a los grandes temas que se oponen a los que hemos conocido.

Dulcemente, el corno ingles, la trompa y el fagot nos presentan el primer tema de Senta: el motivo de la redención,

ImagenMidi redención


con el que comienza el “estribillo” de su balada, que contrasta fuertemente con el color de la obertura hasta ahora en su ternura y el legato. Se repite y es seguido por el segundo tema: el motivo de la fidelidad, segunda parte del estribillo.

Imagen


Como después pasará tantas veces durante la ópera, el tema no se completa, y se mantiene abierto en una nota sostenida con cortos ascensos rítmicos a la nota superior, que se repite durante varios compases, un motivo que con diversas variaciones tonales encontraremos extendido por toda la obra, como una célula básica que se transformará en hilar de ruecas, alegre canción de marinos, pero que ahora produce una sensación de tensión, de ciclo de donde no se puede salir, como el eterno Dia de la Marmota, y que se suele llamar motivo de la invocación al destino.

ImagenMidi invocación destino


Es él el que nos devuelve al tema del Holandés, esta vez con un tono lúgubre y triste, y después a la segunda parte de la obertura, en la que desarrollamos los temas.

Un arrollador retumbar nos mete de nuevo bajo las olas, con los temas de la tormenta, de la errancia y del destino entretejiéndose en un mar embravecido, salpicando espuma, el viento haciendo volar las hojas de la partitura, y después presentando los temas que veremos en el monólogo del Holandés, como el ansia de muerte midi y la liberación por la muerte; el tema que luego expresará la incapacidad de liberarse del Holandés se mezcla con aquel motivo del destino, el motivo ondulante que va cambiando de tonalidad hasta convertirse en el motivo del trabajo de los marineros, y tras una escala cromática descendente que cada vez empieza un semitono mas alto, en la danza de los marineros del tercer acto.

ImagenMidi marineros


La danza es interrumpida por el grito de los espectros y una variación del motivo del Holandés. Continúa exponiéndose la danza, y posteriormente de nuevo el motivo del Holandés, emprendiendo una lucha que remeda la que luego conoceremos en este tercer acto; no usa los motivos musicales del coro de espectros, sino motivos del holandés, pero el sentido es el mismo. El motivo del Holandés se va imponiendo a la danza en una escala creciente que, cuando parece claro el triunfo del tema demoníaco, es interrumpida por el motivo de la redención, ahora en Re Mayor, en oposición a la tonalidad de Re menor inicial.

Ahora, en la conclusión la batalla pasa a ser entre las fanfarrias del Holandés y su ansia de muerte y los temas de la redención y de la fidelidad (Midi fidelidad final) que definen a Senta, en modos a veces mas lírico, a veces más triunfal, en progresión ascendente, que termina en un estallido: espirales de arpegios crecen desde el remolino marino hasta el cielo y el motivo de redención modificado, como lo conoceremos en la coda de la balada, se declara ganador,

Imagen


llevando de la mano al motivo del Holandés, ya unificados en Re Mayor y triunfales.

Así terminaba la obertura original, cuya versión no estamos escuchando, con el final Grand-Operístico. Posteriormente Wagner realizó dos revisiones principales en la obertura, así como en el resto de la obra: la primera, tras el Tannhäuser, revisa la orquestación en general añadiendo un arpa y refinando las cuerdas y los metales. La segunda es mas radical: tras la composición de Tristan e Isolde, Wagner posee ya las herramientas para destacar el fin de la ópera, lo importante: la redención. Cambia el final para darle relieve, y paralelamente, por tanto, cambia el fin de la obertura expandiéndo la intensificación armónica central durante 16 compases mas, y añadiendo una coda, una cadencia plagal que nos recuerda fuertemente al final catártico del Liebestod, y que por fin transmite la transfiguración que sufren Senta y el Holandés en su “ascensión” al final de la obra, que es tan complicada de poner en escena*…y que ni siquiera hace falta porque la música nos lo cuenta maravillosamente.

Midi Redención tristanesca


*Muestra de lo difícil que es ponerla en escena: estos son los muñecos que ascendían al final de la primera representacion en Bayreuth. Para 1901 está fenomenal.

Imagen

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Última edición por naietta el 07 Nov 2009 18:49, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 15:28 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Feb 2009 13:33
Mensajes: 6474
Ubicación: Lá, sui monti dell'est...
La obertura es TAN BELLA :jops:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 17:23 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Para aquellos a los que les de pereza leer la guia de la obertura, he preparado estos youtubes, en los que sobre la misma obertura de Kna del 55 he ido superponiendo los nombres de los motivos, según la guía de Kurt Pahlen. Hay alguna etiqueta bastante dudosa y son un poco cutrillos pero igual os parecen prácticos.









</center>

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 20:44 
Desconectado
Comprimario
Comprimario

Registrado: 22 Jun 2009 23:59
Mensajes: 315
Ubicación: madrid
Mil gracias Naietta por esta ópera del mes, estoy disfrutando mucho y creo que gracias a tí llegaré en perfecto estado de revista wagneriano para la representación del real. Gracias por tu esfuerzo y por dedicarle tiempo a que los de primero de foro, como yo, podamos conocer en profundidad esta ópera estupenda.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 07 Nov 2009 21:05 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Gracias, Elisabeth. Pero yo también estoy en primero de foro :)

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: 08 Nov 2009 10:27 
Desconectado
Pulpo de garaje
Avatar de Usuario

Registrado: 30 Ene 2008 0:01
Mensajes: 4213
Ubicación: Porque sueño, yo no lo estoy
Las oberturas que hemos escuchado, la de Klemperer y la de Knappertsbusch, eligen ambas el final "tristanesco". Escuchemos una versión con el final "de Dresde", sin la coda de redención final.

Se trata de una representación en Bayreuth en el 2006 (el último año que se ha hecho, si no estoy equivocada. El próximo será en el 2012); a la batuta, Marc Albrecht.

DivShare File - 2 - Overture.mp3

_________________
En la vida humana sólo unos pocos sueños se cumplen, la gran mayoría se roncan. Enrique Jardiel Poncela.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 115 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 8  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com