Fecha actual 17 Oct 2017 10:00

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 4 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Recital Gregory Kunde en Jerez
NotaPublicado: 11 Ago 2017 18:45 
Desconectado
Primer atril
Primer atril

Registrado: 06 Jun 2009 11:08
Mensajes: 216
Ubicación: Sevilla
IV Tío Pepe Festival. Programa: Fragmentos de ópera y de musicales. Tenor: Gregory Kunde. Soprano: Linda Wojciechowski. Piano: José R. Martín. Lugar: Bodegas González Byass (Jardines de Villa Victorina). Fecha: Jueves, 10 de agosto. Aforo: Casi lleno.

Con un lleno casi absoluto, los Jardines de Villa Victorina asistieron en la noche del pasado jueves a la inauguración de la cuarta edición de este singular y selecto programa musical y gastronómico, una original, valiente y atractiva oferta para el verano jerezano. Esta primera noche estuvo dedicada a uno de los tenores que más suenan en la actualidad en el panorama internacional, el norteamericano Gregory Kunde, que en esta ocasión se presentaba en Jerez con la participación de su esposa, la soprano Linda Wojciechowski, con un programa en la primera parte transitaba por algunos de los más conocidos fragmentos de ópera y que en la segunda recalaba en clásicos musicales de Broadway.
Al inicio del programa, con dos canciones de cámara de Verdi, Kunde evidenciaba una voz aún fría, sin colocar, a la que le costaba encontrar el punto exacto de articulación y de impostación, así como el clima expresivo propio de este tipo de composiciones. Tras casi cuarenta años de carrera, la voz ya no responde con nitidez en las dinámicas más sosegadas, le cuesta apianar, terreno en el que el sonido pierde consistencia, por lo que Kunde, sabedor de ello, intenta siempre llevar su interpretación al terreno del forte, la zona en la que la voz aún con corre con cierta pegada. La voz en origen es la de un baritenore, un tenor de tintes oscuros, con consistencia en el centro y facilidad para el ascenso al agudo, lo que le hizo prosperar en sus primeros años en los papeles heroicos del repertorio rossiniano. Ahora, cuando la voz ganó en potencia y anchura, se ha aposentado en la región de los tenores spinto y, así, abordó el famoso “Adiós a la vida” de Tosca, que sólo sonó con solvencia en la segunda parte, porque en la primera, un parlato en el que los reguladores son esenciales, la voz era quebradiza. Se evidencia en su técnica de canto una insuficiente técnica respiratoria. En el fragmento de Faust ("Salut, demeure chaste et pure") no había canto sul fiato, sino una emisión a base de empujones de diafragma y golpes de glotis, con finales de frase aspirados, que impedía desarrollar la elegante línea de canto que la pieza demanda. Dadas sus condiciones técnicas y estilísticas, en esta primera parte sólo brilló en el Vesti la giubba de la ópera Pagliacci, una pieza a la medida de sus condiciones actuales. Hizo un serio esfuerzo por regular en el inicio del dúo del final del primer acto de Otello, para ir acreciendo paulatinamente el sonido, pero se encontró con el escollo final con el La natural del Venere splende, sofocado y tremolante.
Afortunadamente para los asistentes, la segunda parte encontró a un Kunde más cómodo con el repertorio de algunos clásicos de Broadway como West Side Story, Show Boat, Carousel o El fantasma de la ópera. Con una emisión mixta, poco impostada, similar a las de los clásicos crooners, Kunde perfiló muy buenas versiones del famoso Maria del musical de Bernstein y, sobre todo, de una fantástica interpretación de la gran canción Love is here to stay de Gershwin. A gran altura estuvo también en el primer bis, esa maravillosa What a wonderful world de Thiele/Weiss.
Wojciechowski cumplió sin más en sus intervenciones, a solo y en compañía de su marido. La voz tiene tintes metálicos, con agudos chillones y tendencia a un exceso de vibrato, a la vez que le falta una mayor carga expresiva en el fraseo, lo que quedó bien claro en una versión de la canción de Vilya de La viuda alegre sin languidez ni morbidez. En los musicales no modificó la emisión, como sí lo hizo Kunde, con lo que la disparidad sonora se hizo evidente.
El concierto se vio perjudicado por una amplificación excesiva y muy desequilibrada del lado del piano, que sonó metálico y saturado, lo que añadido a la rudeza del pianista y su exceso de pedal desembocó en momentos de confusión sonora.

_________________
Io non sono che un critico (Jago en "Otello")


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Recital Gregory Kunde en Jerez
NotaPublicado: 11 Ago 2017 21:09 
Desconectado
Maestro de coro
Maestro de coro

Registrado: 12 Ene 2016 4:29
Mensajes: 463
Gracias por la crónica.

Mr. Kunde ya debe ir dosificando sus presentaciones, para dejarnos el grato sabor de años atrás y nosotros tampoco pedir milagros.

Aquí hay un cierto reflejo de la crónica, en otro lugar en días previos.

Son muestras cortas, pero clarifican:

https://youtu.be/gP2UyCB0naQ

https://youtu.be/ozjvUq9J7Vs

Aprovechó Mr. Kunde un rato de sol por estos días o la respiración ya le juega pasadas?

Saludos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Recital Gregory Kunde en Jerez
NotaPublicado: 12 Ago 2017 18:19 
Desconectado
Segundo atril
Segundo atril
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Sep 2015 22:59
Mensajes: 120
Aprovechando mi descanso estival en esa maravilla que es El Puerto de Santa María, al que tengo la costumbre de acudir año tras año, también me acerqué a Jerez a ver a Don Gregorio y esposa en el marco incomparable de las bodegas de González-Byass.

Y he de decir que no sólo coincido con Mengíbar en su crónica, sino que me ha robado palabras de mi pensamiento, por lo que intentaré no repetirme en cronicar lo que vi y que él ha descrito con perfección y atino.

Los conciertos del Festival Tío Pepe de Jerez son más un acontecimiento social que musical. El concierto es la excusa. Un día viene Kunde, al día siguiente el dúo dinámico, al siguiente Miguel Poveda, luego Bárbara Hendricks y termina Miguel Bosé. De todo un poco, vamos.

El concierto comienza a las 9 y media, pero abren el Club del Festival (el bar) a las 8. Después del recital se sirve una cena pija de dos estrellas Michelin para quien se la quiera pagar y para quien no, el bar sigue abierto hasta las tantas. Desde el punto de vista festivalero, todo está organizado de maravilla: gente guapa, morena y arreglada de sarao marbellí al aire libre en ese lugar privilegiado que son las maravillosas bodegas y sus jardines. El fino y la noche jerezana hacen el resto. En fin, la música es la excusa para divertirse y a quien le guste, ver y dejarse ver. Lo sentí mucho por alguno de ellos ya que mi presencia, con la de mi querida esposa, su hermana y su madre eclipsaron a los que a la pasarela acudieron ya que la prensa estuvo toda la noche pendiente de nosotros. A Carmen Lomana, convenientemente colocada en primera fila, se le oyó decir: “Jopetas, el Mandry y su familia! Si lo sé me quedo en Marbella, te lo juro!”.

Vamos a lo musical, que es de lo que se trata.

El escenario se sitúa en la parte central de los Jardines de Villa Victorina, al aire libre y con estanque de por medio. Eso provoca que se cante con micrófono, amplificación y altavoces, empezamos mal. Si a eso le añadimos una amplificación desproporcionada y mal ajustada y un pianista que aporreaba el piano el resultado estuvo muy lejos de ser aceptable.

Kunde empezó muy frio de voz y muy caliente de actitud. Dicharachero y simpático estuvo toda la noche y se le veía contento de estar ahí. Empezó pidiendo un aplauso a la botella de Tio Pepe. No sé, pero juraría que ha tomado lecciones aceleradas y que ya sabe distinguir el Fino del Amontillado y ambos del Oloroso y no sólo teóricamente. Pues, bien, las canciones de Verdi “Il Tramonto” y “Brindisi” las cantó simplemente mal, atropellado y destemplado. Mejoró algo con“E lucevan le stelle” y “Vesti la giubba” en pero no consiguió ni emocionar ni convencer y eso que a Kunde siempre le encuentro, como mínimo, entrega y verdad en su canto. Su “Salut! Demeure chaste et pure” y el dúo con su mujer “Gia nella notte densa” fueron muy flojos.Tampoco encontré a Gregory ni sobrado de fiato ni cómodo en las agilidades ni en las regulaciones. Hay que decir que no es lo mismo cantar con orquesta y Ramón Tebar en la batuta, como en su último CD, que teniendo detrás a un pianista de circunstancias.

Por otro lado, era la primera vez que cantaba profesionalmente con su mujer y se comprende perfectamente, ya que, aunque tienen complicidad, ella no da la talla vocalmente ni de lejos. Linda destrozó convenientemente el vals de Musetta, que fue un espanto, y aunque peor no lo hizo en el resto (era imposible) su canto fue gatuno y chillado dejándonos, por obra y gracia de la amplificación electrónica, sordos con estridentes chirridos desagradables.

En la segunda parte todo mejoró, por un lado debido a que Gregory se sintió muy agustito de Crooner y adoptó la emisión al estilo, por otro lado porque la música y las dinámicas se adaptan mejor a la microfonía y altavocía y por último porque el pianista, a quien nadie había disparado incomprensiblemente, se manejó mejor en este repertorio. Linda siguió chirriando como en la primera parte. Coincido con Mengíbar en que lo mejor de la noche llegó con un excelente “Love is here to Stay” de Ira y George Gershwin, en la hasta el pianista estuvo inspirado. Pasearon por Carousel, Show Boat, El fantasma de la ópera y West side Story de forma y manera agradable. Al acabar nos ofrecieron dos bises, un excelente What a wonderful world por Kunde y un espantoso brindis de la Traviata por ambos, para el que Gregory abrió una botella de fino, llenó dos copas y, al menos él, bebió de la suya.

Durante el descanso charlé un rato con Ismael Jordi, que andaba por ahí, y a quien vi también actuando en el mismo festival el año pasado. Estuvo muy simpático y comentamos la faena que sufrió el año pasado teniendo que cantar en la bodega de los Gigantes, local inadaptado para el canto en directo y a pelo, pero coincidimos en que la amplificación electrónica al aire libre tampoco es la solución adecuada y que el sonido era deficiente. Creo que si nos ceñimos al recinto de González Byass, la bodega de los apóstoles sí que reúne las condiciones adecuadas para un recital de lírica y el micrófono (o el playback) que se lo dejen a Miguel Bosé.

Nada más terminar el concierto sólo nos fuimos tres y yo fui uno de ellos porque tenía que madrugar al día siguiente, y la pena se me quedó en el alma. A partir de ahí, la noche jerezana debió de ser maravillosa.

Y la música no era más que una excelente excusa.

Saludos


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto: Re: Recital Gregory Kunde en Jerez
NotaPublicado: 13 Ago 2017 0:31 
Desconectado
Div@
Div@

Registrado: 05 Ago 2007 22:51
Mensajes: 4356
Noto que en Jerez o en ese festival, la música es una simple excusa para otro tipo de divertimentos
Bueno, es lo que tiene alguno de esos llamados festivales / conciertos / recitales de verano. :lol:
Esperemos que D. Gregory se prepare bien el Poliuto liceistico prox.invierno, rol tenoril más que complicado y de belcantismo heroico


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 4 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 9 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

   
     
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com