Fecha actual 21 Nov 2017 11:48

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 198 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 18 Oct 2015 13:19 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Sep 2014 19:40
Mensajes: 3019
Ubicación: ¿Rue del Percebe 13?
The Charge of the Light Brigade
BY ALFRED, LORD TENNYSON
I
Half a league, half a league,
Half a league onward,
All in the valley of Death
Rode the six hundred.
“Forward, the Light Brigade!
Charge for the guns!” he said.
Into the valley of Death
Rode the six hundred.

II
“Forward, the Light Brigade!”
Was there a man dismayed?
Not though the soldier knew
Someone had blundered.
Theirs not to make reply,
Theirs not to reason why,
Theirs but to do and die.
Into the valley of Death
Rode the six hundred.

III
Cannon to right of them,
Cannon to left of them,
Cannon in front of them
Volleyed and thundered;
Stormed at with shot and shell,
Boldly they rode and well,
Into the jaws of Death,
Into the mouth of hell
Rode the six hundred.

IV
Flashed all their sabres bare,
Flashed as they turned in air
Sabring the gunners there,
Charging an army, while
All the world wondered.
Plunged in the battery-smoke
Right through the line they broke;
Cossack and Russian
Reeled from the sabre stroke
Shattered and sundered.
Then they rode back, but not
Not the six hundred.

V
Cannon to right of them,
Cannon to left of them,
Cannon behind them
Volleyed and thundered;
Stormed at with shot and shell,
While horse and hero fell.
They that had fought so well
Came through the jaws of Death,
Back from the mouth of hell,
All that was left of them,
Left of six hundred.

VI
When can their glory fade?
O the wild charge they made!
All the world wondered.
Honour the charge they made!
Honour the Light Brigade,
Noble six hundred!

_________________
"Getting older is no problem. You just have to live long enough"
Groucho Marx


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 07 Dic 2015 5:18 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Ene 2009 1:19
Mensajes: 1485
Ubicación: Madrid
Un famoso poema, muy divertido, de Gutiérrez Nájera. Algunas rimas parecen anticipar a Cole Porter (beefsteak... Chapultepec :lol: ).

En dulce charla de sobremesa,
mientras devoro fresa tras fresa,
y abajo ronca tu perro Bob,
te haré el retrato de la duquesa
que adora a veces al duque Job.

No es la condesa de Villasana
caricatura, ni la poblana
de enagua roja, que Prieto amó;
no es la criadita de pies nudosos,
ni la que sueña con los gomosos
y con los gallos de Micoló.

Mi duquesita, la que me adora,
no tiene humos de gran señora:
es la griseta de Paul de Kock.
No baila Boston, y desconoce
de las carreras el alto goce
y los placeres del five o'clock.

Pero ni el sueño de algún poeta,
ni los querubes que vio Jacob,
fueron tan bellos cual la coqueta
de ojitos verdes, rubia griseta,
que adora a veces el duque Job.

Si pisa alfombras, no es en su casa;
si por Plateros alegre pasa
y la saluda madam Marnat,
no es, sin disputa, porque la vista,
sí porque a casa de otra modista
desde temprano rápida va.

No tiene alhajas mi duquesita,
pero es tan guapa, y es tan bonita,
y tiene un perro tan v'lan, tan pschutt;
de tal manera trasciende a Francia,
que no la igualan en elegancia
ni las clientes de Hélene Kossut.

Desde las puertas de la Sorpresa
hasta la esquina del Jockey Club,
no hay española, yanqui o francesa,
ni más bonita ni más traviesa
que la duquesa del duque Job.

¡Cómo resuena su taconeo
en las baldosas! ¡Con qué meneo
luce su talle de tentación!
¡Con qué airecito de aristocracia
mira a los hombres, y con qué gracia
frunce los labios ¡Mimí Pinsón!

Si alguien la alcanza, si la requiebra,
ella, ligera como una cebra,
sigue camino del almacén;
pero, ¡ay del tuno si alarga el brazo!
¡Nadie se salva del sombrillazo
que le descarga sobre la sien!

¡No hay en el mundo mujer más linda!
Pie de andaluza, boca de guinda,
sprint rociado de Veuve Clicquot,
talle de avispa, cutis de ala,
ojos traviesos de colegiala
como los ojos de Louise Theo.

Ágil, nerviosa, blanca, delgada,
media de seda bien restirada,
gola de encaje, corsé de crac,
nariz pequeña, garbosa, cuca,
y palpitantes sobre la nuca
rizos tan rubios como el coñac.

Sus ojos verdes bailan el tango;
nada hay más bello que el arremango
provocativo de su nariz.
Por ser tan joven y tan bonita,
cual mi sedosa, blanca gatita,
diera sus pajes la emperatriz.

¡Ah! Tú no has visto cuando se peina,
sobre sus hombros de rosa reina
caer los rizos en profusión.
Tú no has oído que alegre canta,
mientras sus brazos y su garganta
de fresca espuma cubre el jabón.

Y los domingos, ¡con qué alegría!,
oye en su lecho bullir el día
¡y hasta las nueve quieta se está!
¡Cuál se acurruca la perezosa
bajo la colcha color de rosa,
mientras a misa la criada va!

La breve cofia de blanco encaje
cubre sus rizos, el limpio traje
aguarda encima del canapé.
Altas, lustrosas y pequeñitas,
sus puntas muestran las dos botitas,
abandonadas del catre al pie,

Después, ligera, del lecho brinca,
¡oh quién la viera cuando se hinca
blanca y esbelta sobre el colchón!
¿Qué valen junto de tanta gracia
las niñas ricas, la aristocracia,
ni mis amigas del cotillón?

Toco; se viste; me abre; almorzamos;
con apetito los dos tomamos
un par de huevos y un buen beefsteak,
media botella de rico vino,
y en coche, juntos, vamos camino
del pintoresco Chapultepec.

Desde las puertas de la Sorpresa
hasta la esquina del Jockey Club,
no hay española, yanqui o francesa,
ni más bonita ni más traviesa
que la duquesa del duque Job.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 07 Dic 2015 15:17 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Sep 2014 19:40
Mensajes: 3019
Ubicación: ¿Rue del Percebe 13?
Una rima de Bécquer:

Como la brisa que la sangre orea
sobre el oscuro campo de batalla,
cargada de perfumes y armonías
en el silencio de la noche vaga,

Símbolo del dolor y la ternura,
del bardo inglés en el horrible drama,
la dulce Ofelia, la razón perdida,
cogiendo flores y cantando pasa.

_________________
"Getting older is no problem. You just have to live long enough"
Groucho Marx


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 07 Dic 2015 19:03 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Ene 2009 1:19
Mensajes: 1485
Ubicación: Madrid
Grande Becquer. No se insiste lo suficiente en cómo influyó en los grandes poetas modernistas hispanoamericanos, como Gutiérrez Nájera, Julián del Casal o el mismo Rubén.


Olas gigantes que os rompéis bramando
en las playas desiertas y remotas,
envuelto entre la sábana de espumas,
¡llevadme con vosotras!

Ráfagas de huracán que arrebatáis
del alto bosque las marchitas hojas,
arrastrado en el ciego torbellino,
¡llevadme con vosotras!

Nubes de tempestad que rompe el rayo
y en fuego ornáis las desprendidas orlas,
arrebatado entre la niebla oscura,
¡llevadme con vosotras!

Llevadme por piedad a donde el vértigo
con la razón me arranque la memoria.
¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 08 Dic 2015 7:55 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Ene 2009 1:19
Mensajes: 1485
Ubicación: Madrid
Otro poema divertido; del gran José Juan Tablada, adepto de Li Po, pergeñador temprano de haikai y haiku, y oferente ocular (quiero decir admirador) de mi ilustre compatriota Hiroshige http://www.tablada.unam.mx/hiroshigue/p001.htm.

El loro

Loro idéntico al de mi abuela,
funambulesca voz de la cocina
del corredor y de la azotehuela.

No bien el Sol ilumina
lanza el loro su grito
y su áspera canción
con el asombro del gorrión
que sólo canta “El Josefito”...

De la cocinera se mofa
colérico y gutural
y de paso apostrofa
a la olla del nixtamal.

Cuando pisándose los pies
el loro cruza el suelo de ladrillo,
del gato negro hecho un ovillo,
el ojo de ámbar lo mira
y un azufre diabólico recela
contra ese incubo verde y amarillo,
¡la pesadilla de su duermevela!

¡Mas de civilización un tesoro
hay en la voz
de este super loro
de 1922!

Finge del aeroplano el ron-ron
y la estridencia del klaxón...
Y ahogar quisiera con su batahola
la música rival de la victrola...

En breve teatro proyector de oro,
de las vigas al suelo, la cocina
cruza un rayo solar de esquina a esquina
y afoca y nimba al importante loro...

Pero a veces, cuando lanza el jilguero
la canción de la Selva en Abril,
el súbito silencio del loro parlero
y su absorta mirada de perfil,
recelan una melancolía
indigna de su plumaje verde...
¡Tal vez el gran bosque recuerde
y la cóncava selva sombría!

En tregua con la cocinera
cesa su algarabía chocarrera,
tórnase hosco y salvaje...

¡El loro es sólo un gajo de follaje
con un poco de sol en la mollera!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 09 Dic 2015 4:02 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Ene 2009 1:19
Mensajes: 1485
Ubicación: Madrid
Otro poema humorístico. En este caso con trasfondo y programa (una burla de los excesos modernistas). La Sinfonía Color de Fresas con Leche de José Asunción Silva, el poeta doblemente naufragado (en persona y en obra).

A los colibríes decadentes

¡Rítmica Reina lírica! Con venusinos
cantos de sol y rosa, de mirra y laca
y polícromos cromos de tonos mil
oye los constelados versos mirrinos,
escúchame esta historia Rubendariaca,
de la Princesa verde y el paje Abril,
Rubio y sutil.

El bizantino esmalte do irisa el rayo
las purpuradas gemas que enflora Junio
si Helios recorre el cielo de azul edén,
es lilial albura que esboza Mayo
en una noche diáfana de plenilunio
cuando las crisodinas nieblas se ven
¡A tutiplén!

En las vívidas márgenes que espuma el Cauca
-áureo pico, ala ebúrnea- currucuquea,
de sedeñas verduras bajo el dosel,
do las perladas ondas se esfuma glauca:
¿es paloma, es estrella o azul idea?...
Labra el emblema heráldico de áureo broquel,
róseo rondel.

Vibran sagradas liras que ensueña Psiquis,
son argentados cisnes hadas y gnomos
y edenales olores, lirio y jazmín
y vuelan entelechias y tiquismiquis
de corales, tritones, memos y momos,
del horizonte lírico nieve y carmín
hasta el confín.

Liliales manos vírgenes al son aplauden
y se englaucan los líquidos y cabrillean
con medievales himnos al abedul,
desde arriba Orión, Venus, que Secchis lauden
miran como pupilas que cintillean
por los abismos húmedos del negro tul
del cielo azul.

Tras de las cordilleras sombras, la blanca
Selene, entre las nubes ópalo y tetras
surge como argentífero tulipán
y por entre lo negro que se espernanca
huyen los bizantinos de nuestras letras
hasta el Babel Bizancio, do llegarán
con grande afán.

¡Rítmica Reina lírica! Con venusinos
cantos de sol y rosa, de mirra y laca
y polícromos cromos de tonos mil,
¡éstos son los caóticos versos mirrinos
ésta es la descendencia, Rubendariaca,
de la Princesa verde y el paje Abril,
rubio y sutil!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 18 Ene 2016 18:10 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Ene 2009 1:19
Mensajes: 1485
Ubicación: Madrid
Góngora, que tanto asusta a los colegiales (y a los colegiados no menos) con sus Soledades y Polifemo, era también uno de los poetas más llanos y claros de la lengua. Pero sin grisuras. Este poema, pleno de humor y observación costumbrista, está en infinidad de antologías, y bien que lo merece. En uno de sus ensayos, Lázarro Carreter se admiraba de la evocación serena del mundo infantil de la época que aquí se ilustra, sin los tremendismos de la picaresca. Al padre Juan de Pineda le parecieron de execrable gusto los dos versos finales del romancillo. El se lo perdió. Para leer a Góngora, recomiendo la generosa Antología editada por Carreira en Austral. Las Soledades las deja meridianas Jammes en su edición para Castalia:

Hermana Marica,
Mañana, que es fiesta,
No irás tú a la amiga
Ni yo iré a la escuela.

Pondraste el corpiño
Y la saya buena,
Cabezón labrado,
Toca y albanega;

Y a mí me podrán
Mi camisa nueva,
Sayo de palmilla,
Media de estameña;

Y si hace bueno
Trairé la montera
Que me dio la Pascua
Mi señora abuela,

Y el estadal rojo
Con lo que le cuelga,
Que trajo el vecino
Cuando fue a la feria.

Iremos a misa,
Veremos la iglesia,
Darános un cuarto
Mi tía la ollera.

Compraremos dél
(Que nadie lo sepa)
Chochos y garbanzos
Para la merienda;

Y en la tardecica,
En nuestra plazuela,
Jugaré yo al toro
Y tú a las muñecas

Con las dos hermanas,
Juana y Madalena,
Y las dos primillas,
Marica y la tuerta;

Y si quiere madre
Dar las castañetas,
Podrás tanto dello
Bailar en la puerta;

Y al son del adufe
Cantará Andrehuela:
No me aprovecharon,
madre, las hierbas.

Y yo de papel
Haré una librea
Teñida con moras
Porque bien parezca,

Y una caperuza
Con muchas almenas;
Pondré por penacho
Las dos plumas negras

Del rabo del gallo,
Que acullá en la huerta
Anaranjeamos
Las Carnestolendas;

Y en la caña larga
Pondré una bandera
Con dos borlas blancas
En sus tranzaderas;

Y en mi caballito
Pondré una cabeza
De guadamecí,
Dos hilos por riendas;

Y entraré en la calle
Haciendo corvetas,
Yo y otros del barrio,
Que son más de treinta;

Jugaremos cañas
Junto a la plazuela,
Porque Barbolilla
Salga acá y nos vea;

Bárbola, la hija
De la panadera,
La que suele darme
Tortas con manteca,

Porque algunas veces
Hacemos yo y ella
Las bellaquerías
Detrás de la puerta.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 29 Feb 2016 17:52 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Ene 2009 1:19
Mensajes: 1485
Ubicación: Madrid
Un soneto muy sentimental, como suyo, de Francisco de la Torre, en el que, extrañamente, no hay ninguna mención a la noche ni a las estrellas:

La blanca nieve y la purpúrea rosa,
que no acaba su ser calor ni invierno,
el sol de aquellos ojos, puro, eterno,
donde el amor como en su ser reposa;

la belleza y la gracia milagrosa
que descubren del alma el bien interno,
la hermosura donde yo discierno
que está escondida más divina cosa;

los lazos de oro donde estoy atado,
el cielo puro donde tengo el mío,
la luz divina que me tiene ciego;

el sosiego que loco me ha tornado,
el fuego ardiente que me tiene frío,
yesca me han hecho de invisible fuego.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 09 Mar 2016 1:54 
Desconectado
Comprimario
Comprimario

Registrado: 26 May 2007 6:54
Mensajes: 327
En el Otelo, Shakespeare pone en boca de Emilia:

Mas creo que si pecan las mujeres
la culpa es de los maridos: o no cumplen
y llenan otras faldas de tesoros que son nuestros,
o les entran unos celos sin sentido
y nos tienen encerradas; o nos pegan,
o nos menguan el dinero por despecho.
Todo esto nos encona y, si nuestro es el perdón,
nuestra es la venganza. Sepan los maridos
que sus mujeres tienen sentidos como ellos;
que ven, huelen y tienen paladar
para lo dulce y lo agrio.
¿Qué hacen cuando nos dejan por otras? ¿Gozar?
Creo que sí. ¿Los mueve el deseo?
Creo que sí. ¿Pecan por flaqueza?
Creo que también. Y nosotras, ¿no tenemos
deseos, ganas de gozar y flaquezas como ellos?
Pues que aprendan a tratarnos o, si no, que sepan
que todo nuestro mal es el mal que nos enseñan.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 23 Mar 2016 3:05 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Ene 2009 1:19
Mensajes: 1485
Ubicación: Madrid
Estos deleitables versos de la introducción de los Milagros, de Berceo, con su efusión de prados, ahora que se viene la primavera (también se nota que Berceo algo sabía de músicas):

Yo maestro Gonzalvo de Berceo nomnado,
yendo en romería caecí en un prado,
verde e bien sencido, de flores bien poblado,
logar cobdiciaduero pora homne cansado.

3 Daban olor sovejo las flores bien olientes,
refrescaban en homne las caras e las mientes;
manaban cada canto fuentes claras corrientes,
en verano bien frías, en ivierno calientes.

4 Habién y grand abondo de buenas arboledas,
milgranos e figueras, peros e mazanedas,
e muchas otras fructas de diversas monedas,
mas non habié ningunas podridas ni acedas.

5 La verdura del prado, la olor de las flores,
las sombras de los árbores de temprados sabores,
resfrescáronme todo e perdí los sudores:
podrié vevir el homne con aquellos olores.

6 Nunca trobé en sieglo logar tan deleitoso,
nin sombra tan temprada ni olor tan sabroso;
descargué mi ropiella por yacer más vicioso,
poséme a la sombra de un árbor fermoso.

7 Yaciendo a la sombra perdí todos cuidados,
odí sonos de aves, dulces e modulados:
nunca udieron homnes órganos más temprados,
nin que formar pudiesen sones más acordados.

8 Unas tenién la quinta, e las otras doblaban;
otras tenién el punto, errar no las dejaban;
al posar e al mover, todas se esperaban,
aves torpes nin roncas y non se acostaban.

9 Non serié organista nin serié vïolero,
nin giga, nin salterio nin mano de rotero,
nin estrument nin lengua nin tan claro vocero
cuyo canto valiese con esto un dinero.

10 Peroque vos disiemos todas estas bondades,
non contamos la diezmas, esto bien lo creades:
que habié de noblezas tantas diversidades
que no las contarien priores ni abades.

11 El prado que vos digo habié otra bondat:
por calor nin por frío non perdié su beltat,
siempre estaba verde en su entegredat,
non perdrie la verdura por nulla tempestat.

12 Manamano que fui en tierra acostado,
de todo el lacerio fui luego folgado;
oblidé toda cuita el lacerio pasado:
¡Qui allí se morase serié bienventurado!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 11 Abr 2016 4:05 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Ene 2009 1:19
Mensajes: 1485
Ubicación: Madrid
Unas menudencias entre humorísticas, gregueriescas y haikústicas, sacadas de Los Infimos, de Leopoldo Lugones:

Y la mariposa sentimental
que de flor en flor lleva su tarjeta postal.

Y el escarabajo magnífico, inmundo
y redondo como el mundo.

Y la solitaria violeta
que basta para hacer un poeta.

Y el minucioso ratón
que en sus correrías sobresaltadas
economiza a pulgadas
la sombra del rincón.

Y la sed de agua que corre expedita y grata
como una limpia moneda de plata.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 17 Abr 2016 5:35 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Ene 2009 1:19
Mensajes: 1485
Ubicación: Madrid
De Juan de Mena (al menos de su Laberinto de Fortuna) se ha dicho a menudo que es demasiado pretencioso en su imitación de los clásicos latinos, y que ahora su verso se nos queda pedregoso y algo cansino. Entre los episodios que los "expertos" suelen perdonar del poema está el de la tormenta (narración sobre el Conde de Niebla), inspirado en momentos parecidos de la Farsalia, y el de la maga (bruja) de Valladolid, que están muy bien y es conveniente leer. Pero, en realidad, el poema está lleno de versos felices (y de otros, es verdad, que son una facha).

»El conde, que nunca de las abusiones
creyera, nin menos de tales señales,
dixo: 'Non pruevo por muy naturales,
maestro, ninguna de aquestas razones;
las que me dizes nin bien perfecçiones
nin veras prenósticas son de verdat,
nin los indiçios de la tempestad
non veemos fuera de sus opiniones.

169 »'Aun si yo viera la mestrua luna
con cuernos escuros mostrarse fuscada,
muy rubicunda o muy colorada,
creyera que vientos nos diera Fortuna;
si Febo, dexada la delia cuna,
ígneo viéramos o turbolento,
temiera yo pluvia con fuerça de viento:
en otra manera non sé que repuna.

170 »'Nin veo tampoco que vientos delgados
muevan los ramos de nuestra montaña,
nin fieren las ondas con su nueva saña
la playa con golpes más demasiados;
nin veo dalfines de fuera mostrados,
nin los merinos bolar a lo seco,
nin los caístros fazer nuevo trueco,
dexar las lagunas por ir a los prados.

171 »'Nin baten las alas ya los alçïones,
nin tientan jugando de se roçiar,
los quales amansan la furia del mar
con sus cantares e lánguidos sones,
e dan a sus fijos contrarias sazones,
nido en invierno con grande pruína,
do puestos, açerca la costa marina
en un semilunio les dan perfeçiones.

172 »'Nin la corneja non anda señera
por el arena seca paseando,
con su cabeça su cuerpo bañando
por ocupar el agua venidera;
nin buela la garça por alta manera,
nin sale la fúlica de la marina
contra los prados, nin va, nin declina
como en los tiempos adversos fiziera.

173 »'Desplega las velas, pues, ¿ya qué tardamos?
e los de los bancos levanten los remos,
a bueltas del viento mejor que perdemos;
non los agüeros, los fechos sigamos,
pues una empresa tan santa levamos
que más non podría ser otra ninguna;
presuma de vos e de mí la Fortuna
non que nos fuerça, mas que la forçamos'.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 18 Abr 2016 11:29 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 21 May 2009 16:34
Mensajes: 4700
¡Cómo! ¿He traicionado así mi libertad?
¿Pueden esos negros rayos grabar quemaduras tales
en lo que de mí es libre? ¿O es que he nacido esclavo
a cuyo cuello le va bien yugo de tal tiranía?
¿O es que carezco de juicio para sentir mi desgracia?
¿O de coraje, para aceptar desdén con tal desdén?
Yo, que con prolongada fe, aunque a diario imploro ayuda,
no obtengo limosna sino, por mendigar, desprecio.
Valor, ¡despierta! La belleza no es sino belleza;
Yo podría, debo, puedo, quiero
Dejar de perseguir aquello cuya pérdida es ganancia.
Déjala ir; tranquilo, mas aquí viene. Ve a ella,
cruel, no te amo: Ay de mí, esos ojos
hacen que mi corazón niegue las palabras de mis labios.

Astrophil y Stella, de Philip Sidney. Soneto 47.


Desgarrador, me dejó para el arrastre cuando lo leí en diciembre.

_________________
O Wort, du Wort, das mir fehlt!

https://emocionesliricas.blogspot.com.es/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 19 Abr 2016 2:35 
Desconectado
Comprimario
Comprimario

Registrado: 26 May 2007 6:54
Mensajes: 327
Pero yo he vivido y no he vivido en vano:
Puede que mi mente pierda su fuerza, mi sangre su calor
y mi cuerpo perezca entre los peores tormentos.
Sin embargo hay algo dentro de mí
que vencerá el dolor y el tiempo y sobrevivirá cuando muera:
Algo que no es de la tierra y en lo que ellos no piensan.
Parecido al recuerdo lejano de una lira muda,
se deslizará en sus espíritus suavizados,
para despertar en corazones, hoy duros como el mármol,
los tardíos remordimientos del amor.

Lord Byron Las peregrinaciones de Childe Harold (1812-1818) Canto IV No 137


El original inglés:

But I have lived, and have not lived in vain:
My mind may lose its force, my blood its fire,
And my frame perish even in conquering pain,
But there is that within me which shall tire
Torture and Time, and breathe when I expire:
Something unearthly, which they deem not of,
Like the remembered tone of a mute lyre,
Shall on their softened spirits sink, and move
In hearts all rocky now the late remorse of love.



Una traducción francesa:

Mais j'ai vécu et je n'ai pas vécu en vain ;
mon esprit peut perdre sa force, mon sang son feu,
et mon corps périr dans les pires tourments .
Il y a en moi quelque chose qui découragera
La torture et le temps, et vivra quand je ne serai plus.
Quelque chose qui n'est pas de la terre, et à quoi ils ne pensent pas.
Comme l'écho lointain d'une lyre muette,
Se glissera dans leurs esprits calmés, pour émouvoir
Dans des cœurs, aujourd'hui de glace, le tardif remords de l'Amour.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La poesía de cada día
NotaPublicado: 21 Abr 2016 2:17 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 24 Ene 2009 1:19
Mensajes: 1485
Ubicación: Madrid
Caramba, sir Philip Sidney y el formidable Childe Harold...

En tan buena compañía quiero dejar al bueno de Gautier, por el que siento debilidad, tan poco genial él, pero tan buen escritor.

Algo ligerito, que la musa fácil, Talía, la gozosa y cachondona, se le daba muy bien (aunque se podía poner melancólico e interesante como el más Lamartiniano de los románticos). Añado la versión en español abajo. Es de Carlos Pujol, aunque el lugar de internet donde la he encontrado no nos otorga el favor de tal dato. Por supuesto, se pierden las divertidas rimas del francés (Java-rêva, :lol:)


L’hippopotame au large ventre
Habite aux Jungles de Java,
Où grondent, au fond de chaque antre,
Plus de monstres qu’on n’en rêva.

Le boa se déroule et siffle,
Le tigre fait son hurlement,
Le buffle en colère renifle ;
Lui, dort ou pait tranquillement.

Il ne craint ni kriss ni zagaies,
Il regarde l’homme sans fuir,
Et rit des balles des cipayes
Qui rebondissent sur son cuir.

Je suis comme l’hippopotame :
De ma conviction couvert,
Forte armure que rien n’entame,
Je vais sans peur par le désert.



El hipopótamo de vientre enorme
suele vivir en selvas como Java,
y allí en el fondo de las cuevas hay
monstruos que no se pueden ni soñar.

La boa que se agita entre silbidos,
el tigre que tan bien sabe rugir,
el búfalo enfadado que resopla;
él sólo duerme o pace siempre en calma.

El kris y la azagaya no le asustan,
contempla al hombre sin darse a la huida,
se ríe del cipayo y de sus balas
que no hieren su piel y que rebotan.

Por eso yo soy como el hipopótamo;
me protege mi fuerte convicción,
armadura que me hace invulnerable,
y así por el desierto ando sin miedo.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 198 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com