Fecha actual 29 Nov 2020 12:55

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 33 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 12 Nov 2020 23:42 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 21 May 2009 16:34
Mensajes: 4928
La nueva producción de Rusalka del Teatro Real llega en una nueva era para su escenario. Por un lado en un Madrid que sigue con su actividad económica y teatral con un Covid-19 acechando con el temor a un nuevo confinamiento, y por otro en un Teatro Real que ha tenido que replantearse su situación tras el escándalo del Ballo el mes pasado. Ahora el teatro se encuentra reubicando a abonados para acomodarse a la nueva normativa de un máximo de un poco más del 60% del aforo. Esta publicación dará cuenta del ensayo general del primer reparto, con lo que se espera mejoría de algo que de por sí será un éxito indudablemente.

La obra maestra de Dvořák se vio solo una vez antes en el Real: en 1924 la compañía de la ópera nacional checoslovaca fue invitada por el teatro, para deleite de nuestros bisabuelos. Hoy regresa en una producción coproducida con Barcelona, Dresde, Bolonia y Valencia, de la mano del director de escena alemán Christof Loy; quien regresa a Madrid tras su exitoso montaje de Capriccio el año pasado en el mismo escenario.

En esta ocasión, Loy nos presenta una historia de teatro dentro del teatro. La acción transcurre en el vestíbulo de un teatro, del que se puede ver la taquilla a un lado. Un elegante y lujosamente sobrio salón. En él, una cama a un lado del escenario nos muestra a una joven enferma descansando. Por el escenario mientras suena la obertura, danzan unas bailarinas de ballet. Porque para el director de escena, esta Rusalka es una hermosa bailarina, lesionada al comienzo de la acción. Las ninfas son bailarinas, quienes solían interpretar a estos míticos personajes en las danzas y así ha quedado en el imaginario colectivo teatral en muchas ocasiones. Las piedras de la orilla del río o del estanque están presentes, donde las ninfas-bailarinas juegan con los mortales. Cuando Rusalka bebe el elixir que le da forma humana, se traducirá en que se recupera de su lesión y puede volver a bailar. El segundo acto tiene lugar en el mismo salón, pero al fondo se ve una imagen del anfiteatro, curiosamente un telón pintado que sugiere representar la ópera de Praga. El ballet es una danza orgiástica y salvaje donde sirvientes e invitados dan rienda suelta a su pasión. El tercer acto muestra esta vez la sala en completo caos, y al fondo unas rocas que llevan a un cielo abierto, que es al que se eleva Rusalka, no como demonio del lago, sino como figura sobrenatural cuya pasión mortal se evapora en una admiración intensa, como la fascinación que ejercen las grandes artistas.

Loy desarrolla el hechizo del mundo de las hadas y lo lleva al del teatro, porque en este el arte y el cómo nos eleva representan en nosotros la misma pasión que despiertan las legendarias ninfas en los legendarios príncipes. Es en el mundo del teatro donde envidias, pasiones como las desatadas en el segundo acto se desatan no solo entre bastidores sino entre el público. Rusalka, como dijo el propio Loy, necesita probar el mundo exterior, pero ese amor la destruirá porque su inocencia no resistirá los avatares de las emociones y relaciones humanas. El genio de Dvořák se muestra en una partitura bellísima, mágica, evocadora, con una dulzura y sensibilidad que se convierten en tragedia cuando la ninfa definitivamente está condenada. Hay que destacar la presencia del arpa para evocar el agua, la naturaleza de donde viene la protagonista, aunque también es muy bohemia en sus danzas, y todo esto sin perder el encanto. Es quizá una pena que el momento más conocido se encuentre al principio de la obra, pero no puede ser de otro modo: la canción de la luna es el momento en que con incomparable candor, la ninfa la evoca para preguntarle por su amado. Y el compositor checo le da a este momento la magia que emociona al espectador.

Ivor Bolton realiza un estupendo trabajo con la Orquesta del Teatro Real, de la que obtiene un sonido bello, a veces lento pero nada metálico, y casi siempre ágil, recreando la hechizante atmósfera de la obra. Memorables las cuerdas a lo largo de toda la obra, así como impresionante el conjunto de la orquesta en los actos segundo y tercero. El Coro titular del Real ha exhibido su impresionante conjunto femenino, que ha dado voz a las ninfas, con una interpretación bella y a la vez melancólica y enérgica cuando repudian a su hermana. Lástima que canten fuera de escena, ya que en el segundo acto el coro ha sido sustituido por bailarines y actores.

Asmik Grigorian interpreta a Rusalka, en una entregada interpretación, aún reciente su enorme éxito como Salomé en Salzburgo hace dos años. Grigorian, soprano de gran belleza y capaz de bailar y hacer pasos de ballet según las indicaciones de la puesta en escena, canta una Rusalka dramática cuyo cénit se alcanza en un tercer acto inolvidable. Reservada en el primer acto, su versión de la famosa Canción de la Luna fue tierna, introspectiva, pero no al nivel excelso del acto final. La voz es bella, de timbre un tanto oscuro, conveniente en los desgarradores dos actos finales.

Eric Cutler sufrió una lesión hace unos días, lo que hace que cante esta función con muletas. La voz es heróica pero el timbre no siempre es grato, sobretodo cuando se va al agudo, aunque logró uno impresionante al final del primer acto. También reservado al principio, para realizar un segundo acto interesante y un tercero casi al memorable nivel de Grigorian.

Karita Mattila regresa al Teatro Real después su icónica Katia Kabanova en 2008, pero ya como la villana, en el breve rol de la Princesa Extranjera. La voz está ya desgastada (el agudo no es lo que era), pero la autoridad, la clase, las tablas después de dos décadas de increíble carrera, así como el grave, y el caudal vocal que mantiene hacen que se robe la función en el segundo acto, incluso siendo más primadonna que la propia Grigorian.

Katarina Dalayman debuta en el Real como la hechicera Jezibaba. Conocida por sus interpretaciones pasadas de las grandes heroínas wagnerianas, hoy en día es una mezzosoprano. Si bien como actriz ha estado indiscutiblemente soberbia, vocalmente ha estado contenida pese a haber cantado bien y al igual que Mattila, tener un más que apreciable grave.

La gran sorpresa de la noche ha sido el Vodnik de Maxim Kuzmin-Karavaev, un joven bajo ruso con una gran voz de apreciable caudal, y bellísimo sonido, con unos graves magníficos, además de muy bien actuado.

El resto del reparto se mantuvo a un gran nivel, con Sebastiá Peris como un excelente cazador, igualmente estupendos Manel Esteve y Juliet Mars como los criados. De las tres ninfas, destaca la mezzo Rachel Kelly, con una impresionante voz en el rol de la segunda de ellas, e increíbles agudos.

Me he emocionado cuando he visto a Loy saludando en el escenario, tan cerca de mí. Quizá porque he recordado la tirria que le cogí en este foro por su horripilante Lulu, y la que muchos foreros me cogieron en consecuencia por criticarla con tanto encono. Siempre pensé en lo que me gustaría decirle si volviera, y por suerte no volvió en mucho tiempo al Real, ya que no le gustaba a Mortier. Siempre pensaba en gritarle desde arriba "Loy Killed Lulu!"... ay, la juventud. Once años después de esa producción fallida, siendo un poco más maduro, he llegado a reconocer que sus producciones de Capriccio y ahora Rusalka son capaces de hacer las delicias del público y de recrear de forma interesante el mundo onírico, íntimo y personal de estas dos obras. Y que me han llegado incluso a gustar. Por eso cuando he visto a mi antiguo enemigo he aplaudido este bello trabajo y he sentido algo recordando aquellos días pasados.

Loy se ha superado a sí mismo, en una producción que está destinada a ser uno de los más grandes éxitos de esta temporada. Después de casi un siglo, algo inexplicable, la genial ópera de Dvořák ha regresado a Madrid para conquistar a los afortunados que puedan verla.

_________________
O Wort, du Wort, das mir fehlt!

https://emocionesliricas.blogspot.com.es/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 13 Nov 2020 1:43 
Desconectado
Administrador
Administrador
Avatar de Usuario

Registrado: 16 Sep 2013 14:21
Mensajes: 826
Ubicación: San Francisco
¿Cómo fue eso que se ha visto comentado por ahí de que pararon en medio de la función y repitieron parte de una escena?


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 13 Nov 2020 1:59 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 18 Ago 2010 21:22
Mensajes: 3831
Parece ser que esta noche Ivor Bolton ha parado la orquesta y la función se detuvo por varios minutos, con el consiguiente escándalo mayúsculo. Un estreno de Rusalka movidito, por lo tanto. Se ha armado la mundial.

_________________
"Alla cantata ancor manca la diva"
-------------------------------------
Butaca en Anfiteatro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 13 Nov 2020 9:44 
Desconectado
Maestro de coro
Maestro de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Nov 2010 21:37
Mensajes: 471
Parece ser que el maestro sufrió una indisposición

_________________
--
Lo que pasa por la mente y no nos atrevemos a escribir
http://pensamientospastosos.com


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 14 Nov 2020 12:13 
Desconectado
Figurante
Figurante
Avatar de Usuario

Registrado: 11 Jun 2019 12:38
Mensajes: 20
Ubicación: En la ópera
Segundo reparto en la función del 13 de noviembre.
Disfruté mucho con esa maravillosa cantata que es Rusalka. Sobre todo con la orgía del ballet del segundo acto, en horario de tarde, claro, en estos tiempos que corren ya me apetece una de gambas.
La orquesta estuvo un poco apelmazada en las cuerdas en la obertura, pero se soltó pronto. El montaje, pues en la línea del estándar de Loy o de Sagi, que valen para un roto y para un descosido. La misma silla caída (mensaje subliminal) de Capriccio, o de I Puritani, confundo los detalles.
Los solistas, en la línea habitual. La soprano que hacía de René Flemming, que se llama Olesya Golovneva, sin graves. Aún así la canción de la Luna es tan bonita que consigue emocionar ( la música, no ella). Además se empeñaba en ir por detrás de la orquesta, y no es que Bolton metiera caña. Muy bien en el segundo acto.
El príncipe, como el resto del reparto, a menudo tapado por la orquesta. Con un timbre agradable para el papel, con una voz que no corre. Es David Butt Philip. Recuerdo haber oído en el un teatro al cantor Klaus Florian Voight bordando el papel, difícil de igualar.
El señor de las aguas, Vodnik aquí, Andreas Kanabas, potente y sin agudos. Lo normal.
Del resto nada que reseñar. Agradable en su conjunto. La musica, maravillosa. Intentaré repetir con el primer reparto.
Saludetes.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 15 Nov 2020 16:46 
Desconectado
Comprimario
Comprimario
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Mar 2017 11:08
Mensajes: 307
Función del sábado 14. Tres horas de música y cuentos de hadas en este Madrid asolado. Un verdadero bálsamo para el alma. Gracias a los músicos, a los cantantes, por ayudarnos a seguir vivos. Recordaba yo la Depresión del 29, cuando los pobres norteamericanos que lo habían perdido todo, escuchaban por radio las retransmisiones del MET y volvían a soñar.

Damas y caballeros, Grigorian es una soprano espectacular. Vayan a verla aunque tengan que empeñar el abrigo para pagar la entrada, como aquel bohemio que lo empeñó con gusto.
Lleven unos prismáticos al teatro, como nuestros abuelos llevaban a las revistas para ver las pantorrillas, porque además de cantar de manera esplendorosa es muy guapa, actúa de maravilla y tiene un primer plano de no olvidar.
En cuanto a la puesta en escena, pues no vale nada, excepto los últimos cinco minutos, que son la salida de Rusalka de escena. Memorable de verdad Grigorian saliendo de la escena. No me emocionaba tanto desde la salida de Callas del Palacio Farnese, cerrando la puerta sin mirar atrás.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 17 Nov 2020 18:22 
Desconectado
Maestro de coro
Maestro de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 22 May 2006 12:21
Mensajes: 522
Ubicación: Madrid
Rusalka, día 16 (lunes)
Impresionante Asmik Grigorian, hija de Gegam Grigorian (tenor que cantó varias veces en el Liceo a finales de los 90).
No se reservó nada. Empezó suave y se fue creciendo y haciendo evolucionar el personaje hasta un final del segundo acto y un tercero de quitarse el sombrero. Qué señora. Espectacular.
Eric Cutler a su lado cumple pero sin emocionar. Logra buenos momentos pero la voz es irregular y la orquesta se lo comía.
Y es que a Ivor Bolton ya le vale. Todo sonando muy bien, muy lentito... Y MUY FUERTE. El perfecto enemigo de los cantantes. Con Rusalka no pudo, pero al resto los maltrató de manera inmisericorde.
El Vodník de Maxim Kuzmin-Karavaev muy correcto, bonita voz... ay, interpretación plana.
Y las malas tirando de tablas: Karita Mattila con su característica emisión nórdica y la voz ya tocada, pero soltando sus buenos pepinazos arriba y controlando abajo. Interpretativamente estupenda.
Y la Dalayman pues correctita, sin el poderío imprescindible que tiene que tener su papel pero salvándolo.
Bien los secundarios, alguna ninfa un tanto despendolada pero en global bien.
Al coro casi no se le oye. Punto.

La ópera tiene dos actos maravillosos y un tercero que a mí se me hace eterno hasta que llega el dúo final. ¿Es que no había por ahí a mano ninguno de esos cortes "impuestos por la tradición"? Si a eso añadimos que el director de escena no aporta nada en este último acto, el final de la obra se puede hacer cuesta arriba.

La dirección escénica tiene un punto original con lo de la Rusalka bailarina. Y no cambia nada de nada la narrativa ni el argumento: es la misma historia de la sirenita de toda la vida. Ambientada en un teatro en vez de en un lago, ok y con Rusalka que quiere bailar en vez de andar, ok. Pero no es transgresora ni pretende epatar. Hay una princesa mala, una bruja, un padre, unas hermanas, un príncipe y la pérdida del habla. ¿Que están puestos en otros ambientes? Pues sí, pero nos cuentan lo mismo de siempre. Nada que ver con la vistosa Rusalka-pilingui-no-te-vas-a-enterar-una-mierda-de-lo-que-intento-contarte del Liceo de hace unos años. Es una puesta tradicional y conservadora. Con dos actos muy descompensados respecto al último también escénicamente.

Tuve que salir escopetado porque la función acabó a las 23:20 y aquí uno se tenía que atravesar todo Madrid para llegar a casa antes del toque de queda (que si no se me convierte el coche en calabaza). No pude quedarme a los aplausos pero por lo que oí, fueron generosos. Llegué a las 23:55, echando el bofe.

Merece la pena conocer, escuchar y ver a Asmik Grigorian. Es de las que dejan huella. Y el resto, como suelo decir yo, nivel Teatro Real, más que correcto pero no para tirar cohetes, destacando Mattila.
Imagino que se grabará para su emisión en MyOperaPlayer.

Precisamente esta semana emite el Met en Streaming la Rusalka de 2014 de Renée Fleming. Para los amantes de las comparativas.
Y en los últimos días he estado escuchando en Spotify una Rusalka divinísima en directo con Teresa Stratas y Willard White, superrecomendable y supercortada.

_________________
.

operitas


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 17 Nov 2020 20:17 
Desconectado
Maestro de coro
Maestro de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 01 Nov 2010 21:37
Mensajes: 471
Grigorian en la Manon Lescaut de Olle en Frankfurt fue de lo mejorcito de mi temporada pasada. En este vídeo de la producción se ven algunas de sus escenas.. y qué manera de actuar!

https://www.youtube.com/watch?v=NKMh9Q7NEq0

_________________
--
Lo que pasa por la mente y no nos atrevemos a escribir
http://pensamientospastosos.com


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 17 Nov 2020 20:48 
Desconectado
Maestro de coro
Maestro de coro
Avatar de Usuario

Registrado: 22 May 2006 12:21
Mensajes: 522
Ubicación: Madrid
Ahora me veo la Manon Lescaut cuando mi churri se ponga con el fútbol.

Otro asunto sobre Rusalka en el TR: LA MALA EDUCACIÓN de ciertas personas del público.
Directamente no entienden qué significa un protocolo de seguridad y ya estaban quitando bandas de las butacas clausuradas para cambiarlas de sitio, montando pollos por quién se sentaba al lado o pretendiendo cambiarse de zona. Los pobrecillos acomodadores de mi zona no dieron abasto, y encima soportando improperios.

_________________
.

operitas


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 23 Nov 2020 4:43 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 18 Ago 2010 21:22
Mensajes: 3831
Función de hoy domingo. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto en un teatro con una ópera.
Primero: QUÉ OBRÓN. Apenas se programa (y eso que estamos hartos del tan trillado ABC) y estamos ante una obra sólida como una roca. Tres horas de música SIN UN SOLO MOMENTO QUE DECAIGA y con un dúo final ANTOLÓGICO, de caerse de espaldas. Qué bella sorpresa esta obra sobre la que nunca me había detenido como se merece. Vemos Verdis y Donizettis una y otra vez (muchas veces en versiones que no aportan nada verdaderamente interesante como para justificar otra reposición), pero una partitura del calado lírico y sinfónico de Rusalka (de influencias tan netamente wagnerianas no pocas veces) lleva sin representarse en el Real ¡¡desde 1924!! Incomprensible.
No debe ser fácil decidir qué hacer con Rusalka escénicamente, porque después de todo es un cuento de hadas sin mucha profundidad; pero al mismo tiempo hacer una lectura clásica (con sirenas y tal y cual) no tiene mucho interés. En este sentido, el acercamiento de Christoph Loy parte de un simbolismo evidente al convertir a Rusalka en una bailarina tullida, que no puede bailar y que ve pasar constantemente los resquicios de un pasado que no va a volver. Tiene sentido, funciona y es comprensible. Habría que ver entonces en qué estamento superior se sitúa el príncipe aquí (esto es, quién es con respecto a ella para resultar inalcanzable) y por qué convertir a la bruja Jezibaba en la taquillera, símbolo que tampoco comprendí bien. En cualquier caso, hay un trabajo de dirección de actores y la propuesta (más allá de esa horrenda roca que no aporta nada en medio de ese salón tan estilizado) se ve con agrado. Por cosas que pasan, el tenor que canta el Príncipe en mi reparto lo hace un cantante esguinzado, y por lo tanto en muletas, creándose así una paradoja que refuerza el konzept: Rusalka huye de sus muletas y de su cojera para volver a caminar, bailar y conquistar a un hombre... que lleva muletas, tal y como llevaba ella antes. Me parece, insisto, una contradicción hermosísima, poderosa que, aunque sea fruto de la casualidad, si yo fuera Loy estudiaría dejar así. Como idea es poderosísima y el efecto dramático es incuestionable.
Cansado de leer que la ópera son las voces, que lo actoral y lo físico no importa, me encuentro con Asmik Grigorian. Una mujer con un físico de actriz de cine (me recordó no poco a Juliette Binoche) capaz de hacerse el primer acto a la pata coja, hacer danza clásica (puntas constantemente, pero además abre el ballet del segundo acto) y que tiene una voz no especialmente grande pero perfectamente proyectada, cálida y cremosa y recita e interpreta con la clase de una verdadera actriz. Desde luego es un gusto encontrar intérpretes con esta intensidad, esta entrega, y este grado de convicción por la propuesta. ¿Que hay alguna nota fuera de su sitio en un papel endiablado? La hay, pero las compensa sobradamente con una entrega de las que rara vez se ven hoy en un teatro. Irradia PERSONALIDAD, en unos tiempos de artistas tan impersonales.
Eric Cutler le echa un par de huevos al seguir adelante con su rol pese a su lesión e integrarla en la trama. Desde luego es un cantante musical y aseado; pero esta parte pide otro tipo de timbre (me causa estupor ver las cosas que canta, porque para mí no debería pasar del Rodolfo de Bohéme...) así que lo saca adelante con más arrestos que verdaderos resultados. In crescendo, el dúo final de la ópera es un gran momento junto a Grigorian.
Decepcionante Jezibaba de Katarina Dalayman, que se supone que en algún momento más o menos reciente fue una Brunhilde de referencia en primeros teatros; pero que ahora suena agria y apagada en un papel de contralto con una tesitura que no huele ni por asomo. En el breve pero agradecido rol de la Princesa Extranjera, Karitta Mattila inicia su declive; pero parece haberse sabido refugiar con habilidad en este tipo de roles de carácter. Tiene una presencia arrolladora caracterizada como algo a medio camino entre una MILF y una villana de culebrón de sobremesa, pero solo el verla entrar, quitarse el chal y arrojarlo al suelo con desprecio ya justifica su interpretación. ¡Qué clase! Hacia el final de su intervención, aun pega un buen par de pepinazos, demostrando que la que tuvo retuvo. Correcto, aunque tal vez poco cavernoso y de color más claro de lo deseable, el Vodnik de Maxim Kuzmin-Karavaev, muy desenvuelto como actor.
Muy en su lugar las tres Ninfas, verdadermente estupendo Sebastiá Peris en su breve pero lucida intervención, bastante apurado Manel Esteve y realmente sonrojante Juliette Mars (¿es necesario realmente traer a una cantante de fuera para un partichino y que encima lo cante ASÍ?).
Bien el coro en sus internos, aseada la dirección de Bolton (aunque a veces no demasiado acorde con los tempi de los cantantes) y la orquesta en su línea media habitual.
En cualquier caso, disfruté mucho. Creo además que fue la primera ópera que vi en condiciones normales desde que comenzase todo esto: escenificación completa y todos sin mascarillas.
Termino como empecé. Con la de repertorio trillado que nos estamos comiendo día sí, día también que Rusalka no se ponga casi nunca... No hay derecho.

_________________
"Alla cantata ancor manca la diva"
-------------------------------------
Butaca en Anfiteatro


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 23 Nov 2020 9:19 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Ene 2008 1:47
Mensajes: 4621
Ubicación: Costasoleña.
Le dedica más a Karita Mattila que a la Dalayman o a la protagonista.
Si al final, las cosas son como son.

_________________
"Empia razza, anatema su voi!La vendetta scenderà!"


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 23 Nov 2020 12:10 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 03 Ago 2009 0:14
Mensajes: 11524
Como el remoquete de que "se dan óperas de Verdi y Donizetti sin interés. Y de Wagner también. Lohengrin, Tannhäuser, Holandeses mediocres a punta pala. Sin ir más lejos, en verano de 2019 ví tres óperas en Bayreuth, no en Cieza, y quitando el memorable Parsifal, las otras dos, de interés escasito.

De Donizetti se ponen siempre las mismas. Ya quisiera yo ver Caterina Cornaro o Maria di Rohan. Como no sea en Bergamo...

Espero que el Sr. Gruberoviano abandone los topicazos a los que es tan afín últimamente y no verle aparecer por Italia :evil:
A engrandencer la lista sólo con óperas centroeuropeas. :evil:

En cuanto a Rusalka es una ópera magnífica y se pone poco, pero más de lo que se dice. De todos modos, como ya ha señalado algún forero, el último acto hasta que llega el sublime dúo final se me hace pesadito. Lo del guardabosques y el pinche, un rollo.

_________________
"No se puede dar el paso más largo que la pierna" (Alfredo Kraus)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 23 Nov 2020 18:04 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Ene 2008 1:47
Mensajes: 4621
Ubicación: Costasoleña.
"Qué tiempos aquellos" en que se inició el Teatro Real.
Miren los títulos.
Y me refiero al siglo XIX.
Y los elencos.
Acción= reacción.

_________________
"Empia razza, anatema su voi!La vendetta scenderà!"


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 23 Nov 2020 18:08 
Desconectado
Div@
Div@
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Ene 2008 1:47
Mensajes: 4621
Ubicación: Costasoleña.
Carl Tunner escribió:

En cuanto a Rusalka es una ópera magnífica y se pone poco, pero más de lo que se dice. De todos modos, como ya ha señalado algún forero, el último acto hasta que llega el sublime dúo final se me hace pesadito. Lo del guardabosques y el pinche, un rollo.

Recuerdo la "Rusalka" liceista, que no pude ver y sí oír, aunque incompleta pues Herheim metió mano a la partitura. No le convenía a su escenografía.

_________________
"Empia razza, anatema su voi!La vendetta scenderà!"


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Rusalka en el Teatro Real. Noviembre de 2020.
NotaPublicado: 23 Nov 2020 23:55 
Desconectado
Administrador
Administrador
Avatar de Usuario

Registrado: 16 Sep 2013 14:21
Mensajes: 826
Ubicación: San Francisco
Pues a mí lo del guardabosques y el pinche me gusta.

Curiosamente, esta ópera se ha visto mucho en los principales teatros de Norteamérica últimamente. Desde 2017 he visto producciones en Nueva York, Toronto y San Francisco. Y en los últimos cinco años la han montado también en Chicago y Houston (y alguna pequeña).


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 33 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com