Fecha actual 22 Ene 2021 6:07

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 22 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2
Autor Mensaje
 Asunto: Re: La Cenerentola, Palau De Les Arts
NotaPublicado: 17 Dic 2020 21:29 
Desconectado
Refuerzo de coro
Refuerzo de coro

Registrado: 15 Feb 2015 12:21
Mensajes: 41
Entre mis óperas favoritas de Rossini se encuentra Tancredi, el Comte d´Ory, y -sobre todas- el Barbero; quizá después de lo visto el pasado martes 15 en les Arts empiece a estar también a partir de ahora Cenerentola.

La ópera juega con sentimientos y sensaciones; el martes lo que vi en escena convirtió el hastío de este Gato que está hasta los bigotes de la pandemia, en entusiasmo y alegría. Confieso que no llegué a anunciar a Radamés, con quien compartí localidad y charleta, que llegué tan cansado que al descanso pensaba haberme retirado a mi guarida. Pero no, me cautivó tanto lo que allí se vio que acabé braveando con arrebato y pasión, y con ganas de bajar a camerinos (misión imposible por el covid) porque apetecía cambiar impresiones con los protagonistas. Pura magia y taumaturgia.

A lo que vamos. De inicio, en la obertura la orquesta, dirigida por Carlo Rizzi, un auténtico especialista que se la sabe de memoria (dirige sin partitura), me pareció que llevaba un ritmo lento. Ya se ha comentado en este foro. Como si buscase más lo majestuoso que la vivacidad rossiniana. Después poco a poco cogió ese brío suyo tan característico. La orquesta, fantástica como siempre. Pareció con algún desajuste al principio, pero luego el resultado fue de altura. A destacar metales.

Rizzi al que ya puede ver en el Real allá por 2001 con esta misma obra (aunque entonces sí usó la partitura) acompañó perfectamente a cantantes y sacó un resultado brillante. Quizá lo de la obertura no sea otra cosa que el paso de esos casi 20 años.

Por el que no pasan los años es por Carlos Chausson, también Don Magnífico en la representación del Real que he mencionado y en el Teatro Principal de Valencia a principios de los 90, según nos ha recordado José Luis, y siempre, como su nombre indica, magnífico en todas las representaciones. Con 70 años y está hecho un chaval. Parece que este papel está escrito para él. Bravo para el aragonés.

Desde que abrió la boca Anna Goryachova demostró autoridad. Aquí estoy yo dijo ella tras su fregona. Me encantó su versatilidad en canto y en escena. Dicen que la expresividad no es su fuerte, quizá, es que es rusa la chica; pero palió esa dificultad con creces corriendo, saltando o haciendo lo que requiriese la dirección de escena. Creí ver en su aria final, pura traca y fuego de artificio de los que sobrecogen, unos momentos de duda. Momentos, porque los superó en seguida. Bravísima.

El tenor Lawrence Brownlee, pese a lo que ha comentado de su escaso volumen, no me decepcionó en absoluto. Su voz rossiniana y su musicalidad, agilidad, timbre y gusto en el fraseo me los guardo en el capazo del recuerdo. Bravo.

Para mí la sorpresa y gran descubrimiento de la noche fue la del joven Carles Pachón en el papel de Dandini. Soberbio en todo. En canto sobresaliente y en escena acertadísimo en gracia y entrega. Bravo y a seguirle.

El resto correctos y sobrados. Las hermanastras Larisa Stefan y Evgenia Khomutova, del centro de perfeccionamiento P. Domingo, pizpiretas y con proyección. Muy bien de voz ambas. El Alidoro de Fassi es el que menos me gustó; muy plano toda la función.

El coro como siempre. En su línea. Parece que tienen problemas laborales… hay que jorobarse. Cuánto tarugo dirige nuestros destinos. A apoyarles más que nunca.

Mención aparte para la dirección de escena de Laurent Pelly. Sobresaliente en todo. Es el ejemplo de cómo sacar de una ópera el máximo partido. Una escena sencilla de ver pero compleja de idear. Escaleras que se mueven y permiten crear diferentes ambientes. Sencillez en el lujo y, sobre todo, grandísima dirección de cantantes/actores. En muchos momentos sus movimientos, acordes con la música, parecen una suerte de ballet que hacen más vistosa la función y que cautivan al espectador en una trama que no deja de ser un cuento para niños.

Confieso que en otras representaciones, como la vista aquí en les Arts creo que en 2011 (José Luis me corregirá si me equivoco en el chat propio de la Panderola) la historia se diluía con propuestas escénicas pretenciosas que no hacían más que bajar la intensidad de lo verdaderamente importante, la música y el canto. Pelly, con sabiduría e implicación, consigue lo contrario, entusiasmar y vibrar con el genio de Pessaro, un maestro de la vitalidad. Esa que tanta falta nos hace.

Gracias a todos los que hacen que salgamos de la rutina pandémica con estos instantes de genial normalidad. Ah, y entre esos a los que dar las gracias, quiero significar al Intendente de les Arts, Sr. Iglesias (intendente de les Arts, repito, no ningún otro Iglesias), pues con su empeño, ilusión y sencillez ha conseguido mantener la programación, donde otros cierran, a un gran nivel artístico. Esperen al próximo Falstaff que promete.

Abrazos y feliz Navidad. Ah, y el día de San Esteban, no olviden tomar canelones Rossini, por supuesto, como los que prepara la suegra de Dúfol.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La Cenerentola, Palau De Les Arts
NotaPublicado: 18 Dic 2020 0:58 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 17 Feb 2010 23:50
Mensajes: 3435
Ubicación: Calle Mossén Femades
El gato montés escribió:
La ópera juega con sentimientos y sensaciones; el martes lo que vi en escena convirtió el hastío de este Gato que está hasta los bigotes de la pandemia, en entusiasmo y alegría.
Es que ese es uno de los efectos de la música de Rossini: te hace olvidar todo lo malo y sales con unas ganas y una alegría (o como decía el Tip verdadero, "con una sonrisa en los muslos") que supera el precio pagado por la entrada.

_________________
Cuidado con tragarse las óperas de Wagner: son de difícil digestión.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La Cenerentola, Palau De Les Arts
NotaPublicado: 18 Dic 2020 1:16 
Desconectado
Primer atril
Primer atril
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Mar 2004 19:29
Mensajes: 180
Ubicación: valencia
Sigue la pandemia, siguen las restricciones, siguen los besos y abrazos virtuales... y seguimos con ópera (y buena) en Valencia, aunque daba pena ver ocupado apenas un tercio del aforo disponible, lógico con la que está cayendo. De nuevo mi reconocimiento a Jesús Iglesias y equipo.

Poco que añadir a lo expuesto por mis queridos Amolaópera y Gato Montés (con quien compartí la velada de anteayer) Una gran noche de ópera de la que salimos con las pilas cargadas y el ánimo levantado.

Pequeños desajustes de la orquesta al inicio de una irreconocible obertura con la que Carlo Rizzi imagino quiso dejar su sello y que todos habláramos de ella. No me gustó el batutero, lo vi plano, sin sacar los matices debidos y como desganado, tal vez le pilló de sopetón el suplir a un Mauricio Benini del que me contaron que ha cancelado por tema de covid. Pese a todo la orquesta sonó bien, aunque en exceso en forte en el primer acto.

La puesta en escena fue estupenda, ágil, dinámica, aunque la pega es que como se utilizó toda la caja escénica, a veces se cantaba a 25 metros de la boca, y eso perjudicó a los cantantes. Vestuario apropiado, buena iluminación y muy interesante la idea de la dualidad entre la realidad de la kely y los sueños de Ceneréntola .

Y en el cast volvió a quedar de manifiesto el sello que está imprimiendo el intendente... un reparto muy homogéneo. No hay un par de cantantes que lo haga muy bien y el resto sea una comparsa, sino que todos rayan a un buen nivel y eso da empaque al conjunto. Disfrutamos de un Brownlee excepcional, rossiniano de primer orden (del Met a Valencia, me gusta que se acostumbren :)) con agudos brillantes, fraseo impecable y coloratura de primer nivel (fantástica su aria del segundo acto). Anna Goryachova ofreció una espléndida Angelina con voz potente y aterciopelada, algo dubitativa en sus ataques al agudo pero con zona central bellísima y unos piani preciosos. Chausson? Impecable!! Un lujo el oir a un a un auténtico bajo bufo que domina no solo su papel, sino el escenario entero. Correctas las hermanastra de las canteranas Khomutova y Stefan, flojito el Alidoro de Riccardo Fassi con ausencia de graves y escaso volumen y la auténtica revelación de la noche, el Dandini de Carles Pachón que lo tiene todo para triunfar: gran voz de barítono que corre de cabo a rabo de la sala, gracia natural y presencia escénica. Confiemos en que no nos lo estropeen. El coro masculino impecable en su papel como siempre, ojalá resuelvan pronto sus problemas laborales.

Y ahora a seguir! Ojalá que las circunstancias no impidan que esto continúe porque vienen un Falstaff y un Tristán que yo no me perdería por nada del mundo. Ahí lo dejo...

_________________
Se il mio sogno si avverasse!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La Cenerentola, Palau De Les Arts
NotaPublicado: 19 Dic 2020 7:48 
Desconectado
Primer atril
Primer atril
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Sep 2015 22:59
Mensajes: 189
Valencia sigue ofreciendo funciones de ópera, no cómo antes, pero casi, y Rossini o la alegría de vivir se interpretó con un aforo importante, digno de revuelta callejera, preparada o no. Sólo un asiento vacío de tanto en tanto para separar a los comprantes de entrada, que pueden ser grupos de hasta cuatro personas, y las mascarillas nos recuerdan a la pandemia. Y es que ya se sabe que lo que en un lugar y condiciones contagia, en otro no, dependiendo de la autoridad competente. Que en un Mitridate en Valencia de 3 horas y con más de 1000 personas no se contagian. Sin embargo, en Barcelona, hora y media y 500 espectadores no es un ambiente contagioso, pero un ratillo más o un puñado más de espectadores, si es de lo más contagioso. Y eso es ciencia pura, hechos empíricos, resultados probados. Aunque si en vez de Mitridate es la Traviata con soprano de éxito, en Barcelona todo cambia. En otro sitio, puede que sí, puede que no, depende del día, la hora, el minuto, el segundo, o de lo que haya comido el tiranillo de turno. El virus, que es muy obediente, sabe dónde, cómo y cuándo debe actuar. Yo ya aprendí muy pronto que el bicho se activa atendiendo a razones de estado, por eso, allá por el mes de mayo, cuando murió mi tía, sus hijos, mis primos, no pudieron estar con ella, ni hacerle un funeral ni asistir a la cremación (dudan que las cenizas que les dieron sean las de ella). En cambio, dos días más tarde, cuando murió Julio Anguita, hubo capilla ardiente en el ayuntamiento de Córdoba y cientos de personas en el funeral, porque, como si fuera fiestón de Pedro J., el funeral del califa rojo era COVID free. Así nos va.


Y así, con la cierta incertidumbre de que será y que haremos estas Navidades los que tenemos a la familia lejos, con la duda de todo y la certeza de nada, alimentada por la falsedad, el desconocimiento y la sobreinformación desinformada, la inmersión en la burbuja de la alegría rossiniana, y si además está bien interpretada, es un soplo de aire fresco, que nos reconcilia con la humanidad, o parte de ella, aunque sea menguante.


La Cenerentola es una maravilla sin tregua, en la que el tiempo vuela, y los conjuntos de arias duetos, tercetos, cuartetos, quintetos, sextetos y coros se suceden con ritmo frenético y sin respiro. ¡Es tan fácil salir con una sonrisa de algo así! Además, en Valencia, casi todo acompaña a disfrutar de una sesión redonda, de las que al salir todo el mundo va con una sonrisa en la boca, y eso, en estos tiempos, vale muchísimo.


La puesta en escena es de Laurent Pelly, es muy pellyana, exigiendo a los cantantes un esfuerzo físico importante, con una coreografía muy compleja pero muy estudiada y con mucho sentido, y muy colorida y efectista. Es una Cenerentola tipo Betty la fea que adolece de dos errores entre muchísimos aciertos: el escenario queda extremadamente abierto y a veces se canta muy lejos de la orquesta, haciendo a las voces, que, siendo rossinianas, algunas no son de volumen excesivamente grande, de difícil audición, y además, debido a la exigencia física ya comentada, algún cantante llega exhausto a su canto, con la respiración jadeante y el fiato resentido. En cualquier caso, es una puesta en escena extraordinaria.


La orquesta, dirigida por Carlo Rizzi, adoleció de pulso rossiniano, de viveza y alegría en el sonido. ¿Estuvo mal? No. ¿Fue memorable? Tampoco. Eché en falta crescendos arrolladores, ritmos saltarines, vamos, más Rossini. Y es que, en Valencia, durante un tiempo, cuando atábamos los perros con longanizas, disfrutamos del inmenso Alberto Zedda. ¡Qué tiempos!


La Cenerentola fue Anna Goryachova, de timbre eslavo y voz oscura, destacó por un despliegue físico brutal, y una aria final, Non piú mesta, muy lucida ella, en la que se lució. Muy bien en las agilidades, Goryachova gustándome, no me entusiasmó. Hay que reconocer que su interpretación actoral merece toda mi admiración. Es una interpretación (la ha hecho también Isabel Leonard) imposible para alguien que no haga deporte un mínimo 5 días por semana, hecho que invalida a casi todas las Mezzos del mundo, por ejemplo, a Cecilia Bartoli.


El charming prince fue Lawrence Brownlee. Su Ramiro fue como es Lorenzo, adecuado en el estilo, fácil en los agudos y en las agilidades, luciéndose en su momento, Si ritrovarla, io giuro, pero con momentos de escasa audición por su volumen, no muy alto de serie, y por una escenografía que no le ayudaba nada. Recuerdo al joven Juan Diego en el Liceo, con Joyce en la senda de Yankee Diva y Patrick Summers destrozando la partitura, como, aun teniendo JD también un volumen muy bajo, la belleza de su timbre y la pulcritud de su técnica compensaban la justa audición. Brownlee no es JD, ni en belleza de voz ni en brillo. Si no fuera porque temo me suspendan el partido, diría que me resultó demasiado oscuro su timbre, aun estando en estilo. Como no quiero que nadie abandone el campo, no lo diré. En cualquier caso, estupendo.


Dandini il cameriere fue un gran Carles Pachón. No le había oído nunca y me alegro de que tengamos un buen y joven barítono, con enorme carrera por delante. Su volumen, junto al del soberbio Carlos Chausson, fue el de mejor proyección y recorrido de todos. Voz natural y limpia, que para un barítono hoy en día es decir mucho, cantó con gracia y belleza y tiene un color de voz muy interesante. Además, se le vio, a pesar de la juventud con mucha seguridad y aplomo. Excelente.


Don Magnifico fue el incombustible e inconmensurable Carlos Chausson. Que decir de él. Inmenso en su interpretación, su voz, su dominio de escena, su proyección, su arte. Un fenómeno hecho cantante. Dios le guarde muchos años al supermaño de mi querida Zaragoza.


Alidoro fue Riccardo Fassi. No estuvo mal. Su volumen también era pequeño y se resintió también por la puesta en escena, cantando casi siempre muy alejado del foso. Tiene buen gusto y timbre agradable, pero no se puede enfrentar a orquestas grandes ni orquestaciones densas.


Tisbe y Clorinda fueron las alumnas del Centro de Perfeccionamiento Plácido Domingo Evgeniya Khomutova y Lasisa Stefan. Ambas muy graciosas, monas, pero muy flojas cantando. Yo ya las he olvidado.


El coro, esta vez exclusivamente masculino, atentando contra la igualdad y la paridad de forma intolerable, ni cantando con la mascarilla puesta pueden disimular lo buenos que son, como siempre.


Entre el público asistente, destacó una pequeña gran colección de habitantes de Onda, que dirigidos por Amolaopera dieron lustre y distinción a una magnifica tarde de ópera, una burbuja dentro de la pestilencia, una reconciliación con el ser humano y un olvidarnos de lo que ha de venir, de lo que nos han de hacer, de lo que van a legislar ahora que estamos maniatados, con la guardia baja, mas no desprevenidos. Sólo espero que cuando todo esto acabe, no tengamos la memoria floja y nos acordemos del atropello y el desatino.


Saludos


Última edición por Mandryka el 19 Dic 2020 18:17, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La Cenerentola, Palau De Les Arts
NotaPublicado: 19 Dic 2020 10:15 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 05 Ago 2007 22:51
Mensajes: 5372
Impagable su crónica Sr. Mandryka y lamento lo de su tía que evidentemente no estaba metida entre los “ políticos” actuales.
Hoy me estrenare con las Traviata liceisticas, también lamentando que la Generalitat valenciana les haya puesto un cerrojo de entrada y salida. A ver como otro tenor rossiniano colega de Brownlee o JDF o ex rossiniano como Korchak , responde en este caso como Alfredo


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La Cenerentola, Palau De Les Arts
NotaPublicado: 20 Dic 2020 13:21 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 05 Ago 2007 22:51
Mensajes: 5372
En el Falstaff que vais a tener a finales de enero, os recomiendo prestéis atención ala lirico ligera que cantarà la Nanetta, Sara Blanch, muy buena cantante.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: La Cenerentola, Palau De Les Arts
NotaPublicado: 22 Ene 2021 0:52 
Desconectado
Primer atril
Primer atril
Avatar de Usuario

Registrado: 27 Jun 2017 16:16
Mensajes: 152
Ubicación: Valhalla
tucker escribió:
En el Falstaff que vais a tener a finales de enero, os recomiendo prestéis atención ala lirico ligera que cantarà la Nanetta, Sara Blanch, muy buena cantante.


Sí, fui a la preestrena y estuvo muy bien. Disfruté mucho la función en general, y a Ambrogio Maestri en particular, gran Falstaff.

_________________
"Mit diesem Zeichen bann ich deinen Zauber".


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 22 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

cron
   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com